Investigación americana

Investigación americana

«El cuerpo de los individuos obesos produce citoquinas sin descanso, proteínas con propiedades inflamatorias que pueden lesionar directamente los tejidos de las encías o reducir el flujo de sangre a éstos», declara la doctora Charlene Krejci, autora principal de una reciente investigación publicada en General Dentistry, revista de la Academia de Odontolgía General (AGD).

Actualmente, esta infección inflamatoria crónica que afecta a las estructuras circundantes y de soporte de los dientes, indican los autores, «está presente en la mitad de la población norteamericana de 30 años o más». Ésta produce por sí misma su propio conjunto de citoquinas, «lo que aumenta aún más el nivel de estas proteínas inflamatorias en el torrente sanguíneo del cuerpo», manifiestan. De cualquier forma, «aún no ha sido descubierto» si el factor de riesgo es causa de la enfermedad o viceversa, según reconoce el portavoz de la AGD, el doctor Samer G. Shamoon. Lo que sí afirma el experto que se ha constatado es que «es importante visitar al dentista al menos dos veces al año para que éste pueda evaluar los riesgos de desarrollar enfermedades en las encías y, si es así, ofrecer estrategias preventivas».