De izda. a dcha., Amparo Tena (Johnson & Johnson), el Dr. Eduardo Montero, el Dr. Miguel Carasol, la Dra. Regina Izquierdo, el Dr. Victoriano Serrano, José Luis del Moral (GACETA DENTAL), el Dr. Antonio Bujaldón, el Dr. Óscar González y Alcira Álvarez (Johnson & Johnson).

La prevención y una visión global de la salud, claves para mejorar

Los últimos datos epidemiológicos disponibles revelan que la incidencia de la enfermedad periodontal en la población española se encuentra estancada en niveles de 2005. Para profundizar en esta preocupante realidad, así como para abordar la vinculación entre la salud periodontal y la general, GACETA DENTAL reunió a un grupo de profesionales en la Casa de las Encías de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), quienes pusieron el acento en la prevención como una de las herramientas clave para mejorar la salud periodontal de los españoles.

La salud periodontal de los españoles necesita mejorar. Así lo evidenciaron los doctores reunidos por GACETA DENTAL en un desayuno de trabajo que tuvo lugar en la Casa de las Encías de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y en el que más allá de poner de manifiesto la alta prevalencia de la periodontitis, que se incrementa con la edad, también quedó patente la existencia de otra serie de elementos que la convierten en un evidente problema de salud pública.

Y es que cada vez más estudios científicos demuestran que la periodontitis, como enfermedad crónica infecciosa de naturaleza inflamatoria, está claramente vinculada a otras enfermedades crónicas como las cardiovasculares o la diabetes, entre otras. De todo ello se desprende la necesidad de la existencia de un trabajo conjunto entre las diferentes áreas de la salud, no solo de la bucodental, con el fin de establecer estrategias preventivas comunes que promocionen la salud de manera global.

De todo ello debatieron los doctores Antonio Bujaldón, Miguel Carasol, Victoriano Serrano, Óscar González, Regina Izquierdo y Eduardo Montero. También estuvieron presentes en el encuentro Carlos Vargas, Amparo Tena y Alcira Álvarez, en representación de Johnson & Johnson, empresa patrocinadora del evento.

Inaugurando el debate, el Dr. Antonio Bujaldón quiso centrar el motivo de la reunión refiriéndose a la situación epidemiológica de la enfermedad periodontal existente en este momento en nuestro país. «Según los estudios de los que disponemos desde el año 2000, los resultados sobre la incidencia en la enfermedad periodontal en España están absolutamente estancados y su prevalencia sigue siendo la misma que teníamos en 2005. Si bien el nivel cultural de nuestra sociedad en relación con la salud ha avanzado bastante, no conseguimos reducir dichos resultados. También es verdad que la incidencia de la edad y de que cada vez tenemos una población mayor puede estar interfiriendo en esos datos, pero mi reflexión como vicepresidente de SEPA y como persona vinculada a la profesión es si estamos haciendo algo mal o si realmente el problema reside en que la salud pública no incluya un tratamiento como el de la enfermedad periodontal para reducir estos niveles, que son, sin duda, preocupantes. No solo seguimos estancados, sino que ha empeorado la salud periodontal en mayores de 65 años», aseguró.

Más vale prevenir

Dicho estancamiento es para el Dr. Miguel Carasol común al resto de países del mundo, como lo demuestra el hecho de que haya más de 700 millones de personas con periodontitis avanzada. Para Carasol la principal causa de estos datos es la ausencia de prevención, ya que esta «no se toma en serio a nivel público. Las campañas preventivas funcionan, pero el problema es que no existen a nivel periodontal. Esa es la base de todo. ¿De qué nos sirve regenerar hueso si no prevenimos la aparición de una gingivitis?

En este sentido, el Dr. Bujaldón quiso referirse a la reducción en los índices de caries de los últimos estudios epidemiológicos. «En este tipo de patologías sí que hemos sido capaces de reducirlos y probablemente esté relacionado con la prevención, con los sistemas de tratamiento precoz en niños y que esa evolución sí se haya dado de manera más constante. Los hábitos de higiene y los hábitos de asistencia a la consulta son mucho mayores y eso debería tener una mayor repercusión a todos los niveles».

En este punto del debate el Dr. Carasol precisó que «en España la periodontitis, a nivel bucodental, no es que haya sido un tema excesivamente preocupante para los dentistas hasta que han pasado las cosas que han pasado. Sin embargo, sí hay aspectos que han cambiado mucho, como las caries, porque provocan problemas, provocan dolor. Hay una diferencia muy notable entre la prevención de la caries, que por supuesto es más fácil, y la de la enfermedad periodontal».

Los profesionales presentes en el encuentro insistieron en la importancia de una buena comunicación entre los sistemas de salud pública y privada.

Para el Dr. Eduardo Montero, «los cambios que habría que llevar a cabo a nivel de prevención en lo referente a las enfermedades periodontales implican cierta proactividad por parte del sujeto, como pueden ser los cuidados de higiene, mientras que en lo relativo a la caries simplemente el hecho de la fluorización de las aguas en su momento ya cambió drásticamente los datos de prevalencia e incidencia de caries. La periodontitis exige una concienciación mayor en la población, ya que cada individuo tiene que ser responsable. Además en un determinado porcentaje de casos, que son elevadamente susceptibles, probablemente no sea suficiente solo con los cuidados y medidas de higiene, sino que es necesario acudir regularmente al dentista o periodoncista para tratar sus problemas de las encías».

Por su parte, el Dr. Victoriano Serrano incidió en la importancia de la concienciación de la población, «porque la periodontitis no deja de ser un problema de salud pública que evidentemente requiere la instauración de medidas al respecto, ya que supone un alto coste para las personas al no estar cubierto por el sistema nacional de salud. También supone un alto coste para las instituciones sanitarias en otros países, que atajan muy bien porque invierten más en prevención que en tratamientos».

El Dr. Carasol insistió en que «se trata de una enfermedad compleja e incluso países como EE.UU, que son avanzados en temas sanitarios, tienen un 50% de la población adulta con periodontitis. Nos estamos enfrentando a un problema que es muy serio porque es muy difícil de prevenir. Tenemos estudios propios realizados sobre la prevalencia de la enfermedad periodontal en los que el 12% de los pacientes que tienen periodontitis creen que poseen una salud periodontal excelente. Ese es el problema. No saben lo que tienen, por lo que habrá que enseñárselo. La clave está en la prevención».

A este mismo aspecto se refirió la Dra. Regina Izquierdo al asegurar que «es importante la escasa interiorización que tienen los pacientes o la población sobre la salud periodontal, en el sentido de que cuentan con conocimientos pero identifican la ausencia de dolor con salud. Quizás ahí hay también mucho trabajo que hacer para que sean capaces de identificar determinados problemas, por ejemplo, que la encía sana no tiene por qué sangrar. Algo tan básico como eso la gente no lo tiene interiorizado», concluyó.

¿Prevenir o tratar?

Vista la importancia de la prevención como herramienta clave para la mejora de la salud periodontal, los profesionales reunidos en este encuentro se refirieron a la escasez de guías de prevención oficiales en nuestro país. Según el Dr. Bujaldón, «no hay ningún punto de partida en este sentido, ningún consenso, y este tipo de guías serían fundamentales».

Según el Dr. Victoriano Serrano , «la mejor guía preventiva inicial está en nuestras clínicas dentales; es el primer punto desde el que podemos informar al paciente de numerosísimos asuntos sobre detención precoz, diabetes, tipos de alteraciones… La mejor estrategia inicial está en nuestras clínicas dentales y esto hay que ponerlo en valor. A veces somos nosotros los que ponemos los impedimentos».

Los participantes apostaron por la propuesta de estrategias de prevención conjuntas para la mejora de la enfermedad periodontal.

Para el Dr. González, «es necesario hacer una reflexión con respecto a los sistemas de salud pública y la Periodoncia. Mezclamos dos mensajes: la prevención y el tratamiento. Tendríamos que definir exactamente si lo que pretendemos es prevenir o tratar desde un punto de vista más global o si pueden ir interrelacionados. Porque cambia completamente la perspectiva y el mensaje, incluso la manera de instaurarlo y los recursos a destinar a una u otra cuestión. El problema de la enfermedad periodontal es su periodicidad, que probablemente sea la causa por la que instaurar acciones de este tipo en un sistema de salud pública no sea sencillo. No obstante, es difícil que realicemos esta reflexión para un sistema general de salud cuando incluso en muchas de nuestras prácticas privadas brilla por su ausencia la prevención. La cuestión es todavía más profunda, tendríamos que empezar desde las bases, logrando un decálogo de prevención».

En este aspecto, el Dr. Montero se mostró de acuerdo al asegurar que «no se hace mucho hincapié en la prevención, todo el énfasis está en el tratamiento».

Para el Dr. Carasol, «las clínicas dentales están preparadas y estructuradas para tratar, no para prevenir y este es el problema».

Salud global

A la hora de analizar si la Periodoncia debe ser tratada desde un punto de vista multidisciplinar, el Dr. González aseguró que «esta disciplina es la que ha realizado el mayor esfuerzo en hablar de prevención y es ahora cuando empezamos a aplicar una serie de actos preventivos con respecto a otros campos. A mí me resulta especialmente complicado diferenciarlas pues están absolutamente relacionadas. Muchas de las situaciones a las que nos enfrentamos tienen orígenes distintos y, sobre todo, las secuelas que nos dejan hay que tratarlas desde distintos puntos de vista».

En opinión del Dr. Carasol, «la periodontitis nos ha demostrado que los seres humanos se han empeñado en parcelar cosas y hay una enfermedad que te dice que eso no es posible. Dado que no hemos sabido manejar la periodontitis desde una estructura social a nivel de la población, a lo mejor es una oportunidad de enfocarla desde una perspectiva multidisciplinar. La prevención es absolutamente fundamental y muy diferente al tratamiento. Tenemos que volver a la prevención, enseñar a todos los profesionales a prevenir, empezando por nosotros mismos».

Para el Dr. González uno de los problemas es que «no estamos educados para ello, incluso nos da ‘prurito’ cobrar a nuestros pacientes por la prevención. Es una cuestión casi cultural y educacional. Hablando de nuestra profesión como multidisciplinar tuve un profesor que siempre nos decía que al principio todos éramos generalistas, después fuimos especialistas y creo que en estos momentos debemos ser súper especialistas. Tenemos que estar abiertos a todo lo que sucede a nuestro alrededor.

El concepto de salud global fue uno de los más repetidos durante este encuentro.

Es además un esfuerzo que, sin duda alguna, debería partir casi desde un punto de vista universitario».

A este respecto, el Dr. Victoriano Serrano afirmó que «hay que hablar ya de salud global, referirnos a la salud periodontal o dental no tiene sentido, porque el individuo tiene que saber que sus problemas trascienden más allá. Una de mis ilusiones que intento siempre transmitir es unir la Odontología con la Medicina, es decir, ser consciente de la trascendencia que tiene todo lo que sucede en la cavidad oral para el resto del organismo. Desde mi condición de profesor, considero que los alumnos deben saber que es fundamental examinar a un paciente de manera global. Así es como realmente se le debe abordar tanto el tratamiento como la prevención».

Para el Dr. Eduardo Montero, «es cierto que uno debe tener una formación más completa y que puede involucrar conocimientos de Medicina, de otras disciplinas que no son las que ejerza, pero esto tampoco es incompatible con la existencia de la especialización en sí misma. Uno tiene que tener conocimientos globales y saber manejarse muy bien en su parcela».

El efecto de la periimplantitis

La Dra. Regina Izquierdo añadió otro punto de vista refiriéndose al tratamiento multidisciplinar al afirmar que «en mi entorno he observado que en los últimos años hay un mayor interés por la salud periodontal que está relacionado con los problemas periimplantarios. Ha habido un cambio de actitud. Hasta que estos no se han producido parece que la enfermedad periodontal tampoco era tan importante tratarla y creo que ahí tenemos una vía y una oportunidad importante para empezar a trabajar y a concienciar a nuestro colectivo».

Si bien según todos los expertos reunidos en esta reunión la influencia de la periimplantitis en la salud periodontal daría para «otro desayuno de trabajo», el Dr. Victoriano Serrano, enlazándolo con todo lo aportado sobre la prevención, aseguró que «muchas de las situaciones que se producen se deben a que se colocan implantes en pacientes periodontales no controlados, por lo que el punto de partida ya es erróneo. La población piensa que colocándose implantes ya no va a tener problemas, esa concienciación existe».

Respecto a esta cuestión, el Dr. González manifestó que, efectivamente, «nos hemos empezado a preocupar por la Periodoncia a través de los implantes. El problema periodontal es algo con lo que viene el paciente y eso cambia completamente la perspectiva. Una vez más estamos más preocupados de las secuelas de nuestros tratamientos y no de la prevención. Es un problema que ‘no hemos causado nosotros’, pero el paciente lo relaciona directamente con un tratamiento que le hemos realizado y del que nos tenemos que ocupar».

Los asistentes a esta cita coincidieron en que la incidencia de la enfermedad periodontal en España está estancada.

Por su parte, el Dr. Montero añadió que «también existe el hecho de que desde el momento en que un paciente lleva a cabo un gasto económico en un tratamiento, como puede ser el de los implantes, se preocupa mucho más de si se le da la información correspondiente, sobre todo respecto al mantenimiento a largo plazo del mismo. De ahí que sea una vía por la cual muchos pacientes han comenzado a acudir más regularmente a su dentista tras un tratamiento específico».

Mensaje optimista

Pese al estancamiento de la enfermedad periodontal, los asistentes a este encuentro quisieron lanzar un mensaje de optimismo para dar un vuelco a la situación. De esta forma, el Dr. Bujaldón recordó en que para ello, «el enfoque más importante probablemente sea la prevención y a la implicación de dentistas, sociedades científicas y colegios profesionales, además de realizar un llamamiento a las instituciones públicas para que pongan de su parte».

Del mismo modo, el Dr. González quiso añadir que «nos tenemos que ilusionar desde todos los estamentos que componen la salud, no solo la periodontal, sino la general. Enfocarlo así nos añade valor como comunidad y también individual desde el punto de vista de la percepción de nuestros pacientes. Debemos crear esas guías que sean capaces de ser divulgadas y aceptadas fácilmente».

El Dr. Montero aseguró que «se han puesto en marcha muchas iniciativas para mejorar la situación que hacen que seamos optimistas. Además, el resto de profesionales médicos serán conocedores de los problemas periodontales de la población y su aplicación en términos de salud general».
Como concluyó el Dr. Carasol, «tenemos un papel importante en la salud de los pacientes, no solo bucodental, por lo que debemos intentar relacionarnos más con los profesionales de la Medicina, las empresas y la sociedad. Todos los planetas deben girar alrededor del paciente».


«Consultas preventivas»

Una de las principales conclusiones de este encuentro fue constatar los beneficios del trabajo conjunto entre diferentes áreas de la salud. Por ello, las clínicas dentales aspiran a implementar estrategias preventivas para promocionar la salud de un modo global, «dando así valor al enfermo y a la vez dignificar una profesión que está denostada», afirmó el Dr. Carasol. En este sentido y como ejemplo de ello, el Dr. Montero anunció que desde la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y el grupo de investigación de enfermedades periodontales de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) se está realizando un estudio sobre el diagnóstico de diabetes no detectado con anterioridad. Se trata de un sencillo protocolo, a realizar en un principio en todas las consultas adscritas a la red de clínicas de investigación de SEPA, que incluye quince preguntas sobre hábitos de vida saludable puesto en conjunción con un examen periodontal para comprobar si realmente nosotros mejoramos la capacidad de cribado que tenemos en las consultas dentales en pacientes que puedan tener diabetes y no lo conozcan. Por supuesto, además de aportar a estas clínicas los dispositivos necesarios, existirá un diagnóstico de certeza que se le enviará al paciente para que su médico de referencia realice un diagnóstico de confirmación», concluyó el Dr. Montero.


Implicación pública en la salud bucodental

La comunicación entre la sanidad pública y privada en lo referido a la salud bucodental es, según el Dr. González, prácticamente nula. «Creo que el avance en este campo es limitado, aunque entre todos tenemos que hacer un esfuerzo para mejorar la relación». Por su parte, el Dr. Bujaldón destaca que «la implicación pública es fundamental. El Estado tiene que dar un paso al frente y la profesión dental, por su parte, darle a conocer los beneficios que tiene tratar a las personas con enfermedad periodontal. Por ejemplo, últimamente estamos teniendo sinergias con médicos de atención primaria, que puede ser un punto de partida y de divulgación, el problema es que ellos mismos tampoco tienen la información clara».

A este punto se refirió también el Dr. González, al afirmar que «el esfuerzo, tanto nuestro como de las instituciones, tendría que ser que el mensaje fuese lo más claro y sencillo posible, además de encontrar canales de comunicación que lleguen a la población general».

Por su parte, la Dra, Izquierdo aseguró que la vía para empezar a trabajar es «difundir el mensaje de la importancia de la salud bucodental por su relación con la salud sistémica». Como también añadió el Dr. Montero, «la boca es una entidad que no está aislada del resto del organismo y ahí abrimos una ventana de posibilidades para que las instituciones sean conocedoras de la trascendencia de la salud oral».


Los invitados, uno a uno

  • Dr. Antonio Bujaldón. Licenciado en Odontología por la Universidad de Granada y vicepresidente de SEPA.
  • Dr. Miguel Carasol. Médico especialista en Estomatología y Máster en Periodoncia por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
  • Dr. Victoriano Serrano. Médico Estomatólogo. Profesor Titular de Medicina Oral y Periodoncia en la Facultad de Odontología de la UCM.
  • Dr. Óscar González. Licenciado en Odontología por la Universidad de Sevilla.
  • Dra. Regina Izquierdo. Licenciada en Odontología. Facultad de Medicina y Odontología de Valencia.
  • Dr. Eduardo Montero. Licenciado en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Patrocina: