Estudio de OCU y Observatorio Cetelem

Tal y como se desprende de un estudio llevado a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los hogares españoles destinan, en términos generales, una media de 1.378 euros al año a gastos sanitarios, lo que supone un 14% del presupuesto familiar medio. Del total de dichos gastos, las familias destinan, de media, casi la mitad a los cuidados dentales (614 euros). La organización ha realizado una encuesta a 1.200 personas sobre el dinero que dedican a esta partida de gastos no cubiertos por la sanidad pública y el impacto que estos tienen en sus hogares.

Según dicho estudio, muchas familias se han visto obligadas a renunciar o a retrasar un tratamiento médico por sus dificultades económicas. Concretamente, los retrasos o abandonos se correspondían en un 41% con la atención dental.

OCU cree que la vía para ampliar las prestaciones, sobre todo en materia bucodental, ha de venir de la aplicación de medidas de racionalización del gasto sanitario, como la financiación selectiva de tratamientos basados en criterios de coste-efectividad o una mayor transparencia en la rendición de cuentas de los gastos hospitalarios.

Similares cifras son las que ofrece el Observatorio Cetelem 2015 en su último informe de consumo en España, según el cual, el gasto medio en visitas al dentista en el año 2015 ha sido de 618 euros, frente a los 405 euros del año anterior, lo que supone un incremento del 53% (213 euros más). En cuanto el importe medio más elevado gastado en los tratamientos en clínicas dentales en los últimos 12 meses, corresponde a los tratamientos de Implantología, con 983 euros de importe medio; seguido por Ortodoncia, 674 euros de media; y Prótesis dental, con 581 euros. Cabe destacar que el producto más demandado es el que también conlleva el importe medio más bajo, el de la «Prevención y salud bucal», con 116 euros de media.