Jezabel Blanco Alonso

Resumen

Hoy en día la estética representa una parte fundamental de nuestra sociedad y se refleja en muchos aspectos de la vida, desde el aumento de técnicas de cirugía estética hasta la elevada repercusión de la moda en los estilos de vida cotidiana. La Odontología no ha quedado atrás y ha incorporado nuevas técnicas y materiales que permiten mejorar la estética dental de nuestros pacientes, mejorando así su aspecto facial.

La sonrisa tiene una gran influencia sobre la estética facial, siendo el tercio inferior el de mayor repercusión. Además, muchas de las alteraciones de la misma son fácilmente modificables mediante técnicas sencillas y rápidas, como la realización de carillas, directas o indirectas, de diferentes materiales (resinas compuestas o acrílicas, porcelanas).

El objetivo de nuestro trabajo ha sido realizar una revisión bibliográfica y puesta al día acerca de estos materiales mediante una búsqueda en diferentes bases de datos científicas.

Palabras clave: resinas compuestas, composites, anterior, carillas, restauración directa.

Introducción

Actualmente, nadie duda que la demanda en los tratamientos odontológicos estéticos ha aumentado, pudiéndose observar cómo los pacientes muestran mayor interés, no solo por mejorar su aspecto funcional, sino también el estético (1).

Acompañando a esta tendencia, la Odontología, desde el desenvolvimiento de la técnica de condicionamiento ácido del esmalte por Buonocuore y del desenvolvimiento de las resinas compuestas por Bowen, está evolucionando de forma continua principalmente en lo que respecta a la técnica adhesiva, garantizando al clínico y al paciente la oportunidad de alcanzar resultados funcionales y estéticos a largo plazo.

Debido al periodo actual de desenvolvimiento de las propiedades mecánicas de las resinas compuestas y del perfeccionamiento de los sistemas adhesivos (2), las indicaciones de los procedimientos adhesivos se tornaron relativos, es decir, ya no existe la posibilidad de indicaciones o contra-indicaciones autoritarias y rígidas, que limitaban mucho la utilización de procedimientos estéticos. Actualmente, podemos decir que la indicación está más a criterio del profesional, que debe tomar en cuenta la situación clínica, los conocimientos científicos y la destreza manual.

Descargar/