Revisiones bucodentales gratuitas a embarazadas, gracias a la II Campaña «Salud Oral y Embarazo»
De izda. a dcha., Mª Ángeles Rodríguez Rozalen, la Dra. Ana Aliaga, el Dr. Alfonso Villa Vigil, el Dr. Juan Carlos Llodra, Mª Teresa Villar Varela y la Dra. Alma Palau.

La gingivitis del embarazo afecta a entre el 60% y 75% de las mujeres

Por segundo año consecutivo, el Consejo General de Dentistas ha puesto en marcha una campaña dirigida a concienciar sobre la importancia de la salud bucodental de las mujeres en estado de gestación y sus bebés.  Además de formar en prevención, diagnóstico y tratamiento, esta iniciativa permite desarrollar un  trabajo interdisciplinar entre dentistas, matronas, ginecólogos, farmacéuticos y nutricionistas.

Revisiones bucodentales gratuitas a embarazadas, gracias a la II Campaña «Salud Oral y Embarazo»
De izda. a dcha., Mª Ángeles Rodríguez Rozalen, la Dra. Ana Aliaga, el Dr. Alfonso Villa Vigil, el Dr. Juan Carlos Llodra, Mª Teresa Villar Varela y la Dra. Alma Palau.

Desde hace unas semanas y hasta el 31 de julio, varias clínicas están realizando revisiones bucodentales, de carácter gratuito, a las mujeres embarazadas que así lo desean. Las pacientes son sometidas a una valoración clínica, facilitándolas información del riesgo que tienen de padecer alguna enfermedad bucodental y del tratamiento más recomendable en cada caso.

Se trata de la acción principal de la Campaña «Salud Oral y Embarazo» que, por segundo año consecutivo, ha puesto en marcha el Consejo General de Dentistas de España, con la colaboración del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España, la Federación Española de Asociaciones de Matronas, la Asociación Nacional de Matronas, la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de España, la Asociación Española de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, así como el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España, que participa por primera vez en esta actividad. Durante el acto de presentación de la campaña, el Dr. Juan Carlos Llodra, coordinador de la misma, advirtió que «visitar al dentista –al menos una vez y preferiblemente durante el segundo trimestre del embarazo– debe formar parte de los cuidados que necesariamente debería seguir toda embarazada para tener una buena salud integral». Además, apuntó que una buena salud bucodental durante el embarazo también tiene un impacto positivo, no solo en la salud de la madre sino también en la del bebé.

Según el doctor Llodra, «para conseguir mejorar la salud bucodental de las embarazadas es necesario llevar a cabo un trabajo multidisciplinar, en el que matronas, ginecólogos, farmacéuticos, nutricionistas-dietistas y dentistas, persigan el mismo fin».

En cuanto a los cuidados básicos, es importante tener una correcta higiene dental, llevar una dieta equilibrada, evitar el tabaco y controlar la diabetes. De esta forma, se pueden prevenir los principales problemas dentales propios del embarazo como son la caries –que puede aparecer sobre todo al final de la gestación y durante la lactancia debido a los cambios en la composición de la saliva–, y la gingivitis del embarazo, que afecta a entre el 60% y 75% de las mujeres. A este respecto, el doctor Llodra destacó que «la enfermedad de las encías puede aumentar el riesgo de tener partos prematuros».

Por otro lado, hay que señalar que las naúseas y vómitos que sufre entre el 75% y 80% de las mujeres durante los primeros meses de la gestación pueden producir erosión del esmalte dental.

Mª Ángeles Rodríguez Rozalen, presidenta de la Asociación Española de Matronas, agradeció al Consejo la organización de esta iniciativa, tan necesaria para salvaguardar la salud oral de las embarazadas. Por su parte, Mª Teresa Villar Varela, secretaria de la Federación de Asociaciones de Matronas de España, manifestó que «es muy importante que las matronas nos formemos en salud bucodental e insistamos a las embarazadas de la importancia de acudir al dentista durante y después de la gestación».

El entonces todavía presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Alfonso Villa Vigil, señaló que «es desolador que tan solo 1.000 mujeres embarazadas fueran al dentista el año pasado. Esta campaña nos permite llegar a un colectivo muy importante como es el de las mujeres gestantes, al ser ellas las principales transmisoras de mensajes saludables a sus bebés». Por su parte, Alma Palau, presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España, informó de los «antojos poco saludables» –como los dulces, bollería, refrescos, helados, etc.– y explicó las causas por las que se produce el deseo de ingerir algún alimento, que, «en el caso de la glucosa, muchas veces responde al aumento metabólico que se produce durante la gestación, pero en otras muchas ocasiones responde más a factores psicológicos que físicos».

Tratamiento durante el embarazo

En cuanto a las medidas preventivas, éstas deben centrarse principalmente en el control de la caries, la gingivitis y el tratamiento de la infección aguda, y que ante una situación de dolor, infección, urgencia, caries o enfermedad periodontal, lo recomendable es que el tratamiento no se demore por causa del embarazo.

En este sentido, se aclaró que el uso de amalgama o resinas compuestas utilizadas para tratar la caries no supone ningún riesgo ni para la embarazada ni para el futuro bebé y que los tratamientos no quirúrgicos para tratar la enfermedad de las encías son también seguros y efectivos.

Al igual ocurre con las radiografías que, aunque debe evitarse su uso en los controles rutinarios, no están contraindicadas, siempre que se adopten una serie de precauciones necesarias, como son proteger el abdomen y el cuello de la embarazada con un delantal y collarín de plomo. Asimismo, hay que señalar que las radiografías digitales –cada vez más utilizadas en Odontología– emiten una radiación menor que las placas convencionales. En cuanto al óxido nitroso, utilizado para la sedación del paciente, tampoco representa riesgo para la salud si se utiliza correctamente. Y respecto a la mayoría de fármacos requeridos para el tratamiento dental, incluidos los antiinflamatorios, antibióticos o anestésicos locales comunes, también pueden utilizarse de forma segura.

Salud bucodental del bebé

En lo que al recién nacido se refiere, el profesor Juan Carlos Llodra incide en que la caries sigue siendo la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y, al tratarse de una enfermedad bacteriana infecciosa, es necesario tomar las medidas oportunas para prevenirla.

Revisiones bucodentales gratuitas a embarazadas, gracias a la II Campaña «Salud Oral y Embarazo»«En el 70% de los casos en los que se transmite la caries al recién nacido hay una relación genética bacteriana entre madre e hijo. Pero, además de la genética, también hay un riesgo muy elevado de transmitir las bacterias causantes de la caries a través de la saliva con hábitos como utilizar la cuchara del bebé para probar la comida, chupar el biberón o chupete y a través de los besos», apuntó el Dr. Llodra, quien advirtió también de que «el contagio precoz producido por bacterias puede producir caries temprana en la infancia, por lo que retrasar esta infección primaria contribuye a reducir el riesgo de desarrollar caries en el futuro».

Para ello, los dentistas recomiendan que los progenitores se sometan a los tratamientos restauradores necesarios así como realizar terapias antisépticas y con fluoruro. Además, una correcta higiene oral y adoptar hábitos saludables en el bebé ayudarán a prevenir la caries infantil.

Tanto los dentistas como las matronas defienden que las revisiones bucodentales se incorporen en los planes de atención al embarazo del Sistema Nacional de Salud de todas las Comunidades Autónomas, algo que actualmente solo ocurre en Cataluña, Andalucía, Asturias y Castilla y León.

La secretaria general del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Ana Aliaga, insistió en la importancia de llevar a cabo una «práctica colaborativa entre todos los profesionales implicados», destacando el importante papel de las farmacias a la hora de concienciar a los ciudadanos sobre la importancia que tienen los cuidados diarios para tener una adecuada higiene bucodental, así como su contribución al uso responsable de los medicamentos prescritos por los dentistas.

Con esta iniciativa, el Consejo General de Dentistas de España quiere incidir en la importancia que tiene conceder un enfoque más global a la salud, por lo que insiste en seguir trabajando de forma multidisciplinar para conseguir una mejor y mayor integración entre la salud bucodental y la salud general.

participación colegial

La Campaña «Salud Oral y Embarazo» cuenta con la colaboración de los Colegios Oficiales de Odontólogos y Estomatólogos de España y se espera que participen más de 3.000 dentistas.

Las participantes tendrán acceso a la «Guía Práctica sobre Salud Oral y Embarazo» y a folletos donde podrán encontrar las recomendaciones para el cuidado de su salud y la del recién nacido, así como consejos para tener una alimentación saludable. Además, está prevista la organización de jornadas informativas dirigidas a la población que, bajo el lema «Salud oral, picoteo y antojos saludables durante el embarazo», pretende ofrecer las claves de la salud oral y una alimentación saludable, antes, durante y después del embarazo.

En el Colegio de Dentistas de Asturias (CODES) se celebró esta jornada en la que intervinieron el médico estomatólogo Fernando Nuño Mateo y la dietista-nutricionista Arántzazu Martínez Tomás.

El Dr. Nuño Mateo quiso insistir en la importancia de la educación desde la edad más temprana de los niños y, en este contexto, comentó que «la Odontología no es una disciplina aislada y debe integrarse en la prevención de un conjunto de patologías coincidentes, en muchos casos, con las enfermedades orales, como ocurre con el tabaquismo y los efectos de las dietas inadecuadas. El embarazo supone una oportunidad de actuación sobre los malos hábitos, para poder generar los buenos desde el principio, en el recién nacido».

Por su parte, Arántzazu Martínez trasladó a los asistentes temas tan relevantes durante el embarazo como el aumento adecuado de peso, los requerimientos nutricionales que se ven aumentados en este periodo, los trucos para evitar el reflujo, las náuseas y el estreñimiento y, en general, las pautas para una correcta alimentación.

Arántzazu Martínez comentó que un incremento de peso y una ingesta excesivos en la mujer embarazada «aumenta la prematuridad, los problemas en el trabajo del parto, acrecentando incluso la probabilidad de realizar una cesárea; y puede producir macrosomía fetal (tamaño excesivo del feto), además de una obesidad residual materna».

Por el contrario, si la ingesta de nutrientes es insuficiente «aumenta la prematuridad y el riesgo, tanto de abortos como de mortalidad prenatal».

Por su parte, farmacéuticos, matronas, ginecólogos y dietistas-nutricionistas contribuirán a concienciar a la población sobre la importancia de la prevención y los cuidados de la salud bucodental durante el embarazo.