InicioNoticiasComparecencia de FENIN en la Subcomisión para el Pacto de Estado en...

Comparecencia de FENIN en la Subcomisión para el Pacto de Estado en la Sanidad del Congreso

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) considera “imprescindible y urgente” alcanzar un Pacto con todos los agentes que permita garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, “siempre manteniendo los principios básicos de cobertura universal, cohesión, calidad, equidad, innovación y seguridad”, ha asegurado su secretaria general, Margarita Alfonsel, durante su comparecencia en la Subcomisión para el Pacto de Estado en la Sanidad del Congreso el pasado 24 de febrero.

Asimismo, Alfonsel ha apuntado durante su comparecencia ante la Subcomisión para el Pacto de Estado en la Sanidad del Congreso de los Diputados que “el sector está dispuesto a colaborar al máximo para alcanzar este logro”. En este sentido, explica que el sector de Tecnología Sanitaria quiere ser un socio estratégico para participar en la definición de dicho Pacto.

Para ello, Alfonsel ha remarcado la necesidad de “garantizar un marco general que permita a las empresas de Tecnología Sanitaria seguir aportando valor al sistema sanitario”, mediante la incorporación de tecnologías innovadoras y coste/efectivas, “contribuyendo así, de manera decisiva, a la calidad y eficiencia del sistema”, ha añadido. También ha reclamado Alfonsel la defensa de una política general que mejore la actual situación de la balanza comercial en tecnologías sanitarias, y que fomente la innovación “para que la industria del sector continúe siendo un motor de desarrollo económico y social de nuestro país y contribuya al fortalecimiento de la economía española y al bienestar de la sociedad”, ha apostillado.

Redefinir el modelo económico
En última instancia, la secretaria general de Fenin considera que el Pacto en la Sanidad ha de ir acompañado de una “redefinición del modelo de financiación”, de tal manera que garantice “la suficiencia y la equidad con presupuestos realistas, suficientes y estables”. Para ello, estima necesario la optimización de los recursos y la eliminación de la creciente deuda sanitaria “que genera costes añadidos a la administración”. En concreto, el volumen total adeudado a la tecnología sanitaria es de aproximadamente 3.000 millones de euros, con un incremento volumen de deuda a lo largo de 2009 del 20% y un incremento de los plazos de pago en 2009 del 34,5%.

En este nuevo planteamiento del modelo, Alfonsel estima que se deben medir y valorar los resultados e impacto de la investigación en Tecnología Sanitaria sobre la calidad de vida del paciente, los rendimientos clínicos y los beneficios sociales que aporta. Para ello, concibe la necesidad de impulsar a la industria de tecnologías sanitarias como motor de desarrollo económico y de bienestar social “con una obligada evolución del concepto de ‘gasto’ al de ‘inversión’ en salud”, especifica.

Para ello, la secretaria general de Fenin ha propuesto siete aspectos para optimizar los resultados de la inversión en tecnología sanitaria: reducir los plazos de pago, ya que la morosidad genera gastos añadidos a la Administración y graves problemas a los proveedores; mayor coordinación entre las comunidades autónomas para un mejor uso de los recursos; adaptar los procedimientos de compra a criterios de valoración de la innovación; fomentar los resultados a medio y largo plazo frente a las inversiones cortoplacistas; optimizar los recursos a través de la mejora de la gestión de la innovación de procesos y nuevas fórmulas de financiación; incorporar a la tecnología sanitaria un tipo de IVA superreducido (del 4%) al igual que sucede con los productos farmacéuticos, e incidir en una medicina preventiva capaz de afrontar una población cada vez más envejecida y con un mayor número de pacientes crónicos.

Impulsar políticas de innovación
Relanzar las políticas de innovación en el sector de Tecnología Sanitaria es una pieza clave para garantizar un servicios sanitario de excelencia y hacerlo sostenible. En este sentido, Fenin propone el desarrollo de un programa conjunto del Ministerio de Industria, Sanidad y Ciencia e Innovación para el fomento de la competitividad de la industria de Tecnología Sanitaria (Programa Prosan) de similares características al Programa Profarma y que repercuta en forma de beneficios fiscales para las empresas que mayor esfuerzo realicen.

Asimismo, Alfonsel ha destacado durante su comparecencia la necesidad de tomar medidas para favorecer el intercambio de conocimientos entre los profesionales y las empresas “a través de la organización de foros y la creación de redes y plataformas de encuentro con el fin de dar respuesta a nuevas necesidades, mejorar los productos existentes y aportar soluciones concretas”.

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí