De izda. a dcha., los doctores Fika, Castro, Mozas y Gastaminza.

En el transcurso de una reunión celebrada en Vitoria

La Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) sancionaba el pasado noviembre al Colegio alavés con una multa de 250.000 euros y a su presidenta con una sanción de 10.000 euros al considerar que había cometido una infracción legislativa muy grave.

Vitoria fue la capital elegida por el comité ejecutivo del Consejo General de Dentistas para reunirse y mostrar su total apoyo al Colegio de Dentistas de Álava, organismo que, en virtud a una resolución del pasado mes de noviembre de la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC), era multado con 250.000 euros y su presidenta sancionada con 10.000 euros al considerar que había cometido una infracción muy grave de la Ley de Defensa de la Competencia.

El presidente del Consejo General de Dentistas de España, el Dr. Óscar Castro, mostró el completo desacuerdo de la profesión ante las resoluciones de las Autoridades de la Competencia «relacionadas con las Corporaciones que integran nuestra Organización Colegial por estar basadas en criterios arbitrarios y fundamentalmente mercantiles». Asimismo, ha recordado que las multas suponen «una evidente desproporción en la base utilizada para el cálculo de las sanciones respecto a los presupuestos colegiales». El doctor Castro ha recordado que para el Colegio de Álava, con 211 colegiados, resulta «inasumible» hacer frente a una sanción tan desorbitada.

De izda. a dcha., los doctores Fika, Castro, Mozas y Gastaminza.

Para el presidente de la Organización Colegial de Dentistas de estas resoluciones desfavorables se desprende que las autoridades de la Competencia consideran a las corporaciones colegiales meras entidades mercantiles. «No se puede obviar que estas tienen reconocidas unas funciones públicas atribuidas por Ley, colaborando con las Administraciones para que el ejercicio profesional se lleve a cabo con la mayor calidad asistencial y cumpliendo con los principios éticos, deontológicos y legales, para garantizar los derechos de los pacientes».

Mercantilización creciente

En este sentido, Óscar Castro puso de manifiesto el cambio del modelo asistencial odontológico, que ha traído consigo una «acuciante mercantilización del sector» con campañas publicitarias agresivas. «La salud es algo muy serio y no se puede continuar anteponiendo el interés económico a la salud de los pacientes». Tras meses de reuniones, el doctor Castro anunció que el Ministerio de Sanidad ya ha mostrado su apoyo para sacar adelante una iniciativa legislativa que en el ámbito sanitario equipare España con el resto de los países de la UE.

El presidente de la Organización Colegial de Dentistas estuvo acompañado de los máximos representantes de los tres colegios profesionales vascos: Carmen Mozas, presidenta del Colegio de Dentistas de Álava; Tomás Gastaminza, presidente del Colegio de Dentistas de Gipuzkoa; y José Manuel Fika, presidente del Colegio de Dentistas de Bizkaia.

Los presidentes de los Colegios de Dentistas vascos recordaron que Euskadi fue la primera comunidad en regular la publicidad sanitaria, con un decreto en 1991; si bien consideran que es necesario un mayor control, en lo que se refiere a aquellas campañas publicitarias nacionales, que se amparan en el vacío legal existente.