El detenido podría enfrentarse a una pena de hasta seis años de prisión

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) ha colaborado con los agentes de la Unidad de Investigación y Coordinación Judicial de la Policía Municipal de Madrid para intervenir en un local que aparentemente se anunciaba como clínica dental, en la que, un falso dentista atendía, presuntamente, a pacientes sin tener el título necesario.

El falso dentista, de nacionalidad colombiana y que ya había sido detenido por esta misma razón, fue sometido a un seguimiento policial al existir sospechas de que la clínica, situada en la calle Guapota de Madrid, seguía abierta al público. Para llevar a cabo su actividad tomaba las citas por teléfono y les atendía con la clínica aparentemente cerrada.

Cargos de intrusismo, lesiones y estafa

Los agentes han podido contactar con varios pacientes que habían acudido a la «clínica» y han podido comprobar que, en muchos casos, el falso dentista ha provocado importantes lesiones y que los tratamientos se realizaban sin los mínimos requisitos técnicos necesarios. Algunas de esas personas han abonado sumas relativamente elevadas, por la realización de cirugías e intervenciones odontológicas de importancia como implantes para colocar prótesis bucales completas.

En el momento de la intervención en la clínica por parte de los agentes, el falso doctor trató de esconder en un recodo a la paciente que estaba atendiendo. Es posible que el detenido se enfrente a cargos por intrusismo, estafa y lesiones, lo que se vendría a añadir a los cargos pendientes –por intrusismo y estafa en el proceso penal que está pendiente de juicio–. Las penas a las que podría enfrentarse el detenido por los diversos delitos podrían alcanzar hasta seis años de prisión.

Para el Dr. Ramón Soto-Yarritu, presidente del COEM, «desde el Colegio tenemos el firme propósito de combatir el intrusismo por el grave perjuicio que supone para los pacientes y la profesión. Para ello, además de colaborar con las autoridades en todo lo que sea necesario, realizamos campañas informativas para que los pacientes sepan lo que pueden y deben exigir cuando van al dentista. La colegiación es obligatoria y cualquier madrileño puede pedir a su dentista el número de colegiado y confirmarlo llamando al colegio».