El 90% de los pacientes con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida sufre lesiones bucodentales que pueden alertar al dentista sobre la posible presencia del virus.

Con motivo del día mundial de la Lucha contra el SIDA celebrado el 1 de diciembre, el Consejo General de Dentistas recalcó que el papel del dentista puede ser determinante para ayudar a detectar nuevos casos de infección por VIH. Y es que estos pacientes suelen sufrir lesiones bucodentales a lo largo de su enfermedad, que suelen ser las primeras manifestaciones clínicamente detectables del contagio.
El motivo de la alta incidencia de enfermedades bucodentales en pacientes con VIH radica en su sistema inmunológico. El VIH lo debilita y hace que el enfermo sea más propenso a las infecciones, hongos y bacterias.

Recomendaciones

También desde la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) incidieron en el protagonismo de los profesionales de la salud oral en la detección de la enfermedad, apuntando una serie de recomendaciones para los pacientes como la visita regular al dentista y diversos consejos de higiene bucodental y de alimentación para evitar uno de los principales trastornos de las personas con SIDA, la sequedad bucal.