La consecuencia de la plétora profesional entre los dentistas ha elevado el paro hasta el 22 % entre los colegiados de los años 2010 y 2012. Además un 7 % de los licenciados en ese mismo periodo no se dedican a la Odontología. El Colegio de la Primera Región pide el establecimiento de numerus clausus en las facultades.

El 22 % de los dentistas colegiados en los años 2010 a 2012 se encuentran en paro, y un 7 % de los licenciados en ese mismo periodo se dedica a una actividad que nada tiene que ver con la Odontología. Es decir que uno de cada tres dentistas, el 29 %, está en situación de desempleo o no puede ejercer la profesión en España, según el estudio sobre «Inserción laboral de los odontólogos» realizado por el Colegio de Odontólogos de la Primera Región (COEM) entre sus colegiados en el que se compara la situación de los colegiados del periodo 1992-2005 frente a los del septenio 2006-2012.

Los datos extraídos de esta encuesta revelan que aumenta la condición de asalariado y trabajador irregular (sin contrato) en perjuicio de la figura del autónomo, que antes de 2006 era del 78,6 % y desde entonces se reduce al 53,3 %. Ahora los asalariados representan casi el 42 % frente al 20 % en los licenciados hasta 2005, y el 5 % frente al 1 % en el caso de asalariados sin contrato.

La plétora profesional ha llevado a multiplicar por tres las recomendaciones de la OMS de un dentista por cada 2.500/3.000 habitantes, como en el caso de Madrid, donde hay un dentista por cada 930 habitantes. Unas cifras que han hecho que el COEM pida el establecimiento de numerus clausus en las facultades de Odontología.