El abuso de golosinas, alimentos azucarados y pegajosos y bebidas azucaradas puede provocar caries muy tempranas e infecciones importantes, incluso en dientes de leche.

Los buenos hábitos de limpieza bucal, una alimentación saludable y las visitas periódicas al dentista son algunas de las pautas que los padres deben llevar a cabo para que sus hijos tengan una correcta salud bucodental. El último estudio sobre salud bucodental realizado por Sanitas durante el primer cuatrimestre de 2012, revela que el 65% de los padres españoles evita que sus hijos consuman alimentos con mucho azúcar. Sin embargo, casi la mitad de los padres de familia encuestados cree que el consumo diario de golosinas no perjudica la salud dental de los pequeños.

El abuso de golosinas, alimentos azucarados y pegajosos y bebidas azucaradas, puede provocar caries muy tempranas e infecciones importantes, incluso en dientes de leche. «Si no se tratan caries en dentición temporal, éstas pueden avanzar y destruir el tejido dentario hasta llegar a afectar al nervio», explica el Dr. Germán Zarandieta.

La primera visita al dentista

La edad en la que los niños visitan por primera vez al dentista influye a la hora de prevenir posibles problemas dentales en la infancia. Según este estudio, la edad media en que los niños conocen la consulta dental es a los 6 años. El 35% de los padres lleva a sus hijos al dentista por primera vez a esa edad, mientras que el 28% de padres de familia lo hace cuando sus hijos tienen entre 4 y 5 años de edad.

Sobre la frecuencia de visitas al dentista en la infancia, el Dr. Zarandieta recomienda que los pequeños acudan al dentista cada seis meses para hacer una revisión y para realizar fluorizaciones. «Es importante crear en los pequeños el hábito de acudir al dentista de forma regular, no sólo cuando tienen un problema», afirma el médico estomatólogo. Sin embargo, el 45% de los padres reconoce que lleva a sus hijos al especialista sólo una vez al año.

Cabe destacar la actitud de los padres hacia los buenos hábitos de higiene dental de sus hijos durante la infancia. Más de la mitad de los padres de familia encuestados (52%) asegura que sus hijos comenzaron a limpiarse los dientes desde muy pequeños.

Los niños españoles comienzan a tener patologías dentales a edades tempranas. El 64% de los niños, de entre 6 y 15 años, afirma haber tenido algún problema dental durante el último año. Según el Dr. Zarandieta, «las patologías más comunes en la dentición infantil son las caries, los traumatismos y la gingivitis, que generalmente se debe a una higiene incorrecta».

Por último, citar un aspecto positivo del estudio: el 63% de los niños de entre 6 y 15 años destaca que su salud bucodental es muy importante, comparada con el resto de aspectos de la salud.