Las investigaciones apuntan a que el control de la tensión arterial debe ser más exhaustivo en aquellos pacientes con problemas de salud en sus encías.

El trabajo ha sido publicado en la revista Hypertension

Investigadores italianos concluyen que la falta de cuidado de la salud bucodental complica el tratamiento en aquellos pacientes que sufren esta enfermedad cardiovascular y, a la vez, periodontitis.

Las investigaciones apuntan a que el control de la tensión arterial debe ser más exhaustivo en aquellos pacientes con problemas de salud en sus encías.

Científicos de la Universidad de L’Aquila, en Italia, revelan con un nuevo estudio que la hipertensión arterial está relacionada con la falta de higiene bucal. El trabajo ha sido publicado en la revista científica Hypertension y concluye que aquellos pacientes hipertensos, que además sufren periodontitis, tienen hasta un 20% menos de probabilidades de mejorar sus niveles de presión arterial, en comparación con aquellos que mantienen su boca sana.

De este modo, la investigación realizada sobre 3.600 personas con tensión arterial alta, concluye que las personas con encías saludables tienen una tensión arterial más baja; y quienes padecen escasa salud bucal cuentan con más problemas de efectividad en los tratamientos contra la hipertensión.

El papel del dentista

Otra de las conclusiones de los investigadores a raíz de este estudio es que los pacientes con periodontitis, por lo tanto, deben estar sujetos a un control más exhaustivo de la tensión arterial. Asimismo, aquellos que padecen hipertensión pueden encontrar en el dentista una atención sanitaria que mejore el cuidado de su salud desde un punto de vista integral. Por otro lado, recientemente, investigadores de la Universidad de Sun Yat-Sen, en China, demostraron que la intervención periodontal intensiva puede reducir los niveles de presión sanguínea y mejorar la función endotelial, entre otros beneficios.