Recordando el grave peligro que supone para la salud de la ciudadanía

El Consejo General de Dentistas de España ha dado un paso más en su lucha contra los delitos de intrusismo profesional que siguen cometiéndose en el sector odontológico.

En esta ocasión, el máximo responsable de esa organización, Óscar Castro Reino, ha remitido una carta al Fiscal General del Estado, Julián Sánchez Melgar, en la que le pide su apoyo para luchar contra esta lacra, «promoviendo las medidas que estime oportunas», para lo que le ofrece «la plena colaboración» de la organización que preside.

Castro recuerda en su misiva que quien comete un delito de intrusismo profesional está poniendo «en grave peligro» la salud de la ciudadanía, efectuando actos de competencia desleal y, al mismo tiempo, está contribuyendo a ofender las expectativas de una sociedad que «confía en sus profesionales sanitarios». Así, «solicitamos que se tomen de una vez por todas medidas encaminadas a hacer las penas verdaderamente disuasorias puesto que estos delitos generan un alto riesgo para la salud de la población pero, sin embargo, se saldan con condenas extremadamente leves», ha zanjado el presidente del Consejo.