El acusado era reincidente en el delito de intrusismo profesional

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) ha solicitado cinco años de prisión para otro falso dentista, formulando una acusación contra las dos personas implicadas en este caso que, presuntamente, actuaron durante los años 2014 y 2015 en una clínica ilegal de Vallecas. Ninguna de ellas contaba con el título necesario y ejercían la Odontología en unas condiciones sanitarias muy deficientes.

Así, el COEM ha solicitado un total de cinco años de prisión contra M.G. Aguayo Monar, dos años por la comisión de un delito de intrusismo –en el que dicha persona es reincidente–, y tres años por la comisión de un delito contra la salud pública. Para su cómplice –una persona que presuntamente auxiliaba al falso dentista en su actividad–, se ha solicitado la pena de seis meses de prisión.

Tras las diligencias de investigación del Cuerpo Nacional de Policía y la instrucción tramitada por el Juzgado de Instrucción nº 35 de Madrid, se abrirá el Juicio Oral contra el falso dentista y la mujer que actuaba como cómplice.

El caso saltó a la opinión pública en junio de 2015, cuando en la «Operación Empaste», dirigida desde la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, se desmanteló una clínica ilegal que operaba en una vivienda de la Calle Santa Julia, y que se saldó con la detención del falso dentista.

«Desde el COEM seguimos luchando contra el intrusismo y las malas prácticas para velar por la salud de los pacientes y por la Odontología de calidad. En este sentido, tenemos en marcha diferentes programas y proyectos para luchar contra las malas prácticas y ayudar a los pacientes a identificar una buena atención bucodental», señala el Dr. Antonio Montero, presidente del COEM.