Bigstock

Hoy en día, muchas personas están interesadas en adquirir conocimientos sobre salud general. Algunos contratan los servicios de entrenadores personales y nutricionistas que les ayudan a ser proactivos en cuanto a sus objetivos de salud a corto y largo plazo. Las personas quieren sentirse y verse lo mejor posible a corto plazo, así como adelantarse a los malos hábitos que podrían dar lugar a enfermedades graves en el futuro.

Esta dedicación a la salud proactiva se extiende a la boca, y los pacientes actuales buscan dentistas que les proporcionen una atención dental proactiva. Los pacientes modernos no solo quieren recibir tratamiento para los problemas dentales, sino también unos cuidados avanzados que les permitan lograr una salud bucodental completa. Aquí le explicamos cómo atender mejor a estos pacientes motivados.

Refuerzo positivo
Según un estudio de Colgate realizado por Kantar, el paciente moderno desea obtener un refuerzo positivo de su dentista por lo que está haciendo correctamente. A menudo los pacientes comentan que su dentista anterior les reñía por no usar hilo dental, no cepillarse o no realizar revisiones dentales con regularidad. Esta percepción de un juicio de valor puede hacer que los pacientes dejen de acudir a sus revisiones habituales de higiene y que se desanimen acerca de cualquier progreso que hayan hecho.
A los pacientes les gusta sentirse apoyados en los progresos que hacen, no avergonzados de sus errores. Los profesionales de la salud dental pueden actuar como orientadores de sus pacientes y animarles a mejorar en áreas específicas al hablarles de los beneficios de una boca sana para la salud sistémica.

Decisiones fundamentadas y en colaboración
Otro comentario que a menudo se escucha de los pacientes es: “Me sometí a ese procedimiento únicamente porque mi último dentista me dijo que lo hiciera”. Para cualquier tratamiento que recomiende, ya sea usar hilo dental con más frecuencia o restaurar un diente roto, debe informar a los pacientes de los beneficios que conlleva para su salud bucodental y general. Por ejemplo, se ha demostrado que una buena salud periodontal (lograda mediante un cepillado exhaustivo y el uso habitual de hilo dental) se corresponde con una buena salud cardíaca.
Una vez que hayan considerado estas recomendaciones, deje que los pacientes tomen sus propias decisiones fundamentadas acerca del tratamiento. Los pacientes modernos desean colaborar con su dentista en la toma de decisiones acerca de sus cuidados bucodentales, y no simplemente que le digan lo que debe hacer.

Cuidados dentales proactivos integrales
Los pacientes modernos desean ser proactivos con respecto a sus cuidados dentales en lugar de reaccionar cuando surge un problema. Aunque no tengan caries ni otras enfermedades bucodentales, estos pacientes aprecian las recomendaciones proactivas dirigidas a mantener una salud bucodental completa. El cuidado dental proactivo puede incluir consejos generales y recomendaciones personalizadas.
• Recuerde a los pacientes la importancia de los cuidados preventivos, como cepillarse los dientes y usar hilo dental, para reducir el riesgo de caries y problemas periodontales. Según un informe de Colgate realizado en colaboración con Kantar, los pacientes proactivos desean cuidar su salud bucodental al completo, no solo sus dientes. Recuerde que los dientes representan solo el 20 % de la boca y explíqueles cómo mantener sanas las encías, la lengua y la mucosa oral.
• Un paciente moderno informado comprenderá lo que es la caries dental e incluso cómo se produce. Puede aprovechar estos conocimientos durante las revisiones habituales de higiene, evaluando y comentando su riesgo individual de caries y los factores del estilo de vida que contribuyen a este riesgo.
• Recomiende el uso de flúor para prevenir las caries dentales, reducir la sensibilidad y fortalecer el esmalte.
• La higiene bucal y la reducción del nivel de bacterias no son las únicas formas de proteger la salud bucodental de los pacientes. Remítales a un especialista en ortodoncia si cree que está justificado para eliminar los depósitos de placa y permitir una limpieza más a fondo de los dientes. También puede hablar con los pacientes que practiquen deporte, incluidos los niños y adultos que participen en actividades deportivas de forma no profesional, sobre el uso de un protector bucal personalizado durante la práctica del deporte para reducir el riesgo de rotura de dientes y otras lesiones bucofaciales.
En resumen, ¡escuche siempre a sus pacientes! Pregúnteles qué les gusta de sus dientes y qué querrían mejorar. Una buena salud bucodental otorga a los pacientes dentales modernos una sensación de orgullo y confianza en sí mismos, ya que demuestra que han invertido en sí mismos. Como profesionales dentales, nos encontramos en una posición privilegiada para capacitar a los pacientes y ejercer un impacto positivo en su salud general.

Dr. Ryder Waldron
Odontólogo general en ejercicio, coanfitrión del podcast Dental Realist y coautor de los libros «¿Así que quieres ser dentista?» y «¿Así que ya eres dentista?»