Un total de 55 colegiados asistieron los días 7 y 8 de junio al curso «Cómo ser empresario sin dejar de ser dentista», impartido por el Dr. Primitivo Roig, quien comenzó su exposición con la descripción de conceptos primordiales de gestión, insistiendo en el hecho de que todo dentista debe considerarse empresario, independientemente de que trabaje por cuenta propia o ajena.

Durante el curso, el doctor analizó múltiples aspectos de la realidad diaria actual de la profesión, la importancia de una gestión eficaz, y las estrategias a desarrollar para optimizar el trabajo en la consulta. También hizo hincapié en la importancia del trabajo en equipo y de que todos los miembros del mismo se encuentren motivados, así como en la necesidad del dentista de delegar determinadas tareas, y cómo llevarlo a cabo para lograr la máxima eficiencia posible.

También describió las características de los pacientes hoy en día, su relación con el dentista, y cómo ésta ha cambiado en los últimos tiempos, detallando técnicas de fidelización que se deben poner en marcha, para lograr un incremento progresivo de la cartera de pacientes satisfechos. Finalizó el curso incidiendo en la importancia de una gestión eficiente, y cómo la misma supone un valor añadido a la calidad de los tratamientos.