las personas son lo más importante en una organización

Sí, pero no todas, solo las buenas, solo aquellas con las que puedes contar. Porque hay que contar solo con el talento, huyendo de las personas tóxicas. Se ha escrito mucho en los últimos tiempos sobre la dificultad de encontrar talento entre las personas que forman las organizaciones. Vivimos un momento en que conseguir capital para emprender un proyecto o crear productos y servicios es menos complicado que elegir bien a las personas. Es evidente: identificar a los mejores no es una tarea fácil.

El pasado mes de enero tuve la oportunidad de participar en un evento realizado en la sede de Garrigues en Madrid y organizado por el Club Excelencia en Gestión, que contó con la presencia de Juan Carlos Cubeiro. Considerado mejor coach de liderazgo en el ámbito internacional, Cubeiro lleva asesorando en talento, liderazgo y coaching a centenares de compañías de todo el mundo desde 1987. Es el coach ejecutivo con mayor experiencia en procesos de coaching para presidentes, CEOs y directores generales de nuestro país y ha sido nombrado recientemente Head of Talent en ManpowerGroup.

Durante su intervención Juan Carlos Cubeiro ofreció varias claves para la optimización del talento en las organizaciones por parte de los directivos, a través de un manifiesto de doce puntos sobre la «Calidad Directiva para la Optimización del Talento»:

1. Exige una «Estrategia del Talento» como parte del cuadro de mando integral (perspectiva de talento). Si la organización no cuenta con una buena estrategia, la energía se disipa a marchas forzadas. Dos textos importantes en esta línea son «Experiencias en la Dirección y Gestión de Recursos Humanos», coordinado por Carlos Pelegrín y Lorenzo Peribáñez, y «Generación de Modelos de Negocio», de Osterwalder y Pygneur.

2. Implanta TÚ la «Estrategia del Talento» porque la ejecución es el 90% de la estrategia. Es una cuestión de liderazgo, entendido como el talento para influir decisivamente en los demás. Es marcar la pauta, hacer equipo e infundir energía.

3. Asegúrate de que la selección es óptima, a través de perfiles de talento –capacidad por compromiso–, entendiendo el talento como «inteligencia triunfante» (J.A. Marina) y no como inteligencia fracasada. Talento es poner en valor lo que uno sabe, puede y quiere hacer.

4. Gestiona el desempeño. La mayoría de los profesiones tienen lo que Carol Dweck (Universidad de Stanford) llama «Mentalidad de Talento Fijo» (vales o no vales). Sin embargo, el talento debe ser de superación (de ir creciendo). Se trata de practicar el reconocimiento y no el halago, porque «el talento que no se aprecia se deprecia».

5. Aprovecha la tecnología. Debemos contratar talento técnico que tenga orientación al cliente (interno/externo) e iniciativa. La tecnología potencia la efectividad de la organización si contamos con talento técnico de verdad y no con obstáculos.

las personas son lo más importante en una organización6. No te dediques a «motivar» a tu equipo. La motivación no es extrínseca (palo o zanahoria), como ha demostrado Daniel Pink, por siete razones. Es intrínseca: por el propósito, la autonomía y la maestría. Mostrar un proyecto ilusionante, delegar y generar aprendizaje son elementos motivadores. Como dice Tom Peters, lo que podemos hacer es «ilustrar en lo que consiste la excelencia» (dar ejemplo).

7. Invierte en el desarrollo de tu gente porque es la inversión más rentable (James Heckman, Premio Nobel de Economía). Es la importancia de la formación –como dice Emilio Duró, «no hay nada más peligroso que un tonto motivado»– y convertir la formación en desarrollo (de conocimientos a comportamientos), como hacen los líderes-coaches.

8. Desarrolla tu propio liderazgo. Cuidado con improvisar o con mitificarlo (pensar que se nace con él, que es genético). Si creemos que la gente no cambia, pensemos en la evolución de George Clooney o de Susana Griso. Un líder sin coach es como un deportista autodidacta; no va a llegar muy lejos.

9. Fideliza el talento. El Dr. John Gottman ha demostrado que las parejas estables intercambian al menos cinco emociones positivas por cada negativa. En el terreno empresarial, Barbara Fredrickson ha demostrado que quienes fidelizan talento aportan tres emociones positivas o más por cada negativa. Y el premio Nobel Daniel Kahneman, que generamos de promedio unas 22.000 emociones diarias en los demás.

10. Céntrate en lo importante. Se trata del concepto de «Foco» (Daniel Goleman) porque cada segundo recibimos 40 bits de información consciente y 11 millones de bits de forma inconsciente. Centrarnos en clientes satisfechos que nos aportan resultados porque reciben un buen servicio de nuestros empleados. Y a nivel personal, el concepto de marca profesional (Irene Martínez) para ser sobresaliente, relevante y diferente.

11. Prescinde elegantemente. El economista Raghuram Rajan llama «Capital Organizativo» a la diferencia entre un ambulatorio y la Clínica Mayo y un taller y Toyota. Depende, entre otras cosas, de un outplacement profesional y eficaz.

12. Fomenta el «Orgullo de Pertenencia», que es clave de eficiencia. Hemos de pasar de ser Jefes a «Gefes» (Generadores de Felicidad, María Graciani). La felicidad se construye, a través de 12 actividades deliberadas: motores como la gratitud, el optimismo y la fluidez; vínculos como la amabilidad, las relaciones sociales y el saboreo; el «aguante», a través de la resiliencia, no darle demasiadas vueltas a las cosas (overthinking) y el perdón y actualización de nuestros valores, objetivos, cuerpo (ejercicio físico) y alma (ejercicio mental).

Es la hora de los valientes

Como ejercicio final, Juan Carlos Cubeiro concluyó su presentación haciendo una llamada a la acción con el ánimo de no perder talento ante la insuficiente calidad directiva que hoy existe en nuestro país (España ha caído al puesto 51 desde el puesto 27 en que se encontraba en 2008): «hay que ser consciente de que la calidad directiva supone el 60% de la productividad y competitividad de una empresa».

Argumentó que es la hora de los valientes, de los que con el conocimiento de esta necesidad, afrontan dar un paso adelante y promueven el cambio. Cualquier organización, por pequeña que sea, necesita contar con directivos eficientes y eficaces en su gestión, que atraigan, seleccionen, motiven, cultiven y fidelicen el talento.

VP20 Consultores es miembro del Club Excelencia en Gestión y del Club de Evaluadores Acreditados de la EFQM. Además es la empresa líder en España en consultoría y marketing dental. Con 20 años de experiencia en el sector y, habiendo trabajado en más de 2.000 clínicas privadas con resultados más que satisfactorios, es sinónimo de éxito en la implantación de herramientas de gestión eficientes entre sus clientes. De todas las técnicas utilizadas, cabe destacar el Coaching Dental. Ésta es una herramienta que lleva siendo utilizada en empresas de todos los ámbitos de EE.UU. desde hace más de 30 años. El Coaching ofrece una amplia visión de dirección y gestión de la clínica a los responsables de la misma, haciendo que sus aptitudes mejoren y esto se traduzca en un aumento de la cartera de pacientes y de los beneficios de la clínica. Para más información: www.vp20.com