El Consejo General de Dentistas, a instancias de algunos de sus colegios, como el de Murcia, ha trasladado al Ministerio de Sanidad la necesidad de la creación de númerus clausus, limitando las plazas de los alumnos que cada año se matriculan en las facultades de Odontología, así como limitar el incremento de facultades, «que está constituyendo un dispendio inútil de recursos».

En el escrito remitido se muestra la preocupación sobre el empeoramiento del ejercicio de la Odontología provocado principalmente por el exceso de profesionales, el paro y los cambios en el modelo de la práctica dental, y  se pone de manifiesto que esta situación podría llevar a un empeoramiento de la prestación de servicios odontológicos con las consecuencias negativas que acarrearía para la salud de la población.

El Consejo alerta de que en España ya hay más del doble de los dentistas necesarios, con uno por cada 1.476 habitantes, cuando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que haya un profesional por cada 3.500.

La Odontología fue la profesión sanitaria de España que experimentó el mayor incremento en su colegiación, pasando de 29.070 en 2011 a los 31.261 en 2012.