El pasado 29 de octubre se presentó en su sede de Vitoria, la nueva Fundación Eduardo Anitua. Durante la presentación, en la que intervino el propio Dr. Eduardo Anitua, en calidad de promotor y presidente de la Fundación, se puso de relieve que uno de los fines principales por los que ha nacido esta entidad es el de transferir los resultados de los avances que se están registrando en medicina regenerativa “a líneas de investigación con un marcado carácter social y a impulsar actividades asistenciales para que los colectivos menos favorecidos puedan ser tratados con los últimos avances en biomedicina”.

En la presentación pública, el Dr. Eduardo Anitua estuvo acompañado por el Dr. Mikel Sánchez, traumatólogo de la Clínica USP La Esperanza y miembro del patronato de la Fundación, y por el Dr. Gorka Orive, profesor de la Universidad del País Vasco y coordinador científico del evento. Así, hizo hincapié en que desde su institución se va a impulsar “toda una serie de actividades asistenciales con distintas entidades del ámbito sanitario, especialmente con aquellas con dificultades para acceder a los últimos avances biomédicos en medicina regenerativa”.

Investigación y formación
La Fundación Eduardo Anitua, además de su vocación social, “va a impulsar la investigación biomédica aplicada a la medicina regenerativa y a la ingeniería de tejidos, en donde, gracias al desarrollo que hemos logrado con el plasma rico en factores de crecimiento después de casi 15 años de investigación, ocupamos una posición pionera y muy relevante en este campo internacionalmente”.

Tal y como se puso de manifiesto durante la exposición, ya se están empezando a realizar los primeros trabajos en áreas tan importantes como la regeneración del tejido cardiaco infartado, en donde las primeras investigaciones invitan a ser optimistas y a continuar profundizando en su investigación.

La divulgación científica de los avances que se registren en la actividad de la Fundación y en el campo de la medicina regenerativa entra, de igual modo, dentro de las labores que se plantea su entidad. En este sentido, la organización del I Simposio Internacional de Medicina Regenerativa Traslacional, organizado por la Fundación Eduardo Anitua el 31 de octubre en Vitoria, ha desempeñado un importante punto de inflexión en este ámbito y, sin duda, va a configurar una de las citas de referencia en toda España para los próximos años.

Líneas de trabajo
Las líneas de trabajo “a corto plazo” señaladas indican que, además de las áreas odontológica, estomatológica y maxilofacial, su actividad se centrará a corto plazo en nuevas líneas de actuación, entre las que se encuentran las lesiones traumatológicas, enfermedades degenerativas articulares, lesiones oculares, y patología cardiaca, entre otras.

En concreto, la primera de las líneas de trabajo que se señalaron se refiere a las enfermedades degenerativas articulares. De este proyecto integral, que comprende varios apartados, el Dr. Eduardo Anitua aseguró que se pondrá en marcha en 2010 con iniciativas ligadas a entidades asistenciales que trabajan en este ámbito y a varios colectivos de personas mayores.

Igualmente, otro de los aspectos sobre los que trabajará la Fundación será el tratamiento de úlceras en la piel y el apoyo a los problemas asociados a la existencia de la patología de pie diabético. En este campo, ya se han realizado varios trabajos preliminares que han conseguido resultados notablemente satisfactorios.

Formación
Según quedó de manifiesto tanto en la presentación de la Fundación como en el propio diseño de las instalaciones de su nueva sede, desde esta institución se va a impulsar “con todos los medios a nuestro alcance, la formación del profesional del futuro bajo los mayores estándares de calidad y actualización de los conocimientos”.

En este sentido, las nuevas instalaciones de la Fundación, “están completamente equipadas para la docencia, la retransmisión de intervenciones quirúrgicas por videoconferencia y la celebración de jornadas, congresos y simposios formativos”.