Prestigiosos profesionales se reunieron en este congreso multidisciplinar con el objetivo de dar a conocer las posibilidades diagnósticas de la Kinesiología Médica Odontológica.

Una treintena de especialistas participaron en el XII Congreso SEKMO Córdoba 2012, celebrado en el Parador Nacional de La Arruzafa, en torno al tema «Tratamientos Multidisciplinares en Kinesiología Médico Odontológica y Posturología». Este encuentro multidisciplinar supuso un intercambio enriquecedor y los asistentes pudieron comprobar los beneficios de esta ciencia que ve al paciente de manera integral y que busca la curación del enfermo en su totalidad. En palabras del presidente del XII Congreso SEKMO, Pedro Ángel Moreno, la boca es el origen y punto de referencia en la formación y desarrollo del ser humano, y posee una «tremenda interrelación» con la respiración, la fonación, el equilibrio y la postura, la información y el proceso de la visión, la maduración intelectual y afectiva, el proceso de integración de los sistemas de equilibrio vestibular, cervical, óptico y podálico y su modulación oclusal y dental. Al encuentro asistieron numerosos especialistas de diversas áreas sanitarias: odontólogos, pediatras, rehabilitadores, neurólogos, reumatólogos, oftalmólogos, ORL, medicina deportiva, medicina del dolor, homeópatas, podólogos, ópticos-optometristas, protésicos dentales, logopedas, psicólogos…; destacando el extraordinario buen ambiente en el que se dieron a conocer las posibilidades diagnósticas y terapéuticas de la Kinesiología. El congreso contó con reconocidos dictantes como el Dr. Wilson Aragao, quien transmitió sus amplios conocimientos en fisiología oral y expuso de manera magistral el inapreciable valor de la respiración nasal. Asimismo, explicó de forma práctica cómo emplear su ingenioso «Regulador de Función Aragao» (RFA) para tratar diversos problemas, como dolores crónicos, trastornos del sueño, enfermedades en las vías aéreas respiratorias, problemas estomacales e intestinales, estética facial, postura y equilibrio.

También hubo tiempo para apreciar la ciudad. Los participantes disfrutaron del espectáculo de luz y sonido «Alma de Córdoba» en la Mezquita y tuvieron la oportunidad de deleitarse con la gastronomía local.