No tan científico les resulta a la mayoría de los profesionales de la Odontología lo que se conoce como descodificación dental, según la cual se pueden determinar los avatares sufridos por una persona en función de la colocación o estado de los dientes. Para Christian Beyer, fundador de esta teoría, la alineación dental, la existencia de caries o la gingivitis están determinados por las vivencias del propietario de esa dentadura o por su carácter y su modo de ser. Y así, las personas dadas a que sus encías sangren tienen una personalidad delicada y son fácilmente susceptibles de ser influidas, y las caries no son únicamente el resultado de una falta de interés en el cuidado diario sino que también se forman en buena parte debido al estrés o el sufrimiento experimentados inconscientemente. Esta conjetura es una más de las propuestas psiconeurodontológicas que defiende esta corriente que se mueve precisamente entre el campo psicológico y el odontológico para definir las posibles patologías del paciente. Ya hay argumentos para estudiar si existe una base de evidencia científica que permita contrastar estas tesis.

Amplía tus conocimientos y fórmate