sol archanco, presidenta del colegio de higienistas dentales de la comunidad de madrid

Sol Archanco, Presidenta del Colegio de Higienistas Dentales de la Comunidad de Madrid

La nueva ley de Servicios Profesionales, aún pendiente de aprobación, sigue despertando preocupación entre determinados profesionales como los higienistas dentales, ante la posibilidad de excluirles de la colegiación obligatoria. Para aclararnos qué supondrá la puesta en vigor de esta normativa, hablamos con Soledad Archanco, presidenta del Colegio de Higienistas Dentales madrileño, quien nos explica también iniciativas que están desarrollando desde la organización de la que es cabeza visible.

—Existe cierto temor entre la colegiación por los cambios que puede traer la entrada en vigor de la nueva Ley de Servicios Profesionales. ¿Se ha contado con la colaboración de los colegios en su elaboración?
—Es una realidad que cualquier modificación legislativa siempre provoca incertidumbre y preocupación, pero, además, este proyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales nace, por unas razones o por otras, con el rechazo prácticamente unánime de todas las profesiones en España y, en el caso del sector sanitario, incluso, con la oposición del Ministerio de Sanidad, por cuanto pretende excluir del ámbito de la colegiación obligatoria a algunas de las profesiones sanitarias que, como en el caso de los higienistas dentales, tienen un contacto directo con la salud de los ciudadanos.
Desde el Colegio de Higienistas de Madrid venimos trabajando desde abril de 2013, junto con el resto de Colegios de España, para mostrarle al Ministerio de Economía –que es quien promueve el proyecto– el error en el que está incurriendo y el perjuicio que indirectamente va a ocasionar a los ciudadanos, así que esperamos que la sensatez prime en la redacción final y que los grupos políticos sepan y ayuden en el trámite parlamentario a lograr una mejor ley para los ciudadanos.

—A su juicio, ¿qué cambios cree que son necesarios y no han sido contemplados en la nueva normativa?
—Es un proyecto con un contenido extenso y complejo, en el que llama la atención la «desconfianza» y «recelo» que los Colegios Profesionales provocan en el Ministerio de Economía y que ha redactado a tumba abierta, en aras de una «liberalización de los servicios» y de «supuestos ahorros», (que no se van a producir), para así, contentar las tendencias de la Comisión Nacional de la Competencia y hacerle un guiño a las políticas comunitarias que llegan de Bruselas, sin tener en cuenta la opinión de nuestros responsables sanitarios y, lo verdaderamente importante, que es la salud de los españoles.

—¿Cómo afectará esta nueva normativa al colectivo que usted representa? ¿Puede afectar a la continuidad del Colegio de Higienistas de Madrid?
—Mucho hemos logrado desde que, hace una década, se creara el Colegio de Madrid, alcanzando una presencia institucional y un reconocimiento de la figura del higienista cada vez mayor. Con más de mil colegiados que acuden y encuentran en el Colegio de Madrid su referencia profesional, nos sentimos orgullosos y con ganas de seguir trabajando para acercar la figura del higienista dental a la sociedad. Por ello, de forma general creo que los Colegios adaptarán sus estructuras para poder seguir cumpliendo su misión con la sociedad y en el caso concreto del Colegio de Higienistas de Madrid, taxativamente, puedo afirmar que, con independencia de que al final se publique o no ese proyecto, el Colegio de Madrid seguirá creciendo y dando cada día un mayor nivel de servicios a sus colegiados.

—¿Qué papel juega su Colegio para el colectivo de profesionales de la higiene oral y qué acciones lleva a cabo?
—El Colegio de Higienistas de Madrid tiene como misión mejorar la calidad de los servicios de sus higienistas, a través de su formación continuada, así como velar por la protección de los intereses de los pacientes; por ello, quiero advertir que las personas que ejerzan actividades de higienista dental sin la titulación legal correspondiente están incurriendo en un delito de intrusismo profesional, que el Colegio Profesional de Madrid ha venido persiguiendo y denunciando desde su creación. En concreto, en Madrid se han interpuesto varias querellas que han finalizado todas ellas con la condena penal de estos intrusos que, sin la titulación correspondiente, venían realizando las actividades propias del higienista. Debe quedar claro que, para ejercer como higienista y realizar sus funciones no sirve haber realizado un «curso práctico» en cualquier academia o centro y obtener un título expedido por dicho centro, si el mismo no se adecúa a lo establecido por el Ministerio de Educación. Así pues, en aras de la profesionalidad y de la calidad de sus trabajos, las clínicas dentales y, en su caso, los dentistas responsables deberían contratar para dichas tareas a aquellas personas que reúnan los requisitos de titulación y colegiación, al objeto de evitar riesgos innecesarios, tanto a nivel administrativo (sanciones por parte de la Administración), como civil (problemas de reclamaciones de responsabilidad civil), o social (mala publicidad).
En este punto me gustaría destacar y agradecer la sensibilidad mostrada por el Colegio de Dentistas de la Primera Región por este asunto, destacando la colaboración de ambas instituciones para erradicar esa lacra tan presente en ambas profesiones.

—¿Cuáles son los puntos fuertes del Colegio de Madrid?
—En mi opinión tres: en primer lugar, la confianza mostrada por los higienistas de toda España en este Colegio; el segundo, la decidida apuesta de las empresas colaboradoras e instituciones del sector por la figura del higienista dental y por el trabajo realizado en esta década por el Colegio de Madrid y, por último, y no menos importante, el magnífico trabajo que, de forma altruista, han venido desarrollando los miembros de las distintas Juntas de Gobierno.
Un ejemplo de ese buen hacer se ha materializado en la última Asamblea, en la que se acordó reducir la cuota de colegiación a nueve euros mensuales, lo que significa que el Colegio de Madrid se convierte en el Colegio Profesional con las cuotas más bajas de España, a la vez que se consolida como el Colegio de Higienistas con mayor número de colegiados y de servicios, tales como: cobertura de una póliza de responsabilidad civil profesional gratuita para el colegiado; asesoramiento jurídico gratuito (en cualquier área o especialidad); cobertura gratuita de una póliza de accidentes; herramientas informativas como la web o la revista digital RH y la formación continuada, mediante cursos acreditados ante la Administración, tanto presenciales como a través de nuestra plataforma on-line, «e-Higiene», con unos precios muy por debajo de la oferta existente en el mercado, además de convenios específicos con las principales universidades y sociedades científicas españolas, entre otros.

sol archanco, presidenta del colegio de higienistas dentales de la comunidad de madrid—¿Está el higienista dental lo suficientemente reconocido en el ámbito odontológico?
—Afortunadamente el sector odontológico está descubriendo la importancia del gabinete de higiene bucodental y la gran aportación que los higienistas pueden realizar en la promoción de la salud oral de los ciudadanos y en el desarrollo en cuanto a calidad y rentabilidad de las clínicas dentales. Por eso, cada día, encontramos una mayor presencia de higienistas dentales en las clínicas, formando parte de equipos integrales de salud oral. Incluso algunas de las más destacadas compañías aseguradoras de salud sólo están contratando higienistas dentales que acrediten estar debidamente colegiados.
Por otra parte, basta hacer un repaso a los principales eventos del sector para ver una presencia, cada vez mayor de los higienistas, no sólo como asistentes, sino como ponentes, en encuentros y jornadas científicas y formativas y un aumento de los acuerdos de colaboración de estos profesionales con las distintas sociedades científicas.

—¿Cuál es la importancia de la póliza de responsabilidad civil para el higienista dental?
—En algún foro ya he comentado el incremento de las reclamaciones de los pacientes hacia los profesionales sanitarios, provocado por el aumento del nivel de exigencia y satisfacción y, en este sentido, la actividad del higienista dental no va a ser una excepción. De hecho en los últimos meses ya hemos podido comprobar cómo se están produciendo las primeras reclamaciones contra higienistas dentales por supuesta mala praxis.
Así pues, que el higienista dental tenga su póliza de responsabilidad civil es, en primer lugar, una cuestión de cumplimiento de la Ley. Efectivamente, la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias incluye, en su artículo 2º, al higienista como una profesión sanitaria titulada y, en su artículo 46, señala que «los profesionales sanitarios que ejerzan en el ámbito de la asistencia sanitaria privada, vienen obligados a suscribir el oportuno seguro de responsabilidad civil que cubra las indemnizaciones que se puedan derivar de un eventual daño a las personas causado con ocasión de la prestación de su servicio».
Y, en segundo lugar, tener la seguridad de que cualquier actuación suya va a estar cubierta por una póliza especialmente diseñada para su excluisva actividad. Obviar lo anterior y buscar otros remedos, para no cumplir la norma, supondrá crear un escenario de riesgo innecesario para el higienista por posibles reclamaciones.

—¿Cómo le está afectando a este colectivo profesional la crisis?
—Esta profesión no ha sido indiferente a la grave crisis que ha vivido España, pero también es cierto que, afortunadamente, es una profesión cada vez más solicitada y valorada por los ciudadanos y por las clínicas dentales. Eso, unido a los mecanismos de ayuda establecidos por el Colegio, en favor de nuestros colegiados, ha hecho que la lacra del desempleo no se haya cebado excesivamente con nuestros profesionales.
Además, dado que una de las preocupaciones esenciales del Colegio es el aspecto laboral y social de sus colegiados, se han establecido mecanismos como la bolsa de empleo, (con unos magníficos resultados) o la suspensión del pago de cuotas colegiales en caso de desempleo.
Además, en los próximos días verá la luz el último proyecto de índole laboral para nuestros colegiados denominado «empleodental.com», una potente herramienta de búsqueda de empleo en el sector dental que será completamente gratis para nuestros colegiados y que facilitará a todos los agentes del sector dental la contratación y movilidad de profesionales dentales.