El COEM ha alertado del riesgo que supone adquirir, a través de Internet, tratamientos dentales sin la supervisión de un profesional cualificado. Esta comercialización no cumple con las garantías mínimas necesarias para su puesta a disposición de los consumidores. En muchos casos los productos no han sido sometidos a ningún control de calidad, por lo que no son aptos para su comercialización en la Unión Europea. Por ello, es indispensable acudir a una clínica dental, con profesionales titulados colegiados, pues sólo así, el paciente contará con las garantías de seguridad, evitando posibles riesgos. El COEM aclara que, de acuerdo con la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, se limita la venta por correspondencia o telemáticamente, a los medicamentos no sujetos a prescripción. Además, éstos deben estar comercializados por farmacias legalmente autorizadas y que figuren en el listado publicado por la autoridad competente.

Amplía tus conocimientos y fórmate