Reuniones del Consejo General con distintos representantes políticos

La necesidad de mejorar la normativa sobre publiciad sanitaria, de crear las especialidades odontológicas oficiales y la óptima aplicación de los numerus clausus fueron los tres temas centrales que se abordaron en el encuentro.

267_Actualidad
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, junto al presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro.

El presidente del Consejo General de Dentistas de España, el Dr. Óscar Castro Reino, se reunió recientemente con el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, a quien trasladó los principales problemas por los que está atravesando la Odontología en España.

De este modo, el Dr. Castro le mostró su preocupación ante el auge de la publicidad engañosa que, además, no siempre es respetuosa con los necesarios criterios de objetividad y veracidad. «La publicidad sanitaria, aunque es necesaria, es un tipo de publicidad especialmente sensible, por lo que desde el Consejo General de Dentistas consideramos que debe estar especialmente regulada con el fin de evitar que los ciudadanos reciban información que les pueda confundir o crear falsas expectativas. Nuestra Organización Colegial viene alertando a la población de la proliferación de este tipo de publicidad que ya viene siendo habitual, principalmente, en algunas franquicias dentales y seguros de intermediación», destacó Castro. Ofertas en tratamientos que esconden en la letra pequeña otra serie de costes que no están incluidos en el precio anunciado, garantías de por vida o prestaciones gratuitas que en realidad no lo son, son solo algunos de los ejemplos que el presidente del Consejo General expuso al ministro.

Criterios clínicos y ética profesional

El Dr. Castro Reino reiteró la importancia de que la promoción de los servicios sanitarios se realice en base a criterios rigurosamente clínicos y que prevalezca la ética profesional, el rigor, la veracidad y la prudencia frente a otro tipo de intereses. «La práctica profesional debe estar orientada a las necesidades de salud y bienestar de la población, y no a fines mercantilistas. Solo así se puede proteger la salud de los pacientes», puntualizó.

En este sentido, cabe destacar que muchos países de nuestro entorno europeo cuentan con una legislación que protege especialmente el acto clínico y otorga una mayor importancia al control de la publicidad como es el caso de Francia, Alemania y Bélgica donde la publicidad sanitaria está prohibida o fuertemente restringida.

Asimismo, hizo hincapié en la preocupante plétora profesional que sufre el sector y recordó que en España ya hay más del doble de dentistas de los necesarios de ahí que sea primordial realizar un análisis sobre la necesidad real de recursos en Odontología, así como la óptima aplicación del numerus clausus.

267_Actualidad
De izda. a dcha., Enrique García, vicepresidente del Colegio de Dentistas de Castellón; Manuel Llombar, consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana; Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana; Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas; José Luis Rocamora, presidente del Colegio de Dentistas de Alicante; Victorino Aparici, presidente del Colegio de Dentistas de Castellón y Enrique Llobell, presidente del Colegio de Dentistas de Valencia.

De esta forma, se evitaría la actual situación de precariedad laboral a la que se ven sometidos muchos de los jóvenes dentistas que se incorporan al mercado laboral, y el consiguiente riesgo de disminución de la calidad asistencial. Limitar la creación de nuevas facultades, establecer un numerus clausus efectivo y adoptar unos criterios de calidad adecuados y transparentes para la formación odontológica, fueron algunas de las propuestas que realizó el presidente del Consejo General.

En cuanto a las especialidades oficiales, el Dr. Óscar Castro puso de manifiesto que los dentistas españoles se encuentran en una clara situación de agravio comparativo y desigualdad con respecto a sus homólogos europeos. España es el único país de la Unión Europea (UE) –junto con Luxemburgo– donde no existen especialidades reconocidas oficialmente por lo que, en un contexto donde existe libre movilidad de trabajadores en la UE, los dentistas formados en España no pueden ejercer como especialistas, mientras que el resto de los odontólogos sí pueden hacerlo.

Además, la creación de las especialidades oficiales odontológicas permitiría ofrecer una óptima asistencia clínica, al tiempo que nos equipararíamos al resto de países europeos.

Nuevos encuentros

Días después, el presidente del Consejo General de Dentistas visitó, con el mismo objetivo de mostrarle los problemas de la profesión, al director general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, José Javier Castrodeza, quien se mostró dialogante para buscar soluciones a los temas planteados.

Otra reunión llevó al Dr. Castro a visitar al director general de Ordenación Profesional, Carlos Jesús Moreno, quien comprendió las peticiones del Dr. Castro acordando que sea la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación –a quien compete el control de la publicidad e información sanitaria– la que adopte cuantas medidas estime oportunas para conseguir una mayor regulación y evitar así los posibles daños que se podrían estar produciendo en la población como consecuencia de este tipo de prácticas publicitarias.

Por último, destacar que los presidentes de los Colegios de Dentistas de Alicante, Castellón y Valencia, acompañaron al Dr. Castro, en su encuentro con el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, quien quedó muy sorprendido por el tipo de anuncios que el Dr. Castro le entregó en un completo informe sobre la problemática derivada de la publicidad engañosa de las clínicas dentales.