269_EntrevistaSotoYarritu
El Dr. Ramón Soto-Yarritu en la última gala de los Premios Gaceta Dental.

Carta de despedida del dr. Ramón Soto-Yarritu

El Dr. Ramón Soto-Yarritu, antes de abandonar la presidencia del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región, escribe en nuestras páginas unas líneas de agradecimiento y despedida a la profesión dental. En ellas destaca el trabajo desarrollado por su equipo durante los últimos cuatro años, «con la esperanza de haber contribuido a situar al COEM en el lugar que merece, el de referente de la Odontología de nuestro país».

276_ActualidadQuisiera, en primer lugar, agradecer la oportunidad que GACETA DENTAL me brinda de escribir estas breves líneas de despedida y agradecimiento a la profesión dental. Han sido cuatro largos años vividos con enorme intensidad y pasión desde el seno del COEM. Atrás queda aquel momento en el que fui elegido presidente de una gran institución, con tan solo 37 años, y respaldado por una Junta de Gobierno llamativamente joven, pero preparada y comprometida. Fue una apuesta valiente y clara la que hicieron los colegiados madrileños en aquellas elecciones. Éramos el rostro de la ilusión, el impulso y la regeneración institucional en la Odontología y, humildemente, me atrevo a afirmar que no hemos defraudado a nadie, sino más bien todo lo contrario. Hemos sido capaces de seducir, estimular y motivar a muchos dentistas de Madrid, y de fuera de Madrid, quienes se han sentido orgullosos de ser dentistas, quienes han defendido en voz alta y sin complejos la dignidad de nuestra vilipendiada profesión y quienes han reivindicado el derecho de los españoles a una atención bucodental de calidad.

No quiero aburrir a quien lee estas palabras exponiendo los innumerables servicios y productos COEM ofrecidos a nuestros colegiados, las múltiples campañas publicitarias en defensa de una Odontología digna, los diversos acuerdos y convenios firmados, las actividades realizadas para la promoción de la salud bucodental y la importancia de la visita semestral al dentista. Sin embargo, no quiero dejar de destacar la admirable labor social realizada por la Comisión de Compromiso Social en Madrid, en España y fuera de España, y el cambio de nuestra sede colegial. Mucho queda en el tintero, pero me consta que los lectores de GACETA DENTAL han sido testigos de todas estas acciones y proyectos, agradeciendo a esta revista el haber dado eco puntual y brillantemente a todos ellos.

Si el incondicional trabajo y esfuerzo demostrados por la Junta de Gobierno del COEM han servido para que nuestros colegiados se sientan, cuatro años después, más identificados y mejor representados, nos vemos recompensados y satisfechos por la ilusión y tiempo empeñados.

Y cuando uno entrega lo mejor de sí, cuando uno se vacía, y lo que queda para ofrecer no lo consideras suficientemente relevante ni interesante para nuestra profesión, parece que lo más sensato es irse.

Siempre he criticado a quienes se acomodan y apoltronan en el poder, siendo un lastre y una rémora para quienes los padecen. Así pues, ante el riesgo de que esto ocurriera, me marcho satisfecho y agradecido. Agradecido por todos los amigos que he hecho en este tiempo y eternamente agradecido por el honor que para mí ha sido ser presidente del COEM y escribir junto con los miembros de mi Junta de Gobierno una bella página en la historia de la Odontología.

Con la humilde esperanza de haber contribuido a situar al COEM en el lugar que merece, el de referente de la Odontología de nuestro país, y también con la ilusión de haber dado un ejemplo de honradez y transparencia en nuestra gestión, quiero transmitir a todo aquel que lea estas líneas que una Odontología digna y de calidad es posible.

Que recuperar la admiración y el respeto a nuestra profesión es posible, que con ilusión, esfuerzo y buen corazón, UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE. •