Los Asuntos Exteriores de España desde Suárez a Zapatero
El embajador Chencho Arias; el presidente del COEM, Dr. Ramón Soto-Yarritu; y el presidente de la Comisión Científica del COEM, Dr. Ricardo Fernández.

Chencho Arias analiza la política exterior española en la democracia

El embajador Inocencio Arias habló de la política exterior de los presidentes de la democracia española, como tema central de la conferencia inaugural del ciclo científico 2014/15 del Colegio de Dentistas de la Primera Región.

Los Asuntos Exteriores de España desde Suárez a Zapatero
El embajador Chencho Arias; el presidente del COEM, Dr. Ramón Soto-Yarritu; y el presidente de la Comisión Científica del COEM, Dr. Ricardo Fernández.

Un salón de actos abarrotado acogió a Inocencio Arias como personalidad invitada por el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) ) para inaugurar su ciclo científico con una conferencia en la que el embajador desgranó la política exterior seguida por los cinco pimeros presidentes de gobierno de la democracia española, con los que él trabajó y a los que atribuyó dos características comunes: «las suyas fueron unas relaciones diplomáticas vitales para España y ninguno de ellos hablaba inglés».

Suárez

Su repaso comenzó, lógicamente, con Adolfo Suárez, «al que le gustaba mucho la política exterior, pero no contó con el tiempo que hubiera deseado porque estaba ocupado con la transición». En la etapa de Suárez destacó como acciones positivas «la normalización de las relaciones diplomáticas con un montón de países, como la URSS» y, puntualizó, «solo se le resistió Israel». Destacó también que fue el presidente que «se cargó el concordato vaticano, porque lo consideraba un anacronismo, y lo sustituyó por acuerdos con la Santa Sede». Chencho Arias subrayó el hecho de que en ese periodo España empezara a ser sede de conferencias internacionales y mencionó a Francia como principal escollo de la política exterior de Suárez: «Ponían trabas continuas –dijo– a la entrada de España en el entonces Mercado Común y no prestaban ninguna ayuda a la policía española en la lucha contra ETA». «Adolfo Suárez –concluyó en su boceto de la política exterior suarista– era imbatible en el cuerpo a cuerpo por su carisma».

Calvo Sotelo

Del sucesor de Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, dijo que fue «el gran ignorado de la transición». Calvo Sotelo fue, según Arias, «el presidente más culto y con más sentido del humor» de cuantos conoció y enfatizó que «su misión fue la de serenar el país tras el tejerazo» y «llevar, aunque a trompicones, a España a la OTAN, pese a tratarse de un asunto enormemente impopular entre los ciudadanos». Fue una persona «honesta e inteligente» que supo cerrar doce o trece capítulos para la adhesión de España al Mercado Común.

Felipe González

También de Felipe González destacó su gran carisma y, «por encima de todo, su sentido de estado». «Fue el presidente que más tiempo estuvo en el cargo, doce años –recordó Arias– y supo lidiar el toro de la OTAN. Prometió hacer un referendum sobre la entrada de España en la OTAN si llegaba a ser presidente y cumplió su palabra. Vio que no era lógico llamar a la puerta del Mercado Común sin entrar en el Tratado militar, así es que rebobinó, cambió de opinión y apoyó seguir en la OTAN». Asimismo resaltó que «con Felipe González en el gobierno y Fernández Ordóñez como ministro de Asuntos Exteriores se consiguió celebrar la conferencia de Medio Oriente en España, lo que nos situó en el mundo».

Aznar

Llegado el turno de José María Aznar, Chencho Arias citó la boda de la hija del entonces presidente del gobierno y la foto de las Azores, como dos anécdotas que contribuyeron a su demonización. «Aznar solo hizo lo mismo que Bush, poner los pies encima de la mesa del rancho del presidente de los Estados Unidos; se trataba de una reunión distendida». «En España hay una obsesión antiamericana, pero no se inmuta nadie por la guerra en Siria o en Libia, e incluso se mantuvo impasible en el genocidio de Ruanda, donde murieron ochocientas mil personas a machetazos».

Zapatero

Los Asuntos Exteriores de España desde Suárez a Zapatero
El Dr. Javier Lozano (Oral-B, patrocinador del premio); el premiado, Dr. Fernando Rey; el Dr. Ricardo Fernández, presidente de la Comisión Científica del COEM; el Dr. Ramón Soto-Yarritu, presidente del Colegio Madrileño; y el Dr. Eugenio Grano de Oro, responsable de la Formación Online del COEM.

José Luis Rodríguez Zapatero, no se sentía cómodo en las reuniones internacionales. Hasta el punto, desveló Arias, de que no asistió a una cena de la Hispanidad, organizada por España a la que fueron convocadas 311 personas de primer nivel y en la que se invirtieron 102.900 euros, «en una época en la que no andábamos muy bollantes, precisamente». En su crítica hacia el último presidente de gobierno socialista no dudó en decir que «sacó las tropas españolas de Irak cumpliendo una promesa electoral, pero a la que añadió una falacia: dijo que era ilegal y eso no era así». Ese fue el motivo por el que Bush nunca recibió en visita oficial a Zapatero, quien se enamoró perdidamente de Obama». También fue crítico con la denominada alianza de las civilizaciones propuesta por Zapatero.

Formación online

Previamente a la conferencia inaugural, se hizo entrega del II Premio Anual a la Mejor Presentación de Formación Online. El ganador fue el doctor Fernando Rey Duro por su trabajo «Planificación del sector anterior con composite».