El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) ha advertido sobre los riesgos que entraña dejar de acudir a la consulta del dentista, tanto para la salud bucodental como para la salud general, ante la tendencia observada en un elevado número de pacientes que están acudiendo a la clínica cuando la extracción es la solución a su problema, o están dejando de acudir por la situación económica.

Para la institución colegial, la falta de recursos económicos está motivando una alarmante disminución de pacientes que acuden al dentista, lo que está modificando el motivo de las visitas que, en un elevado porcentaje de casos, han pasado de la prevención a la extracción.

Esta tendencia ha sido valorada por el colegio como una vuelta atrás en los principios básicos de la prevención y la salud bucodental, que tira por tierra los progresos alcanzados hasta la fecha por la sociedad española, en cuanto a hábitos saludables se refiere. Asimismo, los odontólogos valencianos opinan que este paso directo a la extracción, significará retornar al uso de la dentadura postiza para muchas personas, ante la imposibilidad de costear la sustitución de esas extracciones por piezas fijas.

En este sentido, desde el ICOEV se ha incidido en la necesidad de acudir al dentista para las revisiones periódicas, informando de que cuando se produce dolor dental es debido a que ya existe un problema serio, que generalmente pasa por una afectación del nervio que necesita un tratamiento más complicado, e incluso, en ocasiones, lleva a la pérdida de la pieza. Según el colegio, además, muchas de estas intervenciones están siendo realizadas por intrusos profesionales sin la formación acreditada, con los graves riesgos para la salud que este hecho lleva aparejado.

Asimismo, el ICOEV ha lanzado un mensaje de alerta frente a cómo determinadas empresas y odontólogos están aprovechando esta situación en beneficio propio, utilizando para ello publicidades engañosas con las que se encubren motivos económicos que generalmente están por encima de la propia salud del ciudadano.