Álvaro Larriu Castro. Odontólogo. Especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar. Práctica privada y exclusiva de Ortodoncia. Pamplona

Introducción
En el momento de planificar un tratamiento debemos tener en cuenta una serie de objetivos:
• Estética facial.
• Estética dentaria.
• Oclusión funcional.
• Salud articular.
• Salud periodontal.
• Estabilidad.
• Satisfacer las necesidades del paciente.
Gracias a las enseñanzas del doctor Roth, comencé a comprender y estudiar la oclusión funcional entendiendo que en un caso tratado ortodóncicamente gran parte de su estabilidad estaría en el área de la dinámica funcional de la oclusión y que al preocuparnos de la oclusión y ATM estaríamos seguros de darle a nuestro paciente un tratamiento beneficioso para él.

La mandíbula deberá completar el cierre mandibular sin ser acomodada por una interferencia que produzca una variación del arco de cierre, cualquier anomalía oclusal que provoque una alteración del arco de cierre mandibular producirá una respuesta del sistema neuromuscular y con ello una acomodación mandibular.

Presentación del caso
Paciente de sexo femenino, de 13 años, y que acude a nuestra consulta remitido por su médico estomatólogo, debido a que presenta una discrepancia entre OC y RC, línea media superior desviada hacia la derecha y falta de espacio para la erupción del nº 13.

Examen clínico
Presenta un tercio inferior levemente aumentado (Figuras 1, 2, 3 y 4).
Al examinar su oclusión, vemos la línea 1/2 superior desviada a la derecha. Con el número 13 incluido y falta de espacio para la erupción del número 23, además, apiñamiento inferior. Clínicamente tiene una Clase I molar (Figuras 5, 6, 7, 8 y 9).


Examen modelos y articulador
El CPI de los modelos en articulador Panadent nos indica una discrepancia entre OC y RC, al montar los modelos en RC vemos cómo pasan a estar en Clase II dentaria y el paciente se hace más Clase II esqueletal (Figuras 10, 11, 12 y 13).




Examen radiográfico
Vemos el número 13 sin espacio para la erupción, los segundos molares en evolución intraósea, los segundos premolares superiores a punto de erupcionar.

Diagnóstico
Paciente dolicofacial (ortodóncico-quirúrgico), presenta Clase II esqueletal convexidad (7) y dentaria presenta apiñamiento superior -10 e inferior -6, el incisivo superior se encuentra en 83,8 y el inferior 86,
3, con el canino número 13 incluido (Figuras 14, 15 y 16).
Presenta buena relación entre BCP y AR y un goniaco inferior de 80,7.


Plan de tratamiento
Desechando su familia el tratamiento ortodóncico quirúrgico, se decide llegar a un compromiso dentario, advirtiéndoles que, si bien podremos llegar a una buena solución dentaria, su aspecto estético seguirá siendo de Clase II.
Realizaremos control vertical (eliminando interferencias de primeros molares y segundos cuando erupcionen, alineando, nivelando y coordinando arcos).

Etapas del tratamiento
Esperamos a que terminase la erupción de los segundos premolares superiores y decidimos realizar las exodoncias de los números 14, 24, 35 y 45, colocamos brackets 0,22 prescripción de Roth, comenzamos el tratamiento con arcos 0,16 nitinol, pasando a un 0,20 de acero, colocando un muelle comprimido entre los números 15 y 12 para centrar las líneas medias superiores y permitir la erupción del número 13 (se realiza la fenestración del nº 13 a cargo de la doctora Ana Rituerto), colocamos arcos 17 x 25 nitinol superior (Figuras 17, 18 y 19) e inferior, posteriormente 19 x 25 nitinol (Figuras 20, 21 y 22), seguimos con un arco DKL inferior (Figuras 23, 24 y 25) con gomas de Clase II que a nuestro juicio nos posibilita perder anclaje más fácilmente. Una vez conformada la arcada inferior, comenzamos con la arcada superior a perder anclaje (Figuras 26, 27 y 28), colocamos arcos de nitinol 19 x 25 (Figuras 29, 30 y 31), terminaremos de ajustar la oclusión con arcos braided y gomas de 1/8. La duración del tratamiento fue de 23 meses y al final del tratamiento hemos logrado los objetivos propuestos al comienzo del artículo (Figuras 32 a 40).
La superposición nos indica que logramos un control vertical de los molares y la mandíbula rotó ligeramente hacia delante, logrando proyectar el mentón y mejorando la estética (Figuras 41, 42 y 43).







Conclusiones
• Pensamos que la estabilidad de un caso ortodóncico se logra teniendo en cuenta los siete objetivos enumerados anteriormente.
• Nos parece que el objetivo del condilo en RC es fundamental.
• El articulador es un medio más de una serie de procedimientos utilizados que nos ayudan a diagnosticar, planificar y evaluar nuestro tratamiento y el único capaz de decirnos cuál es la discrepancia entre OC y RC en los tres sentidos del espacio.

Agradecimientos
A la doctora Ana Rituerto, por su confianza en la derivación del paciente.

Correspondencia
Álvaro Larriu Castro
C/ Bergamín, n.º 7 – 1.º izda.
31003 Pamplona • Navarra
Larriu@sikeytec.com v

Bibliografía
1. Roth RH. Comunicación personal. Curso de educación continuada 1993-1994. Santiago de Chile.
2. Roth RH. Functional oclusion for the orthodontist. J. cli. Ortod. 1981 (15, 32-51, 100-23, 174-98, 246-65).
3. Ricketts RM. Orthodontic diagnosis and planning. Vol. 2. Rocky Mountain Data System, USA, 1982.
4. Anka Sapunar P. Diagnóstico en RC. Filosofía del Dr. H. Roth. Revista Chilena de Ortodoncia (2000). Vol. XVII, n.º 1. Enero-junio 2000.