«No concebimos un futuro sin la figura del higienista en la clínica dental»

Andrea Pardo Rivera, presidenta del Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Galicia (CPHDG)

«No concebimos un futuro sin la figura del higienista en la clínica dental»Reconocer el papel del higienista dental dentro del sector odontológico es uno de los objetivos que guían el día a día de Andrea Pardo, presidenta del Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Galicia. Este reto pasa, en gran medida, por impulsar y fomentar la formación del colectivo que representa. Un reciente convenio firmado a nivel autonómico entre los órganos colegiales de dentistas e higienistas y la Administración ayudará a conseguirlo.

—Recientemente se ha celebrado la I Reunión Conjunta de los Colegios Profesionales de Odontólogos y Estomatólogos de A Coruña (ICOEC) y el Colegio Profesional de Higienistas de Galicia (CPHDG). ¿Qué balance podemos hacer del encuentro?

—Ha sido muy positivo, el objetivo de esta reunión es elevar la sinergia del trabajo en equipo, aumentado así la motivación, cohesión y organización tan necesaria en la actualidad. Y nos hemos visto respaldados por más de 350 profesionales, 20 ponentes expertos en distintos campos de la Odontología y numerosas empresas del sector que querían estar presentes en esta pionera acción formativa. Y, debido al éxito obtenido y a la demanda constante y percibida de este tipo de reuniones, se repetirá anualmente.

—En este evento se dio a conocer un convenio que desarrollarán a nivel regional los colegios mencionados con el gobierno autonómico en materia de formación. En concreto, de Formación Profesional. ¿En qué consiste el mismo?

—Es un convenio muy completo en el que, por primera vez, el CPHDG podrá, de forma directa, colaborar y optimizar los recursos del complejo educativo del ciclo superior de Higiene Bucodental, velando así por la calidad de la enseñanza, que es uno de nuestros objetivos como colegio profesional.

—¿Cuáles son los puntos fuertes de este acuerdo?

—Como decía anteriormente, nos han dado la oportunidad de intervenir a los colegios, en este caso al ICOEC y al CPHDG, de forma directa en la ordenación del currículo formativo del higienista dental y en el reconocimiento de la experiencia profesional de los trabajadores de las clínicas dentales de nuestra comunidad. No podemos olvidarnos de que hay numerosos trabajadores en clínicas con gran experiencia profesional, pero sin ningún tipo de título, y esta situación hay que ordenarla de la mejor forma posible. Nos referimos a compañeros que cumplan los requisitos que se establezcan, para poder obtener así un título de auxiliar que les permita seguir trabajando dentro del marco legal. Por otra parte, se implementará en los centros de educación secundaria de toda Galicia la campaña informativa/educativa «Educa tu boca, cuida tu salud», impartida por un odontólogo y un higienista.

—¿Qué objetivos persigue el convenio?

—Entre los objetivos que podemos destacar en este momento serían: realización de un programa de formación profesional en clínicas dentales de profesionales colegiados; creación de un programa de bolsas de formación; obtención de certificados de profesionalidad mediante el reconocimiento de la experiencia profesional a auxiliares dentales; impulsar un sistema de formación dual (acciones mixtas de empleo y formación) y la realización de la campaña «Educa tu boca, cuida tu salud».

—¿Cómo es el nivel formativo de los profesionales de la higiene dental en nuestro país?

—Esta profesión tiene una carga elevada de conocimientos teóricos y, sobre todo, prácticos. Aunque está demostrado el alto nivel de profesionalidad de los higienistas en España, desde mi punto de vista, el actual currículo formativo concentra, en muy poco tiempo, una cantidad altísima de conocimientos teóricos y poca praxis. Es por ello que el CPHDG apuesta por el convenio que nos propone la Consellería de Educación en el que se verán aumentadas, a medida que los estudiantes vayan adquiriendo competencias, prácticas reales en centros de trabajo. Vemos con optimismo el nuevo borrador del currículo formativo que atañe al higienista dental donde se amplía el número de horas del ciclo y se profundiza en temas como Peridoncia, Implantología u Ortodoncia, tan demandadas actualmente. De todas formas, aconsejaríamos a los legisladores que se fijasen en currículos de otros países donde esta profesión está más arraigada, como por ejemplo, en EE.UU., donde nació nuestra profesión en el año 1913, y los higienistas son una figura bien diferenciada y asentada en los equipos de salud bucodental.

—¿A cuántos profesionales representa el CPHDG?

—Nuestro Colegio se constituyó en 2007 y, aunque no tiene una larga trayectoria, contamos con cerca de 350 colegiados. Evidentemente nos gustaría que hubiese muchos más, pero estamos contentos ya que, en el último año, hemos tenido un incremento de un 15% de altas, por lo que a nuestro parecer queda confirmada la necesidad de nuestro Colegio en Galicia.

—¿Qué acciones lleva a cabo?

—El CPHDG intenta dar el mayor servicio posible a los colegidos en todos los campos que nos son atribuibles. Si bien es cierto que abarcamos todos los fines que tienen en común cualquier colegio profesional, el nuestro hace hincapié en poner la formación continuada al alcance de todos nuestros colegiados, con ponentes de primera línea de nuestra comunidad como garantía de profesionalidad, y también en algo fundamental para nosotros, que es hacer visible en la sociedad al higienista como figura de referencia dentro de la salud bucodental. Esto es importante porque existe un gran desconocimiento de nuestra profesión y creemos que, dando a conocer nuestras aportaciones profesionales al trabajo diario en una consulta dental, aumentará también nuestra presencia en las mismas.

—Desde la perspectiva y el conocimiento que le otorga su cargo, ¿qué momento vive la profesión de higienista dental?

—Evidentemente, al igual que todos los profesionales que trabajamos en la Odontología, el presente está siendo duro y hay una subida marcada de colegiados en desempleo. Tenemos que demostrar a diario nuestra valía dentro de una clínica dental, tener actualizados nuestros conocimientos, por supuesto, y saber adaptarnos a las demandas actuales de la sociedad. Aparte de la crisis actual que afecta a todos, el higienista tiene que demostrar que es imprescindible dentro del equipo bucodental, ya que tristemente para nosotros hay algunos –los menos– compañeros odontólogos que aún no nos ven necesarios dentro de su equipo, y, hoy por hoy, una clínica moderna que responda a las demandas de la sociedad con las garantías y profesionalidad necesarias, no se concibe sin un equipo dental completo. Las funciones del higienista están bien diferenciadas entre auxiliares y odontólogos, y en ningún caso son excluyentes sino complementarias.

—¿Cuáles son los retos inmediatos que debe afrontar?

—Como retos inmediatos de los higienistas y, a nuestro parecer, a nivel estatal, introducir al higienista dental dentro del ámbito hospitalario como consejero y supervisor de los cuidados e higienización de los pacientes. Debemos de tener presente la importancia del cuidado y mantenimiento de la salud bucodental de estos pacientes y adaptarlos a las necesidades individuales de cada uno de ellos. Por otro lado, como vengo repitiendo a lo largo de esta entrevista, es crucial dar visibilidad y reconocimiento al higienista, y esto sólo se conseguirá con la unión y el esfuerzo de todo nuestro colectivo a nivel nacional.

—¿Cómo se presenta el futuro de los profesionales de la higiene dental?

—Es una pregunta difícil de contestar, pienso que al futuro hay que adaptarse a medida que va llegando.

Hay que recordar que la mayor parte del trabajo de un higienista se desarrolla en la prevención de enfermedades. Esta prevención, aparte de ser importantísima para la salud, a la larga es un ahorro, y en esta época se agradece.

Creo que en Galicia se está trabajando de una forma seria y rigurosa en la importancia de la salud bucodental y su mantenimiento, y se está combatiendo el intrusismo, dando la máxima garantía a nuestros pacientes. El futuro lo vemos trabajando los colectivos unidos, el CPHDG y el ICOEC fueron los primeros en apostar por este objetivo, pero todos los colegios de odontólogos de Galicia se han sumado al mismo desde el primer momento. Creo que todos tenemos claro, al igual que el Colegio Profesional de Protésicos de Galicia, que el futuro está en manos de todo el equipo, y es necesaria la implicación de cada profesional que constituye el equipo de salud bucodental.

Me va a permitir terminar la entrevista diciendo que el CPHDG ve el futuro de los higienistas aportando su profesionalidad en todas las consultas dentales, no concebimos un futuro sin la figura del higienista en la clínica dental. •