Araceli Morales Sánchez. Presidenta de la Sociedad. Española de Implantes. Madrid

La nueva Junta Directiva de la Sociedad Española de Implantes está integrada por jóvenes profesionales que reúnen dosis enormes de ilusión, nuevas ideas y energía para dar a la SEI todo el impulso que merece mediante el trabajo conjunto. En este sentido, su presidenta, la doctora Araceli Morales, anuncia cambios en el funcionamiento de esta sociedad, mejores servicios a los afiliados y una mayor colaboración con otras entidades científicas y con las firmas comerciales.

En resumen, una renovación profunda pero respetando el trabajo de las juntas directivas anteriores, quienes han conseguido situar a la SEI en la posición de privilegio que ocupa actualmente.

Pregunta. La renuncia de Feliciano Salagaray a la presidencia de la SEI, después de casi cincuenta años vinculado a esta sociedad, imaginamos que les ha dejado un enorme vacío.
Respuesta. Así es, porque el doctor Salagaray ha sido el fundador de la sociedad y, a lo largo de todos estos años, ha estado presente en todas las juntas directivas y, en cierta manera, ha sido el alma de la Sociedad, cosa que a nosotros nos llena de orgullo. Por lo tanto, su renuncia por motivos de salud representa una gran pérdida para la Sociedad Española de Implantes. Él encarna la formidable labor realizada por las anteriores juntas directivas, ya que la Sociedad Española de Implantes no es sino el resultado del esfuerzo realizado por todos los que nos han precedido.
Sobre esta base hay que seguir construyendo y renovar muchas cosas.
P. ¿Bajo qué criterios se ha elegido a los miembros de la actual Junta Directiva?
R. La Junta Directiva no es otra que aquella votada en las urnas en las últimas elecciones. Lo único que ha suceddido es una reestructuración, ya que las dimisiones de los doctores Salagaray, de la Fuente y Morales, obligaron a ello.
Por lo demás, nuestros estatutos nos permiten recabar la presencia de un mayor número de vocales, y así se decidió. De manera que, desde la más absoluta legalidad, se ha producido la incorporación de nuevos compañeros, y puedo asegurar que es un privilegio contar con el concurso de todos y cada uno de los componentes de esta renovada Junta.
Ahora está como vicepresidente el doctor Mariano Sánchez Biarge y, como tesorero el doctor Pedro Fernández-Palacios Ruiz. El secretario general es el doctor José Francisco Quijada Carrera y figuran como vocales los doctores Antonio Bowen y Luis Ilzarbe.
Han entrado, como nuevos vocales, por un lado el doctor Juan Carlos Asurmendi Zulueta y la doctora Inmaculada González Morán, así como los doctores Francisco Pina Ramón y Manuel Zaragoza Peñalver.
P. ¿Han pensado en darle un nuevo rumbo a la SEI, abrir nuevas líneas de actuación, mejorar algunos servicios?
R. Francamente, sí. Insisto, respetando y apoyándonos en lo bueno y mucho que se ha hecho y desde el agradecimiento más sincero a todos quienes nos han precedido. Tenemos un equipo formado por gente joven, con muchísimas ideas interesantes, con muchas ganas de trabajar y de mejorar el funcionamiento de la Sociedad Española de Implantes. Somos una sociedad abierta a todos. Ya estamos conversando con otras sociedades para futuras colaboraciones, y ni que decir tiene que deseamos estrechar lazos con la industria.
Vamos a llevar a cabo una profunda renovación.
P. ¿Este afán de renovación va a alcanzar también a los programas de formación que desarrolla SEI?
R. La Sociedad Española de Implantes siempre ha estado muy comprometida en ese sentido. De hecho, hay un gran número de proyectos en marcha que se irán materializando progresivamente.
P. Después del éxito del último Congreso, celebrado en Barcelona, ¿cuándo volverá a organizarse una reunión científica se similares características?
R. En el año 2004 y aquí, en Madrid. Será un congreso internacional, en el que la Junta Directiva está ya trabajando con diligencia y acierto. Quiero destacar el interés de que está siendo objeto y lo satisfechos que estamos ante la la expectación que estamos despertando a nivel internacional.
Deseo agradecer la enorme respuesta que estamos obteniendo de numerosos profesionales españoles, norteamericanos y un gran número de colegas latinoamericanos. Todos ellos compondrán, sin duda, un cartel extraordinariamente atractivo.
Proyectamos crear un Premio Emiliano Sada para las mejores comunicaciones libres.
P. ¿Cuántos socios tiene la Sociedad Española de Implantes en estos momentos?
R. Alrededor del millar de socios de toda España, lo que supone una cifra muy destacable para una sociedad científica
P. ¿Qué aportan estos socios a la SEI y qué prestaciones reciben?
R. Aportan, sobre todo, ilusión, que es algo fundamental. En este periodo que ahora se inicia, estamos deseando recibir sus ideas y conocer sus necesidades.
En cuanto a lo que reciben, creemos que podemos darles mucho más. Con esa intención se está trabajando. Vamos mejorando nuestra página web, nuestra sede acoge un gran número de actividades. Y son muchas las ideas que la nueva junta tiene para aportar a nuestros socios.
Quiero, eso sí, en este punto, reconocer el trabajo que a diario llevan a cabo nuestro secretario técnico, don Miguel Ángel Gutiérrez, y la señorita Yvonne López Balmaña, responsable de comunicación. Actúan con una enorme diligencia y coordinación con la Junta.
P. La SEI publica una revista científica en la que colaboran sus asociados, ¿qué planes tienen para mejorar esta publicación?
R. La revista va a pasar a editarse en Barcelona. Hasta ahora se hacía en Madrid, y vamos a intentar introducir cambios para mejor. Hay un grupo de compañeros que están trabajando muy duro para impulsarla, al frente de los cuales, como director, está el doctor Esteban Padullés. Vamos a conseguir que cada vez tenga un mayor nivel científico.
P. Antes ha hablado del excelente nivel que tiene la Implantología española.
R. Eso es algo en lo que todos coincidimos: la Implantología española es, sin duda, una de las mejores del mundo.
Contamos con nombres realmente sobresalientes, así como con una labor callada, en las consultas diarias, de altísima calidad.
La SEI quiere ser un lugar de referencia y consenso en ambos casos.
Y tampoco deberemos olvidarnos de la importantísma tarea que desarrolla la industria implantológica nacional e internacional. El desarrollo de sus investigaciones nos permite avanzar a nosotros.
Es encomiable el esfuerzo de todas y cada una de las casas comerciales, y permítame un recuerdo especial para aquellos que, desde España, van abriendo caminos aquí y allende nuestras fronteras.
P. ¿Desea añadir algo más?
R. Pues, si me los permite, sí. Quisiera, en este punto, rendir un pequeño tributo a alguien que siempre, y de una forma eficacísima en el último decenio, ha hecho tanto, y tan bueno, por la SEI: Emiliano Sada. Yo creo que muchos somos deudores de su saber y de su calidad humana. Es un ejemplo de entrega, estoy segura, para todos los miembros de esta Junta actual, tan ilusionada y unida. Desde aquí, nuestra más entrañable gratitud y nuestro cariño. Con figuras como él, como el doctor Salagaray, y otras especiales personas que nos han precedido, ¿cómo no vamos a trabajar con entusiasmo por la SEI? v