Marcel Martín pone a disposición de los lectores de Gaceta Dental su conocimiento y experiencia para resolver las dudas y problemas que se presentan en la práctica diaria. Pueden hacernos llegar sus consultas por e-mail: redaccion@gacetadental.com, indicando «para el consultorio de fotografía digital». Las cuestiones serán atendidas lo antes posible, por orden de recepción.

Sr. Marcel, sigo atentamente sus consejos a través de Gaceta Dental y le aseguro que me están sirviendo para mejorar continuamente el nivel de mis fotografías. Tengo una duda: ¿qué diferencia hay entre tubo de extensión, tubo de aproximación y teleconvertidor?

El tubo de extensión y el tubo de aproximación es exactamente lo mismo y su función es permitir aproximarnos más a lo que queremos fotografiar para que el motivo a fotografiar nos quede más grande en el fotograma.

Por ejemplo, si el objetivo que tenemos en la cámara nos permite una distancia mínima de enfoque de 20 centímetros al ponerle el tubo de extensión o aproximación nos permitirá poder hacer una toma a una distancia más cercana. Depende del tamaño del tubo; cuanto más largo sea, más nos permitirá acercarnos. Esta fórmula aplicada a la fotografía dental tiene el riesgo de llegar a tocar la cara del paciente en el momento de enfocar y eso no es recomendable.

El teleconverter o duplicador de distancia focal es totalmente distinto. Su función nos permite hacer la misma toma que haríamos pero a más distancia. Por ejemplo: con el mismo objetivo que en el caso anterior del tubo de extensión, la toma que haríamos a 20 centímetros, si le ponemos un teleconverter x2 la podremos hacer a unos 40 centímetros. Lo que nos está haciendo es duplicar la distancia focal, es decir, un objetivo de 50 mm. nos lo convierte en un 100 mm. Hay teleconverters que multiplican x1,4, x2 y x4.

Tanto el tubo de extensión como el teleconverter van puestos entre el objetivo y el cuerpo de la cámara y el pequeño inconveniente que tienen es que pierden algo de luminosidad.

———————————————————————————————————————————————-

Tengo una gran duda: ¿cómo debo hacer las fotografías con mi cámara digital?. Hay quien me dice que en Raw, otros que en Tiff y otros que en Jpg. Hasta ahora siempre las he hecho con Jpg y creo que no me quedan mal. ¿Usted que me aconseja?

En mi modesta opinión, le diré que si usted fuera fotógrafo profesional yo le aconsejaría que disparara en formato Raw. Pero este no es su caso. Yo todas las fotografías que hago indudablemente las realizo en formato Raw, pero soy fotógrafo.

Trabajar en formato Raw requiere procesar posteriormente todas las fotografías con el ordenador y guardarlas en Tiff o Jpg. Va a perder mucho tiempo y no creo que merezca la pena. Yo que usted no me complicaría la vida y dispararía en Jpg con la mínima compresión (máxima resolución) y colocando los parámetros correctos tanto en la cámara como en el flash para hacer una buena toma y las fotografías le quedarán perfectamente bien.

Otra opción que tiene es disparar en Raw+Jpg, si en Jpg las fotos han quedado bien quedarse con esas y si hay que ajustar algunas hacerlo desde Raw. Aunque como ya le he dicho, dispararía con Jpg y si ha de ajustar alguna foto lo hace a través de Photoshop con los ajustes básicos. Así tiene el tema solventado.

En las últimas generaciones de cámaras el formato Jpg a la mínima compresión da una calidad extraordinaria.