Dr. Juan Carlos Pérez Varela, presidente de SEDO

El reconocimiento de la especialidad y acercar la imagen real de ésta a la población son los principales objetivos que se ha marcado el Dr. Juan Carlos Pérez Varela al frente de la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO). Con él charlamos sobre el presente y futuro de la Ortodoncia, una disciplina que no para de crecer, poniendo especial énfasis en la importancia de una buena formación tanto de posgrado como continua debido a la constante actualización de técnicas y tecnologías.

—Del último congreso de la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) salió usted elegido presidente, ¿cómo afronta esta nueva etapa profesional? —Del último congreso de la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) salió usted elegido presidente, ¿cómo afronta esta nueva etapa profesional?

—Con mucha ilusión y ganas de trabajar. Es un honor representar y defender los intereses de los 3.000 miembros de la SEDO. Entre los principales retos que nos marcamos, además del reconocimiento de la especialidad, está mejorar el conocimiento que la población general tiene de la Ortodoncia, ya que sigue existiendo la percepción de que ésta es únicamente estética. Y es mucho más. Por ejemplo, es fundamental que los padres sepan que han de llevar a los niños a los 6 años a revisión ortodóncica para que podamos hacer una detección precoz de las posibles maloclusiones y evitar así tratamientos más complejos en la edad adulta (se calcula que actualmente hay un 50% de incidencia de mala mordida en la infancia). Pero para que esto suceda han de ser conscientes de que la Ortodoncia es mucho más que alinear dientes.

—¿Qué vinculación había tenido con la SEDO previamente?

—Soy miembro de la SEDO desde hace muchos años, pero en los últimos he sido parte de la junta directiva como vocal de la Comisión Científica. En una disciplina como la nuestra es imprescindible la actualización constante y estar al tanto de las nuevas técnicas y las más modernas tecnologías. Por eso es tan importante ofrecer oportunidades de formación a los profesionales.De hecho, la Sociedad en sus inicios surgió para promover el intercambio científico y esto es algo que sigue vigente mediante los dos congresos anuales (uno en verano y otro en invierno) en los que se organizan cursos de máximo nivel para la formación de los miembros.

—¿Cuáles son los proyectos más inminentes que tiene encima de la mesa?

—Promover el progreso científico, el estudio y la difusión de la Ortodoncia, así como de sus disciplinas auxiliares, que es lo que permite que la especialidad progrese tanto.Es fundamental divulgar los beneficios sanitarios de la Ortodoncia (no solo los estéticos, que también son importantes para nuestros pacientes, pero son más conocidos). Pero además es necesario dar a conocer el nivel profesional exigido a los ortodoncistas.

—¿Cuál es la situación actual de la Ortodoncia en nuestro país? ¿Y de la Sociedad que preside?

—SEDO es una sociedad que está en constante crecimiento, una sociedad con gran futuro.Respecto a la Ortodoncia, cada vez son más adultos demandando tratamientos más estéticos y muchos de estos son tratamientos multidisciplinares. Desgraciadamente, cada vez proliferan más las clínicas en las que se le da más importancia a los beneficios económicos que a la salud. En vez de tratar a las personas como pacientes se los ve como clientes y no hay que perder nunca de vista que la Odontología en general, y la Ortodoncia en particular, son disciplinas sanitarias.

—¿A qué retos se enfrentan los profesionales que practican Ortodoncia diariamente en sus clínicas?

—Cada vez hay más clínicas en las que se ofertan tratamientos de Ortodoncia, por lo cual nuestra obligación moral es dar la mayor calidad posible ofreciendo la máxima información al paciente y utilizando las últimas tecnologías.Podríamos resumirlo en cómo conseguir los mejores resultados, tanto a nivel de salud como estéticos, en el menor tiempo posible y con la mayor comodidad posible para el paciente.

El reconocimiento de la especialidad es uno de los objetivos que se ha marcado la nueva junta directiva de SEDO.

—¿Hacia dónde se dirigen las investigaciones actuales en el campo de la Ortodoncia? 

—Hoy en día, la mayor parte de los esfuerzos en investigación van destinados a acortar los tiempos de tratamiento con aparatología lo más estética posible y utilizando tecnología 3D.

—¿Qué papel le otorga a la Ortodoncia invisible en los últimos años?

—La demanda de Ortodoncia invisible y estética ha ido en aumento, y creo que aún lo hará más. Esto tiene mucho que ver con el hecho de que cada vez más adultos se someten a un tratamiento de Ortodoncia. Cerca de un 50% de nuestros pacientes son ya mayores. Muchos de ellos quieren hacerlo con absoluta discreción, por eso las ortodoncias linguales, los alineadores transparentes y los brackets cerámicos han ido ganando protagonismo.

—¿Cómo vaticina el futuro de la disciplina? ¿Veremos nacer la especialidad?

—La Ortodoncia es una disciplina que está en crecimiento, cada vez serán más los pacientes que se hagan Ortodoncia y espero y deseo que entre todos consigamos el reconocimiento de la especialidad de la Ortodoncia en España.

—A un futuro ortodoncista, ¿qué recomendaciones le daría en el ámbito formativo?

—A cualquier odontólogo que quisiera dedicarse a la práctica de la Ortodoncia en exclusiva, o que tuviera en mente ir a trabajar como ortodoncista a cualquier país de la Unión Europea le aconsejaría que hiciera un programa de formación acorde con la normativa de Europa: Esto son 3 años de dedicación exclusiva, o su equivalente a tiempo parcial en un centro universitario (lo ideal es que tenga adscrita una Facultad de Odontología) o en un centro no universitario que en el futuro sea reconocido por el ministerio. La recomendación europea es que los programas deben cumplir 180 créditos ECTS o 4.800 horas.

—¿Veremos el nacimiento de la especialidad en un corto plazo de tiempo?

—Desde luego ese es uno de los principales retos que nos hemos marcado la nueva directiva. Confiamos que así sea, pues de toda Europa solo en España y Austria no está debidamente reconocida la especialidad. Lo lógico es que en toda España se sigan las directrices europeas y se armonice la formación de los futuros ortodoncistas, para que puedan homologar el título y estar en las mismas condiciones que nuestros colegas europeos. Los recién licenciados cada vez tienen una perspectiva más internacional, y la falta de una especialidad formalmente reconocida no debe suponerles un impedimento. Pero además también es importante de cara al paciente. Por eso, conseguir el reconocimiento del Ministerio está entre las prioridades de nuestra asociación.

Más personal…

• Nacido en: Santiago de Compostela.

• Estado civil: Casado

• Aficiones: Cine, deporte, senderismo…

• Un libro: Maldito karma.

• Música preferida: Cold Play.

• Viajes en cartera: Sri Lanka.

La Junta, al completo

– Presidente: Dr. Juan Carlos Pérez Varela.

– Vicepresidente: Dr. Jesús María Carrascal del Solar.

– Secretario: Dr. Rafael Gallardo Galdón.

– Tesorero: Dr. Ángel Alonso Tosso.

– Editor: Dr. Rafael Muñoz Morente.

– Vocal Comisión Miembros: Dr. Juan Carlos Palma Fernández.

– Vocal Comisión Ética: Dra. Inmaculada Soler Segarra.

– Vocal Comisión Científica: Dr. Eduardo Espinar Escalona.