Los seminarios se publicitan en varias webs

La Organización Colegial alerta a los usuarios de la sanidad de que las pseudociencias y remedios mágicos pueden causar un perjuicio económico y poner en riesgo la salud, puesto que son prácticas que no están basadas en la evidencia científica.

El Consejo General de Dentistas ha presentado un escrito en las Consejerías de Sanidad de la Comunidad de Madrid y de Cataluña denunciando unos cursos de «Regeneración de Dientes por medio de la mente», que van a ser impartidos por Katharina Friederich, tanto en Madrid como en Barcelona, durante este mes.

Dichos seminarios se publicitan en las páginas web http://rasayana.org y www.lacajadepandora.eu, donde animan a los usuarios a inscribirse en los mismos utilizando reclamos como «Parece increíble, pero es verdad: ¡dientes y muelas no sólo crecen dos veces! Y lo podemos conseguir en cualquier momento y lugar gracias a nuestro poder mental». Por si fuera poco, apuntan desde el Consejo, las tarifas para asistir a los cursos oscilan entre los 50 y los 150 euros.

Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, insiste en que estos hechos vulneran el contenido de varios apartados del Artículo 4 del Real Decreto 1907/1996, del 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria: «Desde la Organización Colegial pedimos a la Administración que se tomen las medidas oportunas para investigar los hechos denunciados e imponer las sanciones que procedan, así como adoptar las medidas necesarias para impedir que estos seminarios se impartan». Además, añade que, independientemente de que estos cursos pueden suponer un riesgo para la salud de los asistentes, «habría que tomar medidas para retirar su publicidad».

Regulación necesaria

Con esta denuncia, el Consejo General de Dentistas muestra su absoluto rechazo a las pseudociencias y a todo tipo de prácticas que no estén basadas en la evidencia científica y que, por medio de mensajes publicitarios engañosos, prometen a los enfermos la curación de sus dolencias.

En este sentido, la Organización Colegial de Dentistas insiste a las autoridades españolas de la necesidad imperiosa de regular la publicidad sanitaria con una ley marco nacional. Por último, Castro Reino incide en que «el único profesional capacitado para diagnosticar y tratar los problemas bucodentales es el dentista y lamenta los numerosos casos de intrusismo que se han registrado en los últimos meses».