El Juzgado de instrucción número 27 de Barcelona ha admitido a trámite, con fecha 22 de febrero de 2010, la querella presentada por el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña contra las clínicas dentales Dental Line, por supuesto delito continuado de estafa, varios delitos de lesiones y diversos delitos contra la intimidad.

Según se recoge en el documento, dentro del apartado “razonamientos jurídicos”: “Del contenido de la causa se deduce claramente que nos hallamos ante delitos conexos, y ello por cuanto en las clínicas dentales denominadas Dental Line (que tenían varias sucursales en todo el territorio del Estado), y que eran propiedad de las mismas personas de los querellados (no se trataba de franquicias que pudieran plantear dudas sobre la personalidad jurídica) en las que trabajan personal dependiente de los querellados, es decir, supuestos asalariados de los mismos, cometiendo todos ellos materialmente las supuestas lesiones a los pacientes, quienes, a su vez, eran estafados por los querellados o su organización empresarial haciéndoles obtener créditos bancarios con que pagar las intervenciones odontológicas, y al ir a reclamar se han encontrado con los centros cerrados y los autores desaparecidos. El conjunto de actuaciones ilícitas llevadas a cabo por el centro o centros referidos con el nombre comercial de dental Line tienen todas ellas relación directa, no pudiéndose desglosar las distintas reclamaciones efectuadas, ni mucho menos individualizarlas, por lo que tratándose de hechos conexos respecto de los cuales el primer juzgado que tiene conocimiento de los hechos fue el de instrucción núm. 20 de Barcelona, con fecha 20 de octubre de 2009, y mientras que este juzgado de Instrucción núm. 27 lo tuvo el día 2 de noviembre de 2009, es por lo que procede rechazar la competencia y plantear cuestión jurisdiccional ante la Audiencia Provincial”.

Como recordarán nuestros lectores (ver Gaceta Dental, n.º 210, pág. 36) el COEC presentó esta querella criminal en los juzgados de Barcelona el pasado 27 de noviembre de 2009 contra los responsables de la cadena de clínicas Dental Line. Para presentar esta querella, el departamento jurídico de la entidad colegial recogió las demandas de 240 pacientes afectados.