En la comarca levantina de la Marina Alta el servicio de salud de Odontopediatría tiene listas de espera de un año, según denuncia el diario Las Provincias en su edición del 10 de mayo, ya que un único odontopediatra con tres higienistas dentales se encarga de atender a los cerca de 25.000 niños de los centros de salud de las localidades Dénia, Xàbia, Benissa, Calpe y Pego, y pasa consulta cuatro días a la semana.

El medio valenciano cita ejemplos reales como el de una madre que acudió a solicitar cita para sus hijos con el odontopediatra en septiembre de 2008 y se la dieron para octubre de 2009, lo que representa 13 meses de espera.

Los habitantes de estas localidades no comprenden esta precaria situación y han solicitado que la Consejería de Sanidad o la empresa Marina Salud, encargada de la gestión sanitaria de toda la comarca, contrate a más dentistas para atender a los pequeños, ya que la mayor parte de las veces se ven forzados a acudir a una consulta privada. Sin embargo, con la actual crisis económica a algunos progenitores en situación de desempleo les resulta imposible efectuar este desembolso.

La empresa Marina Salud, consciente de la problemática situación se ha comprometido a ampliar el servicio.

La cobertura de este servicio, implantado desde hace años en la sanidad pública, abarca desde los primeros dientes de los pequeños hasta que los niños alcanzan los 14 años.

El especialista se encarga, entre otras cosas, de realizar la revisión dental anual, trata las posibles caries (obturación en dientes permanentes) y realiza endodoncias y los tratamientos necesarios para los traumatismos y malformaciones.