269_Desayunos
De izquierda a derecha, el doctor Jesús Toboso Ramón, José Luis del Moral, Jesús García Urbano y José Cruz Martín.

Empresarios españoles presentes en la IDS opinan

El desarrollo de la informática, la mejora de los materiales, la miniaturización de los equipos y la optimización de los tiempos de trabajo, gracias al avance tecnológico, son los aspectos que más han llamado la atención de los profesionales que han acudido a la llamada del International Dental Show (IDS), que se celebró, del 10 al 14 de marzo pasados, en la ciudad alemana de Colonia.

Según los profesionales reunidos por GACETA DENTAL que estuvieron presentes en la última edición del International Dental Show (IDS) este año no se han observado grandes innovaciones por parte de la industria dental, sin embargo, las empresas expositoras han presentando importantes mejoras en la tecnología ya existente que permiten optimizar los sistemas de trabajo y abaratar costes.

Feria de éxito mundial

La 36ª edición de la IDS concluyó con unos resultados de récord tras cinco intensos días de trabajo en Colonia. Así, del 10 al 14 de marzo, la ciudad germana acogió la feria más importante de Europa «y probablemente también a nivel mundial», afirma el doctor Jesús Toboso Ramón, fundador y director científico de Eckermann, empresa que, edición tras edición, acude a Alemania con la finalidad de abrirse mercado fuera de nuestras fronteras.

«Somos comerciantes y debemos buscar comercio», declara Jesús García Urbano, director general del Laboratorio Ortoplus, otra de las organizaciones asiduas al certamen. «Ahora que la economía está floja en España hay que volar lejos a escaparates internacionales como la IDS en busca de nuevos mercados», prosigue.

Y como él deben pensar el 70% de los expositores de esta edición, que volaron desde diversos países de todo el mundo para presentar sus novedades en esta cita bienal. En cuanto a los visitantes, este año también hubo más extranjeros que nunca y, según las cifras aportadas por la organización, se ha producido un incremento del 17% de los profesionales procedentes de fuera de Alemania.

Sin embargo, según otro de los expositores españoles citados por GACETA DENTAL, José Cruz Martín, general manager de Development and Technology of Dental Systems, «este año ha habido menos españoles, lo cual es lógico teniendo en cuenta el precio prohibitivo de los hoteles de Colonia en estas fechas, que llega a superar los 300 euros por noche. En general he visto menos europeos y más personas de Oriente Medio».

Jesús Toboso corrobora estas palabras y afirma que «aunque la feria ha sido un rotundo éxito, no ha habido tantos españoles, aunque tal vez sea porque en un espacio tan inmenso es difícil localizarlos».

«Si solo nos fijamos en el número de expositores, más de dos mil, ya resulta una auténtica barbaridad», afirma Jesús García.

Un inmenso espacio «desorganizado»

La IDS ha conseguido batir sus mejores marcas, tanto en el número de visitantes (138.500 profesionales) como de stands ocupados (2.201 expositores), así como en cuanto a la superficie de exposición (157.000 metros cuadrados). Para hacernos una idea de lo que representa el espacio ocupado por la IDS en esta trigésima sexta edición, basta con echar cuentas: «Es como quince veces Expodental –afirma José Cruz Martín–. Colonia se llena por completo y hay gente que se tiene que hospedar a dos o tres horas del recinto ferial».

269_Desayunos
Los expertos coincidieron en que en este certamen se ha observado una importante evolución de la tecnología informática y de los materiales.

En este espacio, los asistentes reunidos en este desayuno de trabajo han percibido cierta desorganización. Según Jesús García, «un sitio tan grande debería ser gestionado de otra manera porque los profesionales van perdidos por la feria. Los pabellones deberían estar divididos por sectores: implantes, máquinas, Ortodoncia, instrumental…, sin embargo, está todo un poco mezclado».

Para José Cruz Martín «dentro de esta desorganización existe un plan estratégico, como hacen los supermercados que ponen la droguería al lado de la leche, obligándote a pasar por todas las secciones».

Sin embargo, Jesús García afirma que responde más a una tradición histórica. «La desorganización que hay en la IDS se debe, en parte, a su antigüedad, porque hay empresas que tienen contratados 150 metros cuadrados en un determinado lugar y no están dispuestas a cambiar de ubicación, aunque se dediquen a la Implantología y el pabellón de implantes esté en la otra punta del recinto, porque sus clientes ya saben dónde están situados, así que vamos a seguir viendo esa desorganización año tras año».

Países emergentes: amenaza u oportunidad

Según los datos registrados por la IDS, este año se ha producido un incremento de visitantes extranjeros, principalmente procedentes de Oriente Próximo, Oriente Medio, Estados Unidos, Canadá, Brasil, China, Japón y Corea.

Según la percepción de José Cruz Martín durante su viaje a Colonia, «de todos los expositores, casi el 50% procedían de países emergentes que van progresando y teniendo su tecnología. Por eso los que llevamos más tiempo en el mercado debemos estar siempre presentes en estas ferias porque no podemos dejar que estas nuevas propuestas, que cuentan con una mano de obra mucho más barata, nos impongan sus productos».

Al doctor Jesús Toboso no le suscitan ningún miedo estas nuevas firmas porque «en España hacemos las cosas bien y si hay un mercado emergente tenemos que ir allí y luchar por nuestro hueco. En el sector dental español están pasando cosas inquietantes, se están comprando empresas y fusionando grandes compañías y todo esto está creando una gran incertidumbre».

Jesús García Urbano es de la misma opinión: «Las empresas tenemos que buscar mercado y hay que ir allí donde existe. En las economías emergentes hay negocio y, aunque la renta per cápita de ciertos países sea inferior a la nuestra, al tener un mayor número de habitantes las ventas se triplican».

269_Desayunos
Para los asistentes a este desayuno de trabajo organizado por GACETA DENTAL, la IDS es una cita periódica obligada para aquellas empresas que quieren expandirse en mercados internacionales.

«Además –continúa el Dr. Toboso–, en estos países hay mucha más patología dental por lo que hay más mercado». Por su parte, Jesús García afirma que para abrirse camino en el extranjero hay que conocer las características de cada país, así «en Sudamérica, por ejemplo, prima la estética por encima de la salud y todo el mundo lleva Ortodoncia invisible. Son lugares donde la economía está arrancando y hay un crecimiento en las ventas de productos de Odontología espectacular, así que no debemos ver estos países como una amenaza sino como una oportunidad de negocio».

Evolución frente a innovación

Según los organizadores de la IDS, en esta edición ha habido tanto innovación como perfeccionamiento de productos, materiales y servicios. Sin embargo, los asistentes a este desayuno de trabajo, han percibido más el desarrollo de productos ya existentes que el lanzamiento de innovaciones que supongan verdaderos avances en el sector odontológico. «Este año yo no he visto novedades espectaculares –comenta Jesús Toboso–, sino un avance de la tecnología que responde al constante desarrollo de la informática. Lo que no podemos negar es que estos avances suponen mejoras importantes puesto que lo que antes se hacía en minutos ahora se hace en segundos y lo que hace dos años estaba medianamente conseguido, ahora se hace con una precisión absoluta».

Jesús Toboso hace un símil del sector dental con el de la automoción: «Todos podemos ir de Madrid a Barcelona con un Seat 600, pero ¿quién no prefiere viajar en un vehículo de alta gama, con las prestaciones y el confort que esto implica? En Odontología ocurre algo parecido porque las herramientas ya están inventadas, pero mejoran cada día, y donde se está produciendo un mayor avance es en la informática y en los materiales de trabajo».

«Llevo 25 años fabricando prótesis –declara Jesús García Urbano– y cuando me preguntan en qué trabajo no se si decir si soy administrador de una empresa o informático. Al final es la informática la que va a controlar toda la industria».

Cirugía guiada

En la Odontología actual los procedimientos asistidos por ordenador se han perfeccionado y despliegan todas sus posibilidades. Uno de los desarrollos tecnológicos que más ha llamado la atención de nuestros invitados ha sido el producido en la cirugía guiada. De hecho, Jesús García nos cuenta que ha adquirido una unidad que «es como un GPS quirúrgico, mediante el cual, partiendo del escáner del paciente, se realiza la planificación completa para poner los implantes y, durante la cirugía, un sensor colocado en el contraángulo te dibuja una diana que te va guiando. Es un adelanto tecnológico muy importante».

Sistemas de diagnóstico

El mundo de los sistemas digitales de diagnóstico, que abarca hoy en día todo el flujo de trabajo, desde la consulta hasta el laboratorio, también ha evolucionado de forma espectacular, principalmente «en cuanto al tamaño de los dispositivos y su velocidad», afirma el doctor Toboso. «En este sentido, si yo tuviera que destacar un producto de todos los que allí he visto es el escáner intraoral de 3Shape».

269_Desayunos
Los representantes de las empresas reunidas por GACETA DENTAL en un hotel de Madrid nos contaron sus experiencias en la IDS 2015.

El desarrollo de la tecnología de diagnóstico por radiografía también es uno de los avances destacados por los asistentes a la feria germana. Así, según Jesús García «ya es posible ver las raíces de los dientes en radiografías, de forma que puedes planificar un tratamiento implantológico o de Ortodoncia, controlando perfectamente el movimiento dental, lo que era impensable hasta hace poco». Para este profesional los materiales biocompatibles son otra revolución en las prótesis removibles, pero, a su parecer, el producto más innovador que ha visto en la IDS ha sido «una impresora 3D que mezcla 20 tipos de materiales y hace una dentadura completa en una hora. Es un avance que supondrá la ruina para todo aquel que no lo adquiera».

Para Jesús Toboso los laboratorios que no den el salto tecnológico se verán abocados al fracaso. «El que pega antes pega dos veces», afirma.

«Hemos cambiado las herramientas, la espátula por el ratón, pero la mano del profesional siempre va a ser necesaria», afirma José Cruz Martín. «La máquina no lo hace todo, elimina muchos pasos intermedios en el proceso de fabricación, pero, al final, tiene que ser dirigida por un profesional, por eso debemos formarnos y adaptarnos a los tiempos, porque el que no evolucione al mismo tiempo que la tecnología no tendrá ningún futuro».

Otro de los productos que han despertado el interés de nuestros invitados ha sido un chip que se coloca en las prótesis de los niños y analiza su grado de utilización. «Es un chivato que te dice si los pacientes colaboran en los tratamientos de Ortodoncia. Se trata de una idea sencilla, pero muy útil».

A José Cruz Martín, a nivel de laboratorio, que es su campo de acción, lo que más le ha llamado la atención en la exposición comercial de Colonia «es la miniaturización y el perfeccionamiento de la tecnología, sobre todo en las máquinas de fresado y en las impresoras digitales 3D de precisión».

IDS: una cita obligada

Los representantes de las empresas convocadas por GACETA DENTAL para hablar de su experiencia en la IDS afirman que, año tras año, acudirán a este evento internacional, no solo para incrementar sus ventas en nuevos mercados, sino, además, para crear imagen de marca. «El hecho de acudir periódicamente a una feria, proporciona un marchamo de calidad o de empresa internacional, seria e importante», comenta José Cruz Martín.

«La IDS está muy consolidada, es un sitio de referencia a nivel mundial y, una vez que empiezas a acudir a este certamen, ya no puedes dejarlo porque sería como dar un paso atrás. Además, los empresarios estamos encantados con este tipo de certámenes comerciales porque nos permiten hacer mucha venta», apunta el doctor Jesús Toboso.

Según José Cruz Martín «estamos ante la primera feria a nivel mundial y los profesionales que buscan productos innovadores acuden a esta cita bienal de forma rigurosa».

Los participantes en este desayuno de trabajo tienen claro que asistir a las ferias es una actividad obligada, tanto para las empresas, como para los profesionales porque, en palabras del doctor Jesús Toboso, «el que se mueva no sale en la foto».

Laura D. Montalvillo

Récord de asistencia en la IDS 2015

Cerca de 138.500 visitantes profesionales de 151 países visitaron el International Dental Show (IDS), celebrado del 10 al 14 de marzo en la ciudad alemana de Colonia, lo que supone un incremento de casi el 11% en comparación con el certamen anterior.

La IDS 2015 también ha conseguido batir sus mejores marcas en cuanto al número de expositores y la superficie de exposición. Así, 2.201 empresas (casi un 7% más que en la pasada convocatoria) procedentes de 56 países presentaron sus productos en un espacio de 157.000 metros cuadrados (un 6% más que en 2013).

Con una cuota de expositores extranjeros de más del 70% y un incremento del 17% en el número de visitantes profesionales procedentes de fuera de Alemania, la IDS se consolida como una de las ferias más internacionales.

Encuesta de satisfacción

– El 75% de los visitantes está «muy satisfecho» con la IDS.
– El 81% de los mismos evaluó la oferta de productos y novedades como «muy buena».
– El 74% de los encuestados se mostró «muy satisfecho» con la consecución de sus objetivos.
– El 95% de los visitantes encuestados recomendaría asistir a esta convocatoria bienal a sus socios comerciales.
– Un 77% tiene intención de visitar la IDS en la próxima edición de 2017.

Los invitados, uno a uno

• Dr. Jesús Toboso Ramón. Fundador y director científico de Eckermann.
• José Cruz Martín. General Manager de Development and Technology of Dental Systems.
• Jesús García Urbano. Director general del Laboratorio Ortoplus.

La IDS en imágenes

La IDS acogió a un total de 138.500 visitantes procedentes de 151 países y 2.201 empresas expositoras reunidas en un espacio de 157.000 metros cuadrados. Estas son las cifras récord de una feria que cerró con éxito su trigésima sexta edición.