Una medida para la reactivación económica

Una medida para la reactivación económica

La práctica totalidad de las áreas industriales de la ciudad de Madrid podrá albergar pequeñas y medianas superficies comerciales, establecimientos de hospedaje, hostelería y ocio –hoteles, bares, cafeterías, restaurante y actividades recreativas–, además de otros servicios terciarios y dotaciones públicas y privadas, como centros de enseñanza y clínicas que no precisan hospitalización, como las dentales o veterinarias. Así lo ha dispuesto el Ayuntamiento de Madrid mediante la aprobación de tres planes urbanísticos que flexibilizan y amplían el uso de los suelos industriales, con el objetivo de agilizar el desarrollo económico, reforzar la competitividad y crear focos de inversión capaces de generar empleo.

Con el nuevo enfoque del Gobierno municipal se simplifica el procedimiento para la localización de las actividades permitidas, economizando los recursos tanto de la Administración como de los emprendedores particulares, y se suprimen obstáculos normativos para agilizar el desarrollo económico y crear focos de inversión capaces de generar empleo. Asimismo, atiende la demanda de organizaciones empresariales ligadas a estas áreas, y beneficia a los trabajadores de las industrias y oficinas localizadas en estos polígonos, ya que contarán con este tipo de comercios y servicios de los que ahora carecen.