266_Actualidad
En la reunión londinense se generó un interesante debate entre psicólogos y expertos dentales.

Reunión de la Alianza Mundial por un futuro sin caries

Londres fue el escenario elegido para la celebración de la última reunión del Consejo de Colaboración de la sección europea de la Alianza por un Futuro sin Caries (ACFF), un encuentro en el que se generó un interesante debate entre psicólogos y expertos dentales, y donde la conclusión unánime es que los profesionales dentales deben tratar de intervenir en la conducta de sus pacientes para mejorar sus hábitos personales de higiene bucal y ayudarles a reducir el consumo de azúcar en la dieta.

En concreto, la relación entre el consumo de azúcar en la dieta y la aparición de caries fue uno de los principales temas debatidos por los asistentes, tras el reciente proyecto de directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recomienda reducir a la mitad el consumo de este dulce ingrediente.

266_Actualidad
En la reunión londinense se generó un interesante debate entre psicólogos y expertos dentales.

Líneas de investigación

En la reunión intervino Tim Newton, profesor de Psicología Aplicada a la Odontología del King’s College de Londres, quien explicó la necesidad de que los equipos dentales entiendan por qué los pacientes individuales adoptan determinadas pautas de conducta para que les puedan ofrecer soluciones personalizadas. Newton citó investigaciones que podrían tener un efecto positivo en la mejora de los hábitos de higiene bucal de los pacientes y la disminución del consumo de azúcar y recordó que «está surgiendo un nuevo paradigma en la manera de ayudar a las personas a adaptar su conducta para adquirir mejores hábitos de higiene bucal, incluida la disminución del consumo de azúcar en la dieta. Se están planificando ya estudios para investigar cómo nuevas intervenciones psicológicas pueden ayudar a las personas a reducir su consumo». El profesor Newton explicó que los equipos dentales pueden ayudar a los pacientes a cambiar sus pautas de conducta con asesoramiento sobre cómo planificar mejor sus hábitos de higiene bucal.

Por su parte, la profesora Paula Moynihan, directora del Centro Colaborador de la OMS para la Nutrición y la Salud Bucodental en la Universidad de Newcastle, afirmó que «la relación entre el consumo de azúcar y la aparición de caries está clara y la magnitud del problema lo convierte en una importante cuestión económica y de salud pública en toda Europa. Necesitamos organizaciones como la ACFF -continuó- para unificar a los expertos dentales del continente y para mejorar la educación y concienciación del público en materia de prevención y control de caries».

Nuevos objetivos

La Asociación para la Educación Dental en Europa (ADEE) participó también en el encuentro, estando representada por su presidente actual, el Profesor Damien Walmsley, quien dirigió un debate sobre la necesidad que tienen los equipos dentales de un desarrollo profesional continuo.

En la reunión se anunciaron también nuevos objetivos dirigidos a identificar y llenar lagunas importantes de información en la prevención y el tratamiento de las caries en toda Europa. El principal propósito es que todos los niños que nazcan en Europa a partir de 2016 deberían estar libres de caries durante toda su vida. Además, se pretende asegurar que puedan adoptarse medidas adecuadas para la prevención y el tratamiento de las caries en toda Europa y trabajar en colaboración para reducir las desigualdades en materia de caries entre los países europeos en el contexto no solo de la salud bucodental sino de la salud general.

Patrocinada por Colgate-Palmolive Company, la Alianza por un Futuro Libre de Caries es una organización que agrupa a destacados expertos dentales que han unido sus fuerzas para tratar de cambiar los hábitos de salud dental en todo el planeta.