Ramón Soto-Yarritu, presidente del COEM; Antonio Alemany, director general de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud; y Silvana Escuder, responsable de la Comisión de Compromiso Social del COEM.

En el marco del encuentro, organizado por el colegio madrileño y por la Fundación COEM, se presentó el «Estudio y Análisis de la equidad en salud, una visión en salud oral» que analiza la situación mundial y española y las posibles soluciones para dar respuesta a las necesidades actuales.

Las comunidades autónomas del norte de España presentan, por lo general, una prevalencia de caries infantil por debajo de la media nacional, mientras que las que cuentan con un índice mayor que la media son comunidades del sur, según el «Estudio y Análisis de la equidad en salud, una visión en salud oral», presentado en el marco de la IV edición de las jornadas sobre Odontología Social del COEM.

Las jornadas, organizadas por la Comisión de Compromiso Social, y la recién creada Fundación COEM, con la colaboración de la Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO), se centraron este año en «Salud Oral y Desigualdad», y contaron con la presencia de Antonio Alemany López, director general de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud.

Para la doctora Silvana Escuder Álvarez, responsable de la Comisión de Compromiso Social del COEM, «el objetivo de estas jornadas es sensibilizar a la población y a la profesión sobre la necesidad de incluir la salud oral en el concepto general de salud e implicar a todos los agentes –profesionales, administraciones, industria, universidades y población general– como la única forma de combatir la desigualdad en salud oral».

Mapa de situación

Las desigualdades en salud bucal son una realidad en nuestro país. Las hay entre regiones, con diferente desarrollo socio-económico, y entre grupos poblacionales por su pertenencia a un nivel social u otro. Además, las diferencias por nivel socio-económico para el global de España, parecen haberse acentuado en la última década.

La diferencia más acusada la encontramos entre País Vasco, con una prevalencia a los 12 años del 26,2% y un índice CAOD (que mide el promedio de dientes careados, ausentes por caries y obturados) de 0,52, y Canarias, con una prevalencia del 51,9% y una media de 1,51, una diferencia que representa, en términos relativos, el doble de afectación por enfermedad.

Uno de los autores del estudio, el doctor Francisco Javier Cortés Martinicorena, reconoce que «en España es necesario integrar la salud bucodental en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y elaborar directrices políticas y estratégicas en este campo, así como tener en cuenta las diferencias sociales, culturales y económicas que la propia sociedad contiene».

Enfoque preventivo en países pobres

En general, existen notables desigualdades en la salud bucal, la atención y los recursos en el mundo. Así, el 20% de la población mundial acumula el 70% de la patología bucodental y, ni los recursos, personal sanitario, ni las políticas de salud se ajustan a esta realidad. «En los países desfavorecidos es necesario un enfoque más preventivo. Si no, llegaremos a constatar que se está ofreciendo prevención a los que más tienen y tratamiento de baja calidad a los que menos», señala el doctor Juan Carlos Llodra, profesor de Odontología Preventiva y Comunitaria de la Universidad de Granada.

Las jornadas finalizaron con un foro en el que participaron once ONG que centran sus acciones en el ámbito de la ayuda dental.