El Círculo de Odontólogos y Estomatólogos (COE) se creó a finales de 2008 y su impulsor fue el doctor Carlos Campara Gálvez, odontólogo desde hace más de 30 años. Esta asociación tiene como finalidad la defensa de los odontólogos y estomatólogos poniendo a su disposición un conjunto de medios materiales y, sobre todo, personales, para conseguir acuerdos con empresas que todos los dentistas necesitan para el desarrollo de su profesión, con el fin de ser más competitivos, ágiles y estar asesorados permanentemente.

Defienden el retorno a una odontología más tradicional, vocacional, frente a la competencia de empresarios cuya única motivación es el beneficio económico. Una de las innovaciones que ponen a disposición del odontólogo es facilitar el traspaso de las clínicas de dentistas que se quieran jubilar a jóvenes profesionales, a los cuales el titular de la clínica forma durante un periodo de cinco años en el que ambos trabajan juntos, cediéndoles así no sólo la clínica y la cartera de pacientes, sino algo incluso más importante: la experiencia adquirida a lo largo de toda una vida de ejercicio profesional. Durante estos cinco años previos, el joven dentista va pagando con su trabajo parte del precio de la clínica y, transcurrido ese lapso, el COE le ayuda a encontrar financiación.

Pregunta. ¿Qué es el Círculo de Odontólogos y Estomatólogos (COE)?
Respuesta. El Círculo es una sociedad creada para ofrecer a sus asociados la posibilidad de tener a su alcance los medios y elementos de gestión y organización para facilitar su trabajo diario y alcanzar los objetivos de calidad y servicio al paciente más elevados, en bien de los intereses morales, intelectuales, materiales y económicos de los profesionales.

P. Cuando hablan de que el COE nace con “la vocación de cubrir las necesidades que tienen los profesionales del sector odontológico”, ¿a qué necesidades se refieren en concreto?
R. Las necesidades de los profesionales son muy variadas, pero siempre existen unas más comunes para la inmensa mayoría, como son:
— Que exista una comparación seria de todos los catálogos que nos mandan anualmente a la consulta para decidir a quién comprar y conseguir llegar a los mejores acuerdos con ellos.
— Que se visite y negocie profesionalmente con los bancos y demás entidades financieras para saber quién nos ofrecerá créditos para nuestros pacientes.
— Que se llame a las casas dentales para comparar precios de aparatología y el servicio postventa que nos ofrecen.
— Que se preste un asesoramiento en cuanto al tipo de publicidad que debe hacerse para captar más pacientes y seguir motivando a los que tenemos, sin tener que pagar por ello sumas desorbitadas por elegir una gran compañía.
— Que resulte posible hacer cursos a precios accesibles, etcétera.

P. Uno de los proyectos del COE que nos parecen más curiosos y, a la vez, más útiles es la asistencia que ofrecen a los profesionales en edad de jubilación que desean traspasar su clínica a un joven dentista formado por ellos. ¿En qué consiste este servicio? ¿Qué ventajas ofrece para el titular de la clínica y para su sucesor?
R. La labor de un profesional a lo largo de los años va generando confianza y lealtad en sus pacientes. El esfuerzo personal lleva a tener unos pacientes fieles. En consecuencia, esos pacientes se sienten abandonados cuando el dentista se jubila y deja su clínica.

Por otro lado, parece imprescindible aprovechar de alguna manera el cúmulo de conocimientos y la experiencia de esos profesionales veteranos. De ahí surge la idea de unir el interés del que se va y de quien llega, de tal forma que los nuevos profesionales, los más jóvenes, puedan aprender los aspectos prácticos de la profesión al lado de los maestros. Y además que puedan hacerse cargo de la clínica o de los pacientes de quien se jubila.

Para ello articulamos los modelos contractuales más convenientes en cada caso, atendiendo a las peculiaridades de cada uno de los interesados. Las circunstancias no son siempre iguales, pero hay dos características que no varían: formación y sucesión en la titularidad de la clínica. Para todo ello contamos con el apoyo y asesoramiento de un despacho de primer nivel en nuestro país, como es Jiménez de Parga Abogados.

P. ¿Qué otros tipos de servicios ofrecen al dentista asociado, a nivel de gestión, formación…?
R. Gestión de compra de material, descuentos prepactados sin mínimo de compra y sin que te cobren los portes, aparatología con un 25% de descuento (a precio de Expo todo el año), asesoramiento en publicidad (sponsors), web a precios prepactados y coherentes, financiación para los pacientes, formación continuada a precios accesibles que estamos intentando financiar y que pretendemos que se imparta por sociedades reconocidas en nuestro sector.

P. En todos estos temas, ¿se esfuerzan por aconsejar y buscar soluciones particulares, adaptadas a cada profesional asociado, a cada necesidad?
R. El Círculo escucha a todos los profesionales e intenta establecer una prioridad en los servicios más solicitados, pero siempre intenta asesorar al profesional que tenga un problema en particular o una necesidad concreta.

P. Se podría interpretar que, en alguno de estos ámbitos, el COE entra en competencia con las atribuciones de los colegios oficiales de dentistas, ¿es así?, ¿por qué?
R. El COE no compite con los Colegios de Odontólogos y Estomatólogos. Eso es imposible. Por un lado, el COE no tiene intención alguna de interferir con las competencias de los Colegios. Es más, el COE presta sus servicios únicamente a profesionales colegiados y, en consecuencia, respeta y pretende colaborar en la medida de lo posible con los propios Colegios.

Los Colegios son Corporaciones públicas que tienen unas funciones esenciales de representación y ordenación de la profesión determinadas por la Ley. Ahora bien, los Colegios sólo pueden hacer aquello para lo que la Ley les habilite y no otras cosas. No pueden entrar en un mercado libre de prestación de bienes y servicios. Es más, su posición institucional no se lo permitiría en ningún caso. Y si pretendieran hacerlo, podría ser tal su posición de dominio que distorsionaría en términos absolutos la competencia en el mercado, con las consiguientes consecuencias negativas para todos.

P. ¿Para qué sirve la Tarjeta COE y cómo funciona?
R. La Tarjeta COE es para financiar a los pacientes, hay tres puntos muy importantes en este logro:
— La Tarjeta es gratuita tanto para el profesional como para el paciente.
— Es un medio de fidelización para los pacientes, ya que sirve para todo el vínculo familiar y en el borde superior derecho lleva el nombre del doctor/clínica y el teléfono.
— Y la más importante, el paciente recibe información de que esa clínica pertenece a un odontólogo/estomatólogo, que es lo que debemos hacer notar, un profesional que estudió por vocación, trabaja y se jubilará como odontólogo/estomatólogo, ya que el COE y su financiación sólo se otorga a odontólogos y estomatólogos, no a empresarios gerentes de clínicas. Toda una garantía.

A petición de los profesionales, tenemos tres tipos de financiación:
— Hasta 12 meses sin intereses para el paciente.
— Veintiún meses con intereses compartidos.
— Hasta 48 meses, supuesto en el que el paciente paga los intereses.

Son las tres fórmulas más solicitadas por los asociados.

P. ¿Quiénes pueden asociarse al Círculo de Odontólogos y Estomatólogos? ¿Hay algún requisito que deban cumplir las clínicas que deseen sumarse al COE? ¿Y alguna incompatibilidad?
R. El Círculo sólo asocia a odontólogos o estomatólogos, la consigna es darles beneficios sólo a colegiados y ese es el único requisito que el asociado debe cumplir. Como excepción, acabamos de inaugurar un apartado para laboratorios de prótesis, ya que es necesario favorecer a los protésicos, pues están íntimamente ligados a nuestro trabajo, por lo tanto les vamos a ofrecer descuento en los materiales que utilizan, en los aditamentos de implantología y lo fundamental es que las empresas que trabajan con el COE les van a ofrecer formación en prótesis sobre implantes, para que la sintonía con su cliente, que es el dentista, sea perfecta.

P. ¿Cuántos socios tienen ya en toda España? ¿Predominan las pequeñas y medianas clínicas o las grandes empresas?
R. Ya son muchos los profesionales que se han asociado y crecemos día a día. Como el Círculo abarca desde las necesidades de las pequeñas clínicas hasta las de las más grandes, hay de todo. Si hay algo que los asociados valoran es que los proveedores no piden mínimos de compra y eso ya es un paso.

P. En su opinión, ¿qué es lo que hace diferente al Círculo de Odontólogos y Estomatólogos de cualquier otra empresa, asociación o institución que trate de ofrecer ventajas similares al colectivo odontológico?
R. No existe en estos momentos una empresa o asociación que se pueda comparar con el Círculo, ni tampoco deseamos compararnos con ninguna.

El COE tiene tres objetivos: el primero es que al dentista le salga rentable asociarse. Segundo: que se sienta asesorado y participe de lo que sucede y sucederá en el sector, porque el sector es “él”. Todo lo que tiene a su alrededor lo sustenta él, en una palabra, es el motor que genera todo en el sector de la odontología.

Y, en tercer lugar, que sienta al Círculo como lo que es, un grupo de gente que trabaja para él, para el sector, defendiendo sus intereses.