Participantes en el taller moderado por el Dr. Óscar Castro.

El Dr. Óscar Castro moderó uno de los talleres del programa

El programa del encuentro incluyó conferencias, mesas redondas y talleres de trabajo sobre aspectos legislativos de especial interés para el colectivo de los profesionales sanitarios.

Participantes en el taller moderado por el Dr. Óscar Castro.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, fue la encargada de inaugurar el XXIV Congreso Nacional de Derecho Sanitario, que se celebró del 19 al 21 de octubre en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Durante la apertura, Pastor insistió en que para los profesionales sanitarios «es fundamental tener conocimientos de Derecho y actualizarse constantemente, así como entender las normas y saber aplicarlas».

Entre las mesas redondas y talleres de trabajo programados, en los que se pusieron sobre la mesa múltiples aspectos prácticos de novedades normativas en el ámbito de la salud, se celebró el Taller de Trabajo de la Fundación Dental Española: «Incidencia del nuevo reglamento europeo de protección de datos sobre el sector sanitario: obligaciones y sanciones», que fue moderado por el presidente del Consejo General de Dentistas y de la Fundación Dental Española (FDE), el Dr. Óscar Castro.

Importante repercusión

El máximo responsable de la Organización Colegial declaró que la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos va a tener una importante repercusión en el ámbito sanitario, afectando especialmente a los pequeños y medianos centros y establecimientos sanitarios por comportar ciertas obligaciones que serán más fácilmente asumibles por las estructuras de funcionamiento de grandes empresas o cadenas marquistas.

«Ante los retos que plantea esta situación, el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España ha potenciado el compromiso que adquirió en materia de tratamiento de datos personales con la elaboración del Código Tipo de Tratamiento de Datos de Carácter Personal para Odontólogos y Estomatólogos de España en el año 2004, estableciendo una clara línea de actuación para asegurar su adecuación a las demandas del Reglamento General de Protección de Datos antes de su entrada en vigor», señaló el Dr. Castro.

Por otra parte, se celebró una mesa redonda, moderada por Luis Calvo Sánchez, de la Asociación Española de Derecho Sanitario, y que se dedicó al análisis de la aplicabilidad, las oportunidades y los riesgos de la nueva Ley de Contratos del Sector Público, aprobada en octubre. El director Legal de Fenin, Pablo Crespo, miembro de la mesa, señaló que «las políticas de compra sanitaria deberían huir de medidas economicistas que no tienen como prioridad el impacto asistencial», matizando que «para poder preservar la calidad de nuestro sistema sanitario es preciso adquirir las mejores tecnologías que permiten un mejor y más pronto diagnóstico de las enfermedades, así como tratamientos más eficaces y eficientes».

En la mesa quedó patente la postura de Fenin: «en lo referente a Sanidad, era deseable una mayor sensibilidad hacia la sanidad por el legislador en esta nueva ley». En este sentido, y según manifestó Crespo, «nuestro sector esperaba que la nueva ley incorporase algunas disposiciones específicas que, de forma concreta, estableciesen que la calidad y el servicio que aportan las empresas son factores que, necesariamente, han de tenerse en cuenta para comprar tecnología sanitaria». Según sus conclusiones, «la nueva legislación debería haber protegido mejor el acceso a la innovación, a la calidad y a la excelencia del sistema si queremos ser referente».