El doctor Pradíes en un momento de su conferencia, con la sala repleta.

Incrementa la integración del clínico en su programa de conferencias

La Asociación Científica Andaluza para la Divulgación de la Prótesis Dental (ACADEN) celebró en Granada su XXII congreso anual, con la visita de más de 400 personas cada día.

El XXII congreso anual de la Asociación Científica Andaluza para la Divulgación de la Prótesis Dental (ACADEN) contó con la inscripción de cerca de 350 profesionales del laboratorio y con 45 expositores, cuatro menos de los que solicitaron estar presentes por falta de espacio. Si bien al estar abierta la exposición comercial fue visitada por más de 400 personas cada día.

El éxito creciente de este congreso se debe a que «ACADEN es una asociación sin ánimo de lucro y no buscamos obtener beneficios en estas reuniones anuales, por lo que ajustamos al máximo las cuotas de inscripción y ofrecemos un atractivo programa de ponencias y actividades sociales, además de incluir los almuerzos de las dos jornadas y la cena de gala», explicó a GACETA DENTAL Pedro Herrera, vicepresidente de ACADEN y organizador del congreso, junto al presidente, Francisco Gutiérrez.

Dentistas y protésicos, de la mano

El congreso abundó un año más «en la integración del clínico en el programa formativo» con ponencias en las que participan conjuntamente dentistas y protésicos, como la protagonizada al alimón por el técnico Carlo Borromeo junto al doctor Luca Ortensi («Soluciones simples para casos imposibles en prótesis removibles: la innovación a través de la tradición en los sistemas retentivos»), o la del doctor Gonzalo Durán acompañado por el protésico Fabián Soto («Estética 2.0»), que cerraron la segunda jornada y el congreso.

La jornada del sábado se abrió con la conferencia «Prótesis dental, estado de las cosas», pronunciada por Pere Baldomá, odontólogo y técnico en prótesis dental, a la que siguió la del profesor Guillermo Pradíes sobre el «Circonio: pasión, muerte y ¿resurrección?», quienes dejaron pequeña la sala de conferencias.

Completaron el programa la conferencia de Urban Christen, denturista suizo (profesión que existe en algunos países, no en España, que permite la toma de registros para la colocación de prótesis removibles, tanto parciales como completas, en los pacientes) sobre «Errores evitables en prótesis completas y la importancia de la fonética», y las pronunciadas exclusivamente por técnicos protésicos dentales, como la de Noelia Heras («Protocolo técnico y comunicación clínica-laboratorio para maxilar atrófico, cerámica blanca y rosa») y la conjunta de Luis Mampel, Luis Miguel Vera y Salvatore Fiorillo, titulada «Tres amigos y un destino: ¡La excelencia!».

Ocio y distinciones

De izda. a dcha., entrega de premios: Francisco Gutiérrez, Ángel Molina, Pedro Herrera, José Luis Valdés y Pere Baldomá.
De izda. a dcha., entrega de premios: Francisco Gutiérrez, Ángel Molina, Pedro Herrera, José Luis Valdés y Pere Baldomá.

El programa social incluyó una visita nocturna a la Alhambra, un recorrido por las calles históricas de Granada y una cena oficial del congreso, al final de la cual se hizo entrega de distinciones a José Luis Valdés, conferenciante y miembro de la junta de ACADEN; Pere Baldomá por su continuada colaboración en los congresos de la asociación, y Ángel Molina «granadino y albaicinero», destacó Pedro Herrera al trazar el perfil de este demostrador técnico de Ivoclar Vivadent al que le llueven los homenajes desde que hizo pública su próxima jubilación.