Tratamientos invasivos y domiciliarios

Para el tratamiento de la hipersensibilidad dentinaria se han ido desarrollando diferentes herramientas y sustancias que se aplican en la consulta dental y también se incluyen en pastas dentífricas, geles, colutorios y espráis, con el fin de tratar la enfermedad desde dos vertientes: la profesional y la ambulatoria. «Es la combinación de ambas opciones terapéuticas la que evita que la patología sea recidiva», afirma el doctor Jorge Serrano.

Los productos para tratar la hipersensibilidad dentinaria pueden actuar de dos formas: ocluyendo los túbulos para bloquear el movimiento de los fluidos que desencadenan la sensación dolorosa mediante la creación de una capa de protección que actúa como barrera; o bien alterando la actividad neural de la pulpa para disminuir su excitabilidad. Según el doctor Vicente Vera «podemos actuar con una serie de sustancias que pretenden evitar los estímulos que desencadenan el dolor, impidiendo que se muevan los fluidos dentinarios. Esta es la forma en la que actúa el potasio, por ejemplo, inhibiendo la entrada del calcio con otras sustancias coadyuvantes. Y, por otro lado –prosigue–, podemos evitar que se produzca la hipersensibilidad dentinaria de forma mecánica, es decir, tapando la entrada de los túbulos, para lo cual hay muchos materiales, ambulatorios o de uso en clínica, que pueden mitigar el dolor si se utilizan de forma prolongada».

Los tratamientos disponibles hoy en día suelen contener en su composición sales de potasio, calcio, fósforo, arginina, silicato, flúor, sodio y demás agentes desensibilizantes entre sus componentes.

Entre las diversas opciones terapéuticas de las que dispone el profesional odontológico para tratar la hipersensibilidad, el doctor Vicente Vera distingue entre «los agentes desensibilizantes, los adhesivos de autograbado, los productos de uso domiciliario (pastas dentífricas, colutorios…), el láser y las cirugías».

Dentro de los tratamientos llevados a cabo en consulta, las aplicaciones de fluoruros en barnices, el uso de glutaraldehído y adhesivos dentinarios y las obturaciones con vidrio ionómero también parecen ser alternativas efectivas. Entre los procedimientos profesionales también han demostrado ser eficaces ciertas cirugías periodontales para cubrir las raíces dentales expuestas, aunque, según Jorge Serrano, la hipersensibilidad dentinaria no es suficiente motivo para hacer una cirugía plástica periodontal y es necesario que se combine con otras indicaciones, como problemas estéticos, falta de encía, cuando la recesión gingival sigue progresando o somos incapaces de controlar la inflamación».

El doctor Miguel Carasol se muestra conforme con esta afirmación y añade que «los profesionales debemos ser cautos cuando hablamos de tratamientos invasivos, como la cirugía mucogingival, porque estos procedimientos no están indicados para tratar la hipersensibilidad dentinaria con ese único objetivo, y algunos odontólogos pueden tener la tentación de recurrir a estos métodos».

Respecto al láser, el doctor Serrano Granger, afirma que «las revisiones sistemáticas nos revelan que el láser es efectivo para tratar la hipersensibilidad dentinaria», pero añade que es preciso seguir investigando en este terreno porque «los estudios son muy heterogéneos al haber muchos tipos de láseres y de mecanismos, y para que una investigación de este tipo fuese realmente esclarecedora, tendría que ser muy amplia y compleja, lo que hace que carezcamos de estudios realmente concluyentes».

El doctor Jorge Serrano señala que «la opción terapéutica más indicada dependerá del tipo de hipersensibilidad que tenga el paciente, pero cualquiera de los tratamientos seleccionados debe unirse a una serie de recomendaciones de medidas preventivas de mantenimiento».

Casos rebeldes

El doctor Miguel Carasol declara que «la hipersensibilidad dentinaria, en la gran mayoría de los casos, se puede resolver con tratamiento, porque una vez identificada su causa, los profesionales contamos con un buen arsenal de productos terapéuticos. Sin embargo –prosigue–, existen pacientes “rebeldes”, en torno al 15% de los casos, que no responden bien al tratamiento».

272_Desayunos
Los asistentes a este desayuno de trabajo hablaron de la importancia de hacer un correcto diagnóstico diferencial de la hipersensibilidad dentinaria.

Al respecto, Victoriano Serrano afirma que este tipo de pacientes «suele declarar tener hipersensibilidad en toda la boca, cuando sabemos que esta afección suele presentarse en sitios localizados. Más concretamente, y según apunta el doctor Carasol, «los dientes más afectados son premolares y caninos, cuando hablamos de la población general, y molares e incisivos inferiores, si nos referimos a los pacientes con problemas periodontales. Por eso, puede que algunos de los pacientes que acusan una dolencia generalizada tengan un componente psicológico que se nos escapa».

Según Jorge Serrano «con este tipo de personas es muy importante hacer un adecuado seguimiento clínico, tomar fotografías e incluso modelos, identificar factores predisponentes y utilizar una escala de dolor para que el paciente valore su dolencia, aunque, en realidad, es un protocolo que deberíamos seguir con todos los afectados por hipersensibilidad dentinaria».

Jaime Alcaraz señala que «el umbral del dolor del paciente juega un papel importante y es difícil de calibrar, por eso, el uso de escalas de dolor en los casos más complicados es especialmente recomendable».

Victoriano Serrano apunta que con este tipo de dolencias generalizadas «tan solo podemos implantar medidas preventivas y recomendar el uso de productos tipo colutorios, pastas… cuyo efecto no será inmediato pero, poco a poco, irán taponando los túbulos dentinarios reduciendo con ello el dolor».

Por su parte, Vicente Vera afirma que «esta clase de hipersensibilidad es muy recidivante». Ante lo cual, Jorge Serrano manifiesta la importancia de hacer un diagnóstico por exclusión, actuar con un enfoque multidisciplinar, evitar todos los factores predisponentes y utilizar los productos disponibles, tanto de uso ambulatorio domiciliario como las herramientas disponibles en consulta, para ayudar a controlar la patología».

El doctor Jaime Alcaraz concluye diciendo que «el paciente suele ser desconfiado con el tratamiento de la hipersensibilidad dentinaria, motivo por el cual, muchas veces, no recurre al profesional y se aísla, puesto que es una afección con un fuerte impacto en la conducta social y en la calidad de vida. Por eso, debemos transmitir a la población que, en la mayoría de las ocasiones, la hipersensibilidad dentinaria responde muy bien al tratamiento».

Laura D. Montalvillo

Recomendaciones de SEPA

Ante la hipersensibilidad dentinaria, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) hace las siguientes recomendaciones:

Consejos dietéticos:
Eliminar, en lo posible, las bebidas ácidas (zumos de cítricos, bebidas gaseosas…), especialmente frías.
No disolver medicamentos ácidos en la boca, como por ejemplo, la aspirina.

Consejos generales:
Descartar reflujo gastro-esofágico.

Consejos higiénicos:
Usar cepillos de cerdas suaves.
Renovar el cepillo cada tres meses.
No realizar movimientos horizontales con el cepillo dental.
Utilizar productos desensibilizantes adecuados para su situación durante largos periodos de tiempo.
Realizar el cepillado dental matutino antes del desayuno y antes de acostarse. Es recomendable esperar 30 minutos para cepillar los dientes tras las otras comidas, especialmente si se toman alimentos ácidos (Kiwi, piña, naranjas, tomate, etc.), mientras persista la sensibilidad.
Si lleva prótesis removible, es importante que esté bien adaptada

Fuente: SEPA. Información divulgativa «Cuida tus encías, calma la sensibilidad dental».

Causas de la sensibilidad dental

Periodontitis
Desgaste dental
Cepillado traumático
Uso agresivo de la seda dental
Dieta rica en alimentos ácidos
Ciertos tratamientos odontológicos
Reflujo gástrico, vómitos…
Bruxismo
Algunos medicamentos, ortodoncia prolongada, piercing, etc.

Los invitados, uno a uno

  • Dr. Jorge Serrano Granger. Licenciado en Medicina y en Odontología. Director del Workshop de Hipersensibilidad Dentinaria de SEPA. Director asociado de la revista Periodoncia Clínica. Profesor colaborador del Máster de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
  • Dr. Miguel Carasol Campillo. Médico estomatólogo. Presidente del Comité Científico de SEPA y participante en el Workshop de Hipersensibilidad Dentinaria de SEPA.
  • Dr. Victoriano Serrano Cuenca. Médico estomatólogo. Profesor titular de Medicina Oral y Periodoncia en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Secretario académico de la Facultad de Odontología de la UCM. Miembro del Comité Científico de GACETA DENTAL.
  • Dr. Vicente Vera González. Médico estomatólogo. Profesor titular de Patología y Terapéutica Dental de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
  • Dr. Jaime Alcaraz Sintes. Médico estomatólogo. Miembro del Comité Científico de SEPA y director científico de la revista Cuida tus encías.

Patrocinado por:

Listerine