El Dr. Carlos Aparicio, junto a Anna Ferrer, presidenta de la Fundación Vicente Ferrer, y Luis Tejerina, director general en Plénido.

«Zygomatic Implants: the anatomy-guided approach» es el título de la obra, resultado de años de formación e investigación en una materia en la que el Dr. Aparicio es pionero.

El Dr. Carlos Aparicio, director médico de la Clínica Aparicio de grupo Plénido y actual presidente de la Asociación Española de Odontología Mínimamente Invasiva, presentó en Barcelona su libro «Zygomatic Implants. The anatomy-guided approach», donde explica su nueva técnica de implantes cigomáticos, resultado de años de formación e investigación sobre esta materia de la que es pionero en Europa.

El nuevo libro ha sido publicado por la editorial científica Quintaessence y recoge los orígenes y el posterior refinamiento de esta técnica, además de una amplia relación de casos prácticos reales en los que este tipo de implantes han solucionado la grave mutilación oral que padecen muchas personas.

En la presentación del libro ante la prensa, pudimos comprobar los testimonios de primera mano de tres pacientes tratadas hace años por el Dr. Aparicio. María Jesús Zambrano, Rosario Benet y Teófila Marcos destacaron el antes y después que habían experimentado en sus vidas tras la intervención realizada por el doctor. «Volvería a pasar por ello», «lo recomendaría a todo el mundo» y «me ha cambiado la vida» son los titulares que cada una de ellas nos dio en sus divertidos y emocionantes testimonios.

Claves de la técnica

Gracias a esta nueva técnica de implantes cigomáticos, pacientes sin hueso para colocar implantes convencionales pueden recibir una prótesis dental fija en pocas horas, sin injertos, sin anestesia general o zona dadora. De esta manera, una técnica de relativa complejidad se convierte en un procedimiento mínimamente invasivo ya que su aplicación simplifica y minimiza el tratamiento del paciente.

«Nos encontramos en el asentamiento de una nueva era en el mundo de los implantes dentales, porque en estos momentos hemos establecido las bases para un tratamiento efectivo y predecible de la atrofia maxilar, que simplifica y reduce las complicaciones de las alternativas anteriores que conllevaban injerto de hueso, hospitalización y anestesia general», afirmó el Dr. Carlos Aparicio durante la presentación.

Existen diversos procedimientos y técnicas alternativas para la colocación de implantes en el maxilar con poco hueso, pero durante décadas, la atrofia del proceso maxilar se ha tratado mediante grandes injertos. Entre ellas el relleno del seno maxilar incluyendo, bien hueso tomado de diferentes zonas (cadera, mentón…), o sustitutos ajenos al paciente, lo que puede aumentar la frecuencia de las complicaciones así como las molestias derivadas de la propia cirugía.

El nuevo procedimiento de implantes cigomáticos desarrollado por el Dr. Aparicio, publicado recientemente en el European Journal Oral Implantology, está especialmente indicado en los casos de ausencia de estructura ósea o fracasos de implantes anteriores, evita injertos de hueso y facilita el lugar de anclaje definitivo para unos nuevos dientes fijos, lo que supone una solución rápida y eficaz.

Se han llevado a cabo estudios y documentado alternativas a los procedimientos de injerto óseo. La utilización del hueso cigomático como zona de anclaje para implantes orales largos fue desarrollada originariamente por el Prof. Branemark y publicada por primera vez por éste y por Aparicio para la rehabilitación del maxilar atrófico.

Comparado a otras alternativas con procedimientos de aumento óseo, la técnica disminuye las complicaciones permitiendo la rehabilitación rápida de los pacientes, ofreciéndoles función y estética muy satisfactorias y proporcionándoles una vida social normal.

Los beneficios de la venta de este libro serán destinados a la Fundación Vicente Ferrer, cuya presidenta Anna Ferrer, presente en el acto, destacó el apoyo del Dr. Aparicio a su organización, colaborando en diversos proyectos en la India, «gracias al cual se ha podido atender sanitariamente a cientos de niños en la unidad de Neonatología del Hospital de Bathadapali y se han construido casas a muchas familias que vivían en cabañas».