Según un estudio elaborado por Fenin

En una caída del 45% en los últimos dos años, cifran desde la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), la inversión en renovación de equipamiento médico y hospitalario. El mayor retroceso se ha producido en 2012, llegando a ser casi inexistente la inversión en material sanitario y reposición de los equipos tecnológicos, situándose la inversión a niveles del año 2000.
El debilitamiento económico y el elevado déficit público están repercutiendo en la financiación del Sistema Nacional de Salud, relegando así a un segundo plano las inversiones en tecnología sanitaria en detrimento de la calidad y la seguridad asistencial. Y es que, según alerta la Federación, la obsolescencia tecnológica de los equipos de diagnóstico o de terapia limita la capacidad asistencial y la seguridad de los pacientes y profesionales que los utilizan, además de comprometer seriamente el nivel tecnológico del parque hospitalario español.