Según informan desde la Junta Directiva de la Sociedad Española de Implantes (SEI), las querellas interpuestas contra la Sociedad por quien fue en su día miembro de la Junta Directiva han sido definitivamente archivadas, demostrándose así la falsedad de las imputaciones penales que se hacían en las mismas.

En los últimos años, algunos miembros de la Junta Directiva de la SEI habían sido objeto de comentarios difamatorios, tuviendo que acudir, incluso, en calidad de imputados a los tribunales.