Málaga, del 1 al 3 de noviembre

Un interesante y variado programa que compagina una gran carga científica y clínica, y en el que se abordarán los temas más candentes de la actualidad endodóntica impartidos por reconocidos ponentes internacionales y nacionales, es la propuesta del 39º Congreso Nacional de la Asociación Española de Endodoncia (AEDE) que tendrá lugar en Málaga del 1 al 3 de noviembre. Su presidente, el Dr. Alberto Sierra Lorenzo compartió con nosotros sus impresiones de cara a la celebración del evento.

—¿Cuáles son los objetivos que se han marcado de cara a la celebración del 39º Congreso de AEDE?
—Hemos fijado varios objetivos para este congreso: el más importante tiene que ver con el congresista. Queremos que éste vea cubiertas sus necesidades y demandas a la hora de asistir a un evento de este tipo. Por esta razón, lo primero que hemos hecho ha sido escucharle para poder elaborar un programa en consonancia con las demandas del principal protagonista de esta actividad. Este proceso nos ha permitido constatar que la principal condición para hacerlo atractivo es ofrecer la mayor carga científica posible pero también clínica, esta última con una base científica igualmente sólida. No sólo eso, además los asistentes demandan poner en práctica aquello de lo que versan algunas de las ponencias. Para ello contamos con un plantel de reconocidos profesionales a nivel internacional y nacional que mostrarán cómo poner en práctica las últimas técnicas durante los tres días que durará el congreso.

Otro de nuestros objetivos es el de estar alineados con la industria, uno de los principales valedores de este tipo de eventos, de ahí que se haya previsto una amplia zona comercial. Tampoco hemos olvidado que la Endodoncia es una de las ramas que forman parte de la Odontología, por eso hemos incorporado un gran bloque multidisciplinar en el que la Endodoncia se alía y complementa con el resto de disciplinas odontológicas.

—¿Cuáles serán los grandes temas que se van a desarrollar en el congreso?
—No sería justo destacar uno o varios temas en particular, ya que realmente son muchos los que figuran en el programa y todos y cada uno de ellos son importantes y de plena actualidad. En todo caso, hay varios bloques importantes: desde la traumatología dental, pasando por el diagnóstico y la planificación del tratamiento, la importancia de las técnicas 3D, hasta aspectos como la instrumentación más reciente y los protocolos para retirar limas fracturadas.

Tampoco se puede olvidar la importancia que tienen la gestión de las clínicas, los aspectos legales y el abordaje multidisciplinar del tratamiento endodóntico. Como decía, no cabe acentuar nada por encima de lo demás, pero sí puedo afirmar que todos y cada uno de los contenidos son de la máxima actualidad e interés para la práctica diaria, con el ánimo de que puedan contribuir a nuestro crecimiento como profesionales en el día a día.

—¿A qué tipo de profesionales va dirigido el encuentro?
—El congreso está dirigido a todo tipo de profesionales del sector. No sólo al endodoncista exclusivo, sino también a aquellos que sientan inquietud por el mundo de la Endodoncia y las posibilidades que ésta les ofrece. Por otro lado, quiero destacar que con el fin de hacer nuestro congreso más accesible a todo el sector, AEDE ha hecho este año un esfuerzo reduciendo las cuotas de inscripción.

—También se han anunciado una serie de talleres prácticos, ¿a qué estarán dedicados?
—Personalmente creo mucho en un modelo de congreso donde no solo veamos y conozcamos los últimos avances en la materia, sino que también podamos probarlos y ponerlos en práctica; un congreso con una gran carga científica y clínica en el que también haya ocasión para debatir sobre diferentes temas.
De ahí surgió la idea de incorporar diferentes tipos de talleres. Así pues, al margen de las sesiones prácticas que ofrecerán las distintas casas comerciales, donde conoceremos y veremos de primera mano cómo poner en práctica los últimos avances, hay dos talleres que son más concretos. Uno de ellos estará dirigido por el Dr. Yoshi Terauchi, una referencia a nivel mundial en el tratamiento de piezas que presentan limas fracturadas ya que consigue retirarlas en más de un 80% de los casos gracias a una técnica desarrollada por él mismo. Dado que este tipo de situación supone un gran reto para el clínico, nos pareció muy interesante incorporarlo al programa. En este taller se podrá ejercitar esta técnica de extracción en el interior de los conductos, una de las situaciones más comprometidas para el endodoncista. Se impartirá en dos sesiones, cada una de cinco horas de duración, el viernes 1 de noviembre y el sábado 2, en las que el ponente explicará y podremos poner en práctica bajo su supervisión y tutela lo aprendido en esta actividad precongresual. Debo confesar que las expectativas se han cumplido con creces, ya que en apenas un par de días se han cubierto todas las plazas disponibles.
El segundo taller de este tipo es el que impartirá el Dr. Martin Trope. En él experimentaremos con una nueva generación de limas y una técnica de sellado tridimensional que permiten respetar anatomías de conductos de lo más complejas. Sin duda se trata de dos magníficos ponentes y sus talleres son muy recomendables.

—El año pasado se superó la cifra de 700 participantes. ¿Qué previsiones tiene para esta nueva edición?
—No nos obsesiona alcanzar un número determinado de asistentes y sería un error por nuestra parte fijarnos solo en ese dato. En su lugar, hemos hecho hincapié en cuidar la calidad del programa tanto científico como social para lograr que tenga el mayor atractivo posible para el congresista. A ese componente interno hay que sumarle la infraestructura que nos ofrece la ciudad de Málaga, con sus servicios y fácil acceso, por lo que estoy convencido de que el resultado será un éxito tanto en la participación como en la satisfacción de los profesionales. No obstante y dado que ya contamos con 800 inscritos, estimamos que la asistencia podría rebasar los 1.000 asistentes.

—Se prevé un amplio programa social. ¿Que actividades hay previstas?
—Siempre con el foco puesto en los congresistas y una vez preguntados, la gran mayoría coincide en un doble objetivo a la hora de asistir al congreso: el aprendizaje y el contacto social entre miembros del colectivo AEDE, lo que ahora se llama networking. Para dar respuesta a esta doble motivación, hemos diseñado actividades a lo largo de los tres días del congreso en Málaga que harán, sin duda, que disfruten de los aspectos más significativos de la cultura de la ciudad. De esta forma, los asistentes podrán apreciar, desde la amabilidad de los malagueños a su cultura, su gastronomía y, por supuesto, su ciudad.

Además de un cóctel de recepción, que será una experiencia culinaria inspirada en la cultura andaluza, habrá diversas actividades sociales opcionales que podrán ser elegidas por cada uno de los asistentes. También estamos trabajando en una guía de actividades y establecimientos con recomendaciones personales realizadas por los miembros de AEDE que residen en Málaga.

Para el tercer día dejamos la cena de despedida, dónde entregaremos los diferentes premios del congreso y de AEDE. Después cada cual podrá disfrutar de la noche de Málaga a su manera y ese será el mejor colofón para nuestro encuentro.

Más información: www.congreso.aede.info/