Discurso del Dr. Patrick Hescot durante la última cita mundial celebrada el septiembre pasado en Bangkok.

Dr. Patrick Hescot, nuevo presidente de la FDI (World Dental Federation)

El francés Patrick Hescot asumió el pasado septiembre en Bangkok la presidencia de la World Dental Federation (FDI). De cara a los próximos dos años, figuran entre sus propósitos situar la salud oral como una prioridad para los gobiernos y la sociedad, así como recuperar el papel del dentista como un profesional sanitario con un papel clave en la Medicina. Bajo su mandato también se celebrarán los congresos mundiales de la FDI en la ciudad polaca de Poznan, el próximo año, y en Madrid, en 2017, una cita clave para nuestra Odontología, de la que nos avanza algunos datos en esta entrevista.

—¿Cuáles serán sus principales objetivos al frente de la FDI los próximos dos años?
—Durante mi presidencia me he fijado tres prioridades: la primera consiste en reforzar el papel de la FDI como una organización que trabaja en nombre de sus miembros. Mi objetivo es fortalecer la cohesión mediante la mejora de las comunicaciones entre la Federación y sus miembros.

La segunda prioridad es la defensa y promoción de la salud oral, una pieza clave en el trabajo de la FDI. La buena salud oral es un derecho fundamental y nuestro deber es garantizar la voz de los dentistas del mundo para que sean escuchados por la comunidad internacional, la sociedad civil y los gobiernos.

La tercera prioridad es construir una FDI fuerte y sensible con los medios suficientes para cumplir sus ambiciones globales en lo que respecta a la salud oral.

—Hoy en día Dr. Hescott, ¿es suficiente la cooperación internacional en el campo de la Odontología?
—La FDI fue fundada como un medio para fomentar el enfoque internacional de la Odontología mediante la organización de congresos dentales internacionales con el propósito de reunir a los expertos en la materia y debatir las áreas clave de la ciencia, el arte, la práctica y la política odontológica. Esa tradición ha durado más de un siglo, ya que acabamos de celebrar nuestro 103 Congreso Mundial Anual en Bangkok.

Una vez dicho esto, hay áreas específicas en las que la cooperación internacional tiene que reforzarse, en particular la organización de la comunidad dental a nivel local, especialmente en los países en desarrollo y en países en transición económica. Por ejemplo, la estrategia de la FDI para África es facilitar habilidades de capacidad de gestión y liderazgo para permitir que las asociaciones dentales nacionales puedan cumplir eficazmente su papel como defensores de la salud oral y como asesores clave de los gobiernos del continente en materia de salud oral.

—¿Se percibe la salud oral como un elemento importante por parte de los gobiernos? ¿Y por la sociedad en general?
—Nuestras relaciones con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos de las Naciones Unidas son clave para mantener la salud oral en la agenda de la salud pública a nivel internacional. Ya hemos jugado un papel consultivo y podemos presumir de una contribución significativa en una serie de iniciativas relacionadas con la salud oral. Tenemos la intención de proseguir e intensificar nuestro trabajo a nivel internacional.

El Dr. Patrick Hescot presidirá la FDI durante los próximos dos años.
El Dr. Patrick Hescot presidirá la FDI durante los próximos dos años.

Sin embargo, no queremos solo estar en la agenda: queremos conseguir acciones concretas por parte de los gobiernos. Sólo podemos hacer esto trabajando mano a mano con nuestras asociaciones dentales nacionales miembros, proporcionándoles apoyo en sus actividades y los medios para cumplir con sus y nuestras ambiciones en política de salud oral.

Respecto a la población, es fundamental hacer hincapié en la importancia de promover la salud bucal y la prevención de las enfermedades bucodentales. Esto es particularmente importante con los niños, ya que una temprana prevención y un rápido diagnóstico, junto con educación en higiene oral, contribuyen a una buena salud bucal durante toda la vida. Con esto en mente, me gustaría destacar especialmente la importancia del «Día Mundial de la Salud Oral», que se celebra todos los años el 20 de marzo, como una herramienta esencial de cada país para promover la salud oral dentro de su propio contexto nacional y cultural.

—¿Qué lugar ocupan la Odontología y la salud oral en el campo de la Medicina? ¿Están en el lugar que les corresponde?
—Debería haber un punto de inflexión. Independientemente de los costes socioeconómicos de las enfermedades bucodentales, la salud oral no se percibe como importante y tenemos que cambiar esta visión. Debemos alejarnos de la imagen del profesional de la Odontología como súper-técnico y recuperar al dentista como un profesional de la Medicina en toda regla, que juega un papel central en la salud oral y general y en el bienestar de la población. Mi objetivo será devolver la salud oral a su legítimo lugar en la Medicina en particular y en la vida en general.

—La FDI es una única federación, pero constituida por una gran variedad de asociaciones locales. Con tantas voces y necesidades diferentes, ¿cómo es posible alcanzar acuerdos?
—Todos los acuerdos internacionales, ya sean políticos, técnicos o económicos, son el resultado de un laborioso proceso de compromiso y consenso y la Odontología no es diferente. Sin embargo, a pesar de la variedad de actitudes nacionales, costumbres y prácticas, es sorprendente la eficacia con la que la FDI puede alcanzar una posición de consenso en un plazo relativamente corto de tiempo. Esto quedó ampliamente demostrado en nuestra reciente Asamblea General, en la que, a pesar de alguna acalorada discusión, se adoptaron cuatro nuevas regulaciones y se revisaron otras seis. Este es un logro significativo y la FDI puede estar orgullosa de su papel como foro de debate e intercambio de información.

—¿Cómo fue el último Congreso de la FDI celebrado el pasado septiembre en Bangkok?
—El Congreso Mundial Anual de la Odontología celebrado en Bangkok fue un gran éxito, con más de 15.000 visitantes y una exposición de 5.500 metros cuadrados, donde se reunieron cerca de 300 empresas.

Además la parte científica fue excepcional. En total, participaron cerca de un centenar de conferenciantes procedentes de 29 países, cifras que hacen de nuestro congreso un evento internacional único. Asimismo, se celebraron dos sesiones del Tercer Foro Mundial de la Salud Oral (WOHF), una novedad que se introdujo por primera vez en el congreso celebrado en Estambul en 2013 y que se está consolidando como un punto de interés, donde profesionales de renombre debaten sobre temas de actualidad en el campo de la salud y, en concreto, de la salud oral. La primera sesión se centró en las nuevas directrices de la OMS sobre la ingesta de azúcares para adultos y niños y el segundo sobre cobertura universal sanitaria.

Bangkok también vivió el lanzamiento de la segunda edición del Atlas de Salud Oral de la FDI. Concebido como un resumen fáctico de la salud bucal en el mundo, la segunda edición de la publicación se ha convertido en una herramienta de promoción proporcionando no sólo datos y cifras sobre la salud oral, sino también recomendaciones sobre cómo la información se puede traducir en una política coherente para la salud bucal a nivel nacional e internacional.

—El próximo Congreso anual de la FDI tendrá lugar en la localidad polaca de Poznan y la edición de 2017 se celebrará en Madrid, una buena noticia para la Odontología española.
—Nuestra experiencia nos dice que un Congreso Dental Mundial de la FDI tiene un impacto enorme en la Odontología y la industria dental en el país de acogida. La sede del congreso se convierte, durante la duración del congreso, en la capital mundial de todas las cuestiones relacionadas con la Odontología y atención a la salud oral.
La Asociación Dental Española es una de las más antiguas de la FDI y en la actualidad uno de sus miembros más dinámicos. Tradicionalmente ha sido y sigue siendo un importante contribuyente a nuestra obra. A cambio, la FDI está siempre dispuesta a proporcionar a la Asociación Dental Española su respaldo y apoyo cuando sea necesario.

El Dr. Patrick Hescot junto a su antecesora en el cargo, la Dra. Tin Chun Wong.
El Dr. Patrick Hescot junto a su antecesora en el cargo, la Dra. Tin Chun Wong.

—Aunque todavía es muy pronto, ¿cómo van los preparativos del congreso en Madrid?
—Siempre vamos un paso por delante trabajando en la organización de nuestro congreso anual. Obviamente nuestro foco está actualmente en Poznan 2016, pero durante el periodo 2016-2017 mantendremos intensas conversaciones con nuestros anfitriones de la Asociación Dental Española para asegurar que el Congreso Dental Mundial de Madrid sea un acontecimiento excepcional.

Madrid tiene un lugar especial en la historia de la FDI: aquí se celebró su primera sesión oficial tras la primera guerra mundial en 1922. En su discurso, el Rey Alfonso XIII se dirigió a los delegados de la FDI en los siguientes términos: «con vuestra presencia aquí, vosotros hombres de ciencias, le dais una lección a los diplomáticos. Porque, tan pronto algo bueno puede ser hecho por el bien de la humanidad, las naciones no existen ya, ni las hostilidades que comenzaron en 1914. Una concepción mucho más grande os une a todos».

Madrid, sede del congreso en 2017

El Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España será el anfitrión del Congreso Dental Mundial que la FDI celebrará en Madrid del 29 de agosto al 1 de septiembre de 2017.

La capital española fue la ciudad seleccionada entre varias candidatas por el Consejo Ejecutivo de la FDI durante su reunión celebrada en Marrakech el pasado 20 de abril.

«La Odontología en el siglo XXI»

Más de 15.000 profesionales de la Odontología acudieron al último Congreso de la FDI celebrado en Bangkok del 22 al 25 de septiembre. Bajo el lema «La Odontología en el Siglo XXI» de 2015, el programa científico del evento contó con cerca de un centenar de conferenciantes de una treintena de nacionalidades que abordaron aspectos de máxima actualidad para las clínicas dentales y para la salud oral de la población mundial.

La zona de exposición comercial del Congreso, que sumó 5.500 metros cuadrados, albergó las novedades en servicios y productos de cerca de 300 empresas.

Delegación española

A la cita más relevante de la Odontología a nivel mundial acudió una delegación española compuesta por los doctores Óscar Castro, José Antonio Zafra, Juan Carlos LLodra, Joaquín de Dios Varillas y Francisco José García Lorente, presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocal de relaciones públicas, respectivamente, del Consejo General de Dentistas de España.