Dr. Luis Cuadrado de Vicente

Si hay algo que caracteriza el tratamiento de los casos en los que encontramos déficit óseo, junto a la ausencia dental, es el uso de distintas técnicas de una manera secuencial distanciadas en el tiempo, que permita la mayor reconstrucción de tejidos a fin de obtener el mejor resultado estético en aquellas zonas de gran compromiso, como el caso que presentamos.

Al mismo tiempo, el uso de diferentes técnicas secuenciado en el tiempo viene marcado en la actualidad por una gran tecnificación.

La fase de diagnóstico ha de ser lo más exhaustiva posible, ya que de ella depende en gran medida el resultado final del tratamiento. De ahí la necesidad de usar estudios mediante CBCT o TAC y programas de reconstrucción 3D y de cirugía guiada, introduciendo en la exploración la información de la prótesis final que queremos colocar al paciente.

Presentamos en esta ficha clínica un caso muy demostrativo, en el que se han usado diferentes técnicas de tratamiento, de exploración, de planificación guiada y de cirugía guiada, en este caso la primera cirugía guiada realizada con Nobel Replace Conical Connection. Se trata de una paciente (clase III) con ausencia dental en sector premaxilar superior de varios años de evolución. Sin antecedentes de interés que contraindiquen el tratamiento, la exploración inicial mediante CBCT pone de manifiesto una intensa atrofia en anchura en dicho sector. La paciente es portadora de una PPR que compensa la pérdida tridimensional con un gran faldón vestibular.

Se realiza el estudio protético previo, realizando una férula protética con la posición y estética final que queremos conseguir en la paciente. Introduciendo esta información en Nobel Clinician, programa de cirugía guiada, se pone de manifiesto la gran discrepancia entre el hueso remanente y nuestro objetivo. Realmente, confirmamos que en la zona donde deberíamos colocar los implantes, el hueso, sencillamente, no existe.

Es obvio que necesitamos aumentar la anchura, espesor óseo, hasta un punto que nos permita dar volumen a la zona, tener hueso para colocar los implantes y, lo que es más importante, permitirnos modelar el marco rosa, el tejido blando, allá donde va a estar nuestra prótesis final.

Descargar/