El Colegio de Dentistas de Aragón ha hecho público un comunicado relativo «a determinado incidente ocurrido entre un dentista y su paciente» en el que lamenta que «un hecho puntual que afecta a un determinado profesional acabe alcanzando a todo el colectivo al que pertenece, convirtiéndose en blanco de todas las críticas».

El hecho a que se refiere el comunicado colegial ocurrió el pasado mes de marzo cuando el odontólogo de Zaragoza F.J.G.S., de 39 años, arrancó a una paciente el puente que le había colocado días antes por una discrepancia en el presupuesto final.

Por eso, «sin perjuicio del mayor o menor interés informativo que pueda tener el caso», el Colegio de dentistas aragonés demanda «de los creadores de opinión, especialmente de las redes sociales, el máximo rigor y responsabilidad a la hora de emitir juicios sobre la cuestión».